ANUNCIAN MOVILIZACIONES Y UNA HUELGA DE 48 H

Sindicatos y universidades preparan una "respuesta brutal" ante el "ataque" de Wert

El Sindicato de Estudiantes ha iniciado la ronda de contactos con el resto de asociaciones para unir fuerzas y preparar una batería de movilizaciones

Foto: Una manifestación contra las políticas de José Ignacio Wert en Madrid. (Efe)
Una manifestación contra las políticas de José Ignacio Wert en Madrid. (Efe)

El Sindicato de Estudiantes ha iniciado una ronda de contactos con el resto de asociaciones de profesado y padres para unir fuerzas y preparar una respuesta “clara, brutal e inminente” contra el proyecto de decreto aprobado este viernes en el Consejo de Ministros. La medida impulsada por el Ministerio de Educación de José Ignacio Wert, que promete ser la última batalla educativa antes de las elecciones generales, permitirá a las universidades ofertar grados de tres años y másteres de dos (denominado 3+2) a la par que mantiene el actual plan de carrera de cuatro años y posgrado o máster de uno voluntario (4+1).

La comunidad universitaria se ha puesto en pie de guerra y la semana que viene anunciará una batería de movilizaciones de todo tipo junto a la fecha elegida para una “gran huelga” de 48 horas. Según explica Ana García, portavoz del Sindicato de Estudiantes, esta última medida del Ejecutivo ‘popular’ “devalúa por completo los títulos de grado, que pasarán a valer nada en el mercado laboral”. Los cálculos de los sindicatos basados en los precios de las matrículas prevén un gasto de entre 15.000 y 20.000 euros por alumno con este nuevo programa, algo “inasumible” dice García, para cualquier familia media.

Además, la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) se reunirá en una asamblea extraordinaria el próximo lunes para valorar la aprobación de este real decreto. El pasado mes de octubre las máximas autoridades universitarias pedían a Educación actuar "sin prisas" a este respecto para evitar lo que se puede convertir en un verdadero desbarajuste, porque en su opinión, reformar el sistema de titulaciones cuando apenas han finalizado sus estudios las primeras generaciones del Plan Bolonia y quedando estudiantes incluso del plan anterior es como mínimo “imprudente”.

El ministro de Educación, José Ignacio Wert. (Efe)
El ministro de Educación, José Ignacio Wert. (Efe)

Lo que sí parece bastante improbable es la convivencia de ambos sistemas de titulación en las universidades públicas. En palabras del ministro Wert, el 3+2 “busca la alineación con los países más importantes de nuestro entorno” y aquellos estudiantes que opten por él, “adelantarán su salida laboral un año”. Unas afirmaciones que incendiaban el viernes las redes sociales con el hashtag #Noal3más2, en las que se empezó a hablar de una nueva generación perdida. Aquella que, si se mantiene o ha cursado el régimen de cuatro años -aprobado en 2010 en todo el territorio nacional con el polémico Plan Bolonia-, podría quedarse fuera del mercado laboral ante la imposibilidad de competir con los titulados en tres años, o con los más cualificados que se especializan con el máster en 5.

Pero el discurso entonado este viernes por el ministro Wert a través de su plan tiene muchos puntos idénticos al inicial de Bolonia. Éste terminó por implantarse en todas las comunidades españolas en 2010 a cargo del ministro socialista Ángel Gabilondo. El gran “proyecto de europeización” de la Universidad se sustentaba precisamente en la adaptación y unificación de los criterios educativos en todos los centros de Europa. El principal objetivo era y sigue siendo en la actualidad, la adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior. Para ello entonces se reinventó el sistema de carreras universitarias de cuatro años (excepto algunas como Medicina y Arquitectura) y la creación de nuevos créditos universitarios comunes (pasaron a llamarse ETCS), en los que cada uno equivale a entre 25 y 30 horas semanales (suman las horas de clase y de trabajo en casa).

Manifestantes sujetan un cartel en Madrid. (Efe)
Manifestantes sujetan un cartel en Madrid. (Efe)

Otro de los grandes pilares que sustenta el Plan Bolonia y –uno de los señalados por el titular de Educación con el plan de 3+2–, es la firme apuesta por la movilidad entre estudiantes españoles y extranjeros, una universidad europea “sin fronteras”, que se apoya sobre todo en las becas Erasmus. Becas, que sin embargo, miles de españoles vieron reducidas a un tercio de lo que esperaban tras los recortes aprobados por Educación en noviembre de 2013. En los últimos años, la mayor reducción tuvo lugar precisamente entre 2012 y 2013, momento en el que la partida del Gobierno destinada a este programa pasó de 36,7 millones de euros hasta 15,2.

La Oposición se levanta contra la reforma

Prácticamente todos los grupos políticos de la oposición se mostraron en contra de la decisión. El secretario general del PSOE en el Senado, Óscar López, que tildó de “aberrante” la reforma universitaria, anunció que pedirá la comparecencia del ministro Wert y le acusó de ser tan "corrosivo" para la educación como la aluminosis para los edificios. 

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, anunció directamente vía Twitter, que propondrá a la comunidad universitaria andaluza "no aplicar" la reforma universitaria "porque devalúa lo público y perjudica a los estudiantes". En la misma línea, Izquierda Unida acusó el decreto del Gobierno de querer únicamente " encarecer el precio de la educación universitaria", algo que simplemente “es un negocio para el Banco Santander” y sus préstamos universitarios”.

El Consejo de Ministros aprobó este viernes además el cese de Federico Morán como secretario general de Universidades, a quien sustituirá el catedrático Juan María Vázquez Rojas. Morán abandona el puesto en el Ejecutivo para iniciar la carrera por el rectorado de la Universidad Complutense, como ya publicó este diario.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
32 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios