los expertos, divididos

¿Entrará en la cárcel la infanta Cristina?

Hace sólo unos pocos años habría parecido imposible que una infanta de España, Cristina de Borbón, hija de Rey y ahora hermana de otro, se sentaría en el banquillo

Hace sólo unos pocos años habría parecido sencillamente imposible que una infanta de España, Cristina de Borbón, hija de Rey y ahora hermana de otro, hubiese sido imputada por corrupción. Y muy pocos habrían dado por cuerdo a quien asegurase que, además, un modesto juez de Palma, José Castro, sentaría en el banquillo a esa misma infanta por dos delitos fiscales. Así que, a estas alturas, ya no resulta disparatado preguntarse si la infanta Cristina puede acabar entre rejas.

Sus abogados han intentado hasta el último momento que el juez archivase la causa contra la hermana de Felipe VI porque ni Hacienda (es decir, la supuesta perjudicada por los delitos fiscales que se imputan a la Infanta) ni la Fiscalía han presentado acusación contra ella. En definitiva, han intentado hacer valer, aunque sin éxito, la llamada doctrina Botín, según la cual si el fiscal y la acusación particular piden el sobreseimiento de la causa, no cabe la posibilidad de abrir juicio oral sólo a iniciativa de la acusación popular, que en aquella ocasión fue ejercida por una asociación de inversores y clientes que pidió 180 años de cárcel para el presidente del Banco Santander por unas cesiones de créditos.

El juez Castro, por el contrario, ha recordado en su auto otra sentencia del Supremo, totalmente contradictoria con la anterior y conocida como doctrina Atutxa. En aquella ocasión, el que fuera presidente del Parlamento vasco fue condenado por un delito de desobediencia por negarse a disolver el grupo parlamentario Sozialista Abertzaleak. Y lo fue tras la única petición de la acusación popular, por entender el alto tribunal que el delito de desobediencia a la autoridad judicial afectaba a bienes de titularidad colectiva. Y, como ha advertido Castro en alusión a los presuntos delitos fiscales de la Infanta, "Hacienda somos todos".

El Tribunal Constitucional dictaminó posteriormente que la doctrina Botín y la doctrina Atutxa son casos distintos, y no llegó a aclarar cuál debe ser el criterio a seguir. Así que, en lo que afecta a la infanta Cristina, la última palabra la dirá la Audiencia Provincial de Palma, donde se celebrará el juicio oral, previsiblemente, en el segundo semestre de este año. Será en las cuestiones previas a la vista oral cuando el fiscal y los abogados de la hermana del Rey volverán a reclamar que se aplique a ésta la doctrina Botín para que sea definitivamente apartada de la causa.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
39 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios