Tarjetas 'black': la Fiscalía pide imputar a otros 27 consejeros de Caja Madrid
  1. España
POR "ADMINISTRACIÓN DESLEAL"

Tarjetas 'black': la Fiscalía pide imputar a otros 27 consejeros de Caja Madrid

La Fiscalía ha solicitado al juez Andreu que impute a 27 miembros del Consejo de Administración de Caja Madrid y Bankia por el uso fraudulento de las tarjetas black

Foto:

La Fiscalía Anticorrupción ha solicitado al juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu que impute a 27 miembros del Consejo de Administración de Caja Madrid y Bankia por el uso fraudulento de las tarjetas 'black', que supuso para la entidad un coste de 15,5 millones de euros entre 2003 y 2012.

Según ha podido saber El Confidencial, el Ministerio Público ha remitido un escrito al magistrado que investiga la fusión, creación y salida a bolsa de Bankia y el uso de estas tarjetas opacas, solicitando que impute a los miembros del Consejo que hicieron un uso fraudulento de ellas, en las que cargaron gastos personales durante casi una década.

Los fiscales encargados del caso consideran que estos consejeros podrían haber cometido un delito de administración desleal que incluso podría llegar a ampliarse a otro de apropiación indebida, según avance la investigación. Según recoge el Código Penal, la administración fraudulenta cuando “los administradores de hecho o de derecho o los socios de cualquier sociedad constituida o en formación, que en beneficio propio o de un tercero, con abuso de las funciones propias de su cargo, dispongan fraudulentamente de los bienes de la sociedad o contraigan obligaciones a cargo de ésta causando directamente un perjuicio económicamente evaluable a sus socios, depositarios, cuentapartícipes o titulares de los bienes, valores o capital que administren, serán castigados con la pena de prisión de seis meses a cuatro años, o multa del tanto al triplo del beneficio obtenido”. La conducta típica en este delito consiste en el abuso de las funciones propias del cargo que se concreta en la disposición fraudulenta de los bienes de la sociedad y en contraer obligaciones a cargo de esta.

La Fiscalía ya denunció estos hechos después de recibir un informe del FROB en el que fijaba que consejeros y directivos de Caja Madrid se gastaron un total de 15.494.500 euros con las tarjetas 'opacas', emitidas al margen del circuito general y cuyos cargos gestionaban de forma separada al resto de tarjetas de empresa de la entidad. Según los datos de la Fiscalía, de los más de 15 millones de euros, tres se gastaron en restaurantes, dos se retiraron en efectivo, más de 1,5 se destinaron a desplazamientos y viajes, más de un millón de euros se gastó en grandes superficies, cerca de 800.000 euros en hoteles y unos 700.000 en ropa y complementos.

Uso personal indebido

Precisamente, el hecho de que tres de los directivos no hicieran uso de estas tarjetas es para los investigadores un indicio de que era posible advertir lo indebido de un uso personal o impropio.

Tras recibir esta denuncia, el juez Andreu decidió abrir una pieza separada y citar como imputados a los dos expresidentes de la entidad, Miguel Blesa y Rodrigo Rato, para quienes se fijó una fianza por responsabilidad civil de 16 millones y tres millones de euros respectivamente, así como al exdirector general de la caja, Ildefonso Sánchez Barcoj, quien salió del interrogatorio sin ninguna fianza. Tanto el juez como la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que confirmó esta decisión, consideran que ambos eran conocedores del uso fraudulento de estas tarjetas, y por ser la cabeza de la entidad son los principales responsables de ello.

Entre los miembros del Consejo de Administración que hicieron uso de esas tarjetas están los elegidos por el PP Estanislao Rodríguez Ponga (255.400 euros), Ricardo Romero de Tejada (212.200 euros), José Manuel Fernández Norniella (175.400 euros), Alberto Recarte (139.900 euros) o Jesús Pedroche (132.200 euros). Entre los beneficiarios también se encuentran los del PSOE Antonio Romero: (252.000), Ramón Espinar: (178.400), o José María Arteta: (139.000), además de José Antonio Moral Santín (Izquierda Unida, 456.500 euros), o los miembros de Comisiones Obreras Pedro Bedia, Juan J. Azcona, Rodolfo Benito y Francisco Baquero. Se une a ellos Gonzalo Martín Pascual, de UGT; o Gerardo Díaz Ferrán, por parte de la CEOE. Entre algunos de los nombres de Bankia que utilizaron estas tarjetas aparecen Luis Blasco, Carmen Cafranga, Virgilio Zapatero, Enedina Álvarez, Jorge Gómez Moreno, José Ricardo Martínez o Arturo Fernández.

La Fiscalía deja fuera a los directivos

El escrito de la Fiscalía llega después de la declaración la semana pasada de los dos peritos de España que elaboraron el informe sobre la salida a bolsa de Bankia, en el que se introdujo un análisis de las tarjetas 'black'. Tras su interrogatorio, la acusación representada por UPyD solicitó a Hacienda la imputación de 81 directivos de la entidad y de Bankia que disfrutaron de esas tarjetas opacas al considerar que las afirmaciones de los peritos en sede judicial apuntalan los indicios de la comisión de varios delitos por parte de aquellos para los que se pide la declaración como imputados. Los fiscales matizan esta petición de la acusación y consideran que, por ahora, sólo se debe citar a una parte de los usuarios de estas tarjetas.

En su escrito, los abogados de la acusación señalan que el “uso indebido de los fondos de la entidad”, que mencionan los peritos en su informe, no pudo hacerse “sin la activa participación de los beneficiarios de dichas tarjetas, que conociendo su ilicitud las utilizaron para finalidades que nada tenían que ver con su actividad profesional”, destaca en su escrito remitido al juez.

Desde que se conoció el informe de los peritos del Banco de España, las defensas han intentado desacreditar su contenido, que concluía que “la voluntad de ocultación de la existencia de estas tarjetas y sus gastos asociados es clara y la motivación para hacerlo también, teniendo en cuenta el escándalo producido al conocerse los hechos”.

Caja Madrid Rodrigo Rato
El redactor recomienda