LOS SERVICIOS DE INTELIGENCIA LO NEGARON

Nicolás detalló tanto el CNI que la Policía preguntó a 'la Casa' si era uno de sus espías

La parte más comprometida del testimonio que realizó el pequeño Nicolás en comisaría tiene que ver con su presunto vínculo con el CNI, que detalló durante horas

Foto: El 'pequeño Nicolás', en el Palacio Real durante la ceremonia de coronación de Felipe VI.
El 'pequeño Nicolás', en el Palacio Real durante la ceremonia de coronación de Felipe VI.

La biografía del pequeño Nicolás tiene sombras tan alargadas que algunas de ellas se han colado en la investigación policial sobre este presunto estafador de 20 años. El joven aportó tantas pruebas en comisaría sobre su hipotética conexión con el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) que la Policía Nacional llegó a preguntar a los servicios de inteligencia si realmente había trabajado en algún momento para ellos. Según fuentes cercanas a las pesquisas, el CNI respondió a esa solicitud negando tajantemente haber tenido algún tipo de vínculo con el acusado y se descartó esa relación.

La Unidad de Asuntos Internos de la Policía detuvo a Francisco Nicolás Gómez Iglesias el pasado 14 de octubre tras varias semanas de investigación. Una vez en comisaría, el acusado de estafa, falsedad y usurpación de funciones públicas prestó declaración durante siete horas. Y ese testimonio, que fue ratificado posteriormente por el propio Nicolás en presencia de su abogado, está siendo de enorme valor para la instrucción judicial del caso.

El contenido de esa declaración es tan sensible que el magistrado que ha asumido el procedimiento, Arturo Zamarriego, titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Madrid, ha decretado una medida extraordinaria para un simple caso de estafa como el secreto de sumario, una decisión que en la práctica impide a las partes acceder a cualquier detalle de la investigación.

El joven, junto al empresario Arturo Fernández
El joven, junto al empresario Arturo Fernández

 

Sin embargo, algunos de los pasajes de ese documento han trascendido. Según ha podido saber El Confidencial, el pequeño Nicolás ofreció a la Policía una prolija descripción de las relaciones que presuntamente habría cultivado durante los últimos meses con la élite del poder político y económico de la capital, a pesar de su corta edad. Su relato incluiría nombres, fechas y lugares que tendrán que ser comprobados por el instructor del caso, aunque algunos de ellos ya han sido reconocidos por las personalidades involucradas. Es el caso del actual secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, uno de los dirigentes más citados en esa declaración.

Con todo, la parte más comprometida del testimonio que realizó el pequeño Nicolás en comisaría tiene que ver con su presunto vínculo con el CNI. Según las fuentes preguntadas, el joven dedicó gran parte de su declaración a tratar de convencer a la Policía de que trabajaba para los servicios de inteligencia. El chico ofreció nombres y datos para tratar de sostener esos contactos. Y en algunos momentos la descripción fue tan precisa que los agentes llegaron a contemplar la posibilidad de que efectivamente tuviera algún tipo de vínculo con el CNI.

Para tratar de despejar esa incógnita, la Policía decidió entonces solicitar directamente a los servicios de inteligencia que aclararan si habían mantenido algún tipo de relación con Nicolás, precisan las mismas fuentes. Y la respuesta no tardó en llegar: el CNI rechazó haber mantenido ningún tipo de relación con el chico y aseguró que su testimonio sólo era fruto de su imaginación. 

 

Manos Limpias considera que el 'pequeño Nicolás' tenía respaldo al más alto nivel

Vídeo: Manos Limpias considera que tenía respaldo al más alto nivel

 

Lo mismo pensó la forense que reconoció al pequeño Nicolás después de que durmiera tres días en los calabozos. La perito aseguró que el chico sufría una “florida ideación delirante de tipo megalomaníaco”, un diagnóstico que invalida por completo toda su declaración.  

La contestación del CNI ya ha tenido efectos en el futuro procesal del joven. Esa respuesta permitió a la Policía imputarle al pequeño Nicolás el delito de usurpación de funciones públicas, castigado con hasta tres años de prisión. El instructor tendrá que realizar ahora su propia valoración del testimonio. A la primera jueza que asumió el caso, la titular del Juzgado de Instrucción número 24 de Madrid Mercedes Pérez, le causó principalmente estupefacción: “Vaya por delante que esta instructora no acierta a comprender cómo un joven de 20 años, con su mera palabrería, aparentemente con su propia identidad, puede acceder a las conferencias, lugares y actos a los que accedió sin alertar desde el inicio de su conducta a nadie, por muy de las Juventudes del Partido Popular que manifieste haber sido”, afirmó la jueza en el auto de libertad provisional de Nicolás.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios