Interior integrará a los Mossos y la Ertzaintza en el núcleo duro de la lucha antiterrorista
  1. España
La policía autonómica participará en el citco

Interior integrará a los Mossos y la Ertzaintza en el núcleo duro de la lucha antiterrorista

El CITCO, el órgano encargado de la inteligencia contra el crimen organizado y el terrorismo, tendrá nuevos miembros. En concreto, las policías autonómicas de Cataluña y el País Vasco

Foto: Agentes de los Mossos d'Esquadra. (EFE)
Agentes de los Mossos d'Esquadra. (EFE)

La lucha contra el crimen organizado y el terrorismo tendrá nuevos protagonistas. El Ministerio del Interior y los Gobiernos del País Vasco y Cataluña ultiman la incorporación de la Ertzaintza y de los Mossos d'Esquadra en el 'núcleo duro' del organismo que se encarga de realizar labores de inteligencia antiterrorista. O lo que es lo mismo, ambas policías autonómicas tendrán acceso a la información que maneja el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), que depende directamente del secretario de Estado de Seguridad, número dos del Ministerio del Interior.

La función principal de este centro es “la recepción, integración y análisis de la información estratégica disponible en la lucha contra todo tipo de delincuencia organizada, terrorismo y radicalismo violento”.

El acuerdo no está todavía cerrado, pero ya circula un borrador en el que se deja bien claro que corresponde al director del CITCO proponer al secretario de Estado de Seguridad la estrategia nacional contra el terrorismo, lo que se considera compatible con la presencia de las policías autonómicas en su organigrama. De hecho, el último documento recuerda que el Estatut de Cataluña concede a los Mossos d'Escuadra competencia como policía judicial y la investigación criminal, incluido el crimen organizado y el terrorismo.

Ambas policías autonómicas tendrán acceso a la información que maneja el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado

Las negociaciones entre Interior y la Generalitat catalana se producen semanas después de un grave incidente entre cuerpos policiales que presuntamente puso en peligro una redada de yihadistas en Sabadell. El incidente acabó en un cruce de acusaciones entre el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y el conseller del mismo ramo, Ramon Espadaler, por un presunto chivatazo de dos policías que puso en riesgo la detención de una célula yihadista investigada por los Mossos. El ministro Fernández Díaz llegó a decir que “la lucha antiterrorista no se puede dejar en manos de los que no tienen el más mínimo sentido de Estado”. Desde entonces, ha habido presiones para aumentar la coordinación entre policías.

El juez de laAudiencia NacionalSantiago Pedrazllegó a investigar a dos policías por "un presunto delito de revelación de secretos y colaboración terrorista", pero finalmente decidió el archivo de la causa.

El acuerdo, en todo caso, tiene una clara interpretación política. Entre otras cosas, porque los Mossos formarán parte del núcleo duro de las decisiones antiterroristas en unos momentos en que la Generalitat busca afanosamente reconocimiento y legitimidadinternacional para su estrategia independentista. Y si en un asunto existe ahora cooperación internacional es en la lucha contra el yihadismo.

El acuerdo habilita a la policía autonómica catalana a incorporarse al Sistema de Coordinación de Investigaciones (SCI-SICOA) “en iguales condiciones que el resto de proveedores”, y reconoce al CITCO “como órgano competente para la resolución de controversias en investigaciones concurrentes en su territorio”. Es decir, que Interior tendrá la última palabra. La policía catalana participará en calidad de organismo titular en los términos previstos en un real decreto aprobado en octubre pasado.

Transparencia y auditorias

El acuerdo, en todo caso, y debido a “la sensibilidad de la materia y en orden a la transparencia” habilita a realizar las auditorias que pudieran ser solicitadas en investigaciones concretas realizadas por los Mossos.

Desde el punto de vista operativo, lo relevante es que la policía de la Generalitat nombrará un interlocutor con el CITCO “con capacidad para tomar las decisiones oportunas para el funcionamiento eficaz del sistema”. Incluida la capacidad para activar determinados protocolos contra el crimen organizado firmados con anterioridad. El compromiso formal de ambas partes se plasma en un punto en el que se deja claro que ambas policías “garantizan el intercambio de información e inteligencia oportunas de carácter estratégico” en relación con todo tipo de delincuencia organizada “o especialmente grave, terrorismo y radicalismo”.

Lo que se persigue es infiltrase en las redes de criminalidad terrorista para conocer su operativa, sobre todo en zonas como Cataluña, un territorio clave

El documento, igualmente, establece que ambas policías compartirán los sistemas formativos de los agentes en materias como el blanqueo de capitales y otros delitos conexos. Para ello, se faculta a los responsables policiales a celebrar reuniones y a mantener “permanentemente actualizado” un punto de contacto. Incluso, la policía de la Generalitat podrá destinar un funcionario de forma permanente en el centro contra el terrorismo y el crimen organizado.

La colaboración entre las policías autonómicas viene ya de lejos, pero nunca había alcanzado el núcleo duro de la lucha contra el terrorismo. De hecho, ya forma parte de organismo como el Sistema Automático de Identidad Dactilar (SAID) o el Sistema Automático de Identificación Biológica (SAIB).

El CITCO nació en octubre de 2014 fruto de la integración del Centro Nacional de Coordinación Antiterrorista y del Centro de Inteligencia Contra el Crimen Organizado. Las labores de inteligencia son, en este sentido, fundamentales.

Según datos del Ministerio del Interior, al menos el 20% de las personas encarceladas en España por presunta pertenencia al terrorismo yihadista entre 2005 y 2011había estado ya en prisión por la comisión de otros delitos. Es decir, que lo que se persigue es infiltrase en las redes de criminalidad terrorista para conocer su operativa, sobre todo en zonas como Cataluña, considerada un territorio clave por la amplia comunidad islámica.

Terrorismo Crimen organizado Transparencia Audiencia Nacional Proveedores Santiago Pedraz
El redactor recomienda