DEJÓ LOS ÚLTIMOS SERVICIOS SIN PAGAR

“El ‘pequeño Nicolás’ nos adelantaba 2.500 en efectivo para tener los mejores coches”

El presunto estafador disponía, a través de una empresa de alquiler, de 'cochazos' de alta gama. La última reserva que dejó sin pagar fue el día de su detención.

Foto: El 'pequeño Nicolás' en la proclamación de Felipe VI
El 'pequeño Nicolás' en la proclamación de Felipe VI

La historia del ‘pequeño Nicolás’ sigue repleta de claroscuros. Una de las incógnitas que quedan sin resolver es saber a quién pertenecen los 'cochazos' con los que intentaba impresionar a sus interlocutores antes de estafarlos. El Confidencial publicó un vídeo en el que se ve cómo el presunto impostor acudía escoltado por cuatro vehículos de alta gama a una reunión en Ribadeo con un empresario que creía que iba a comer con el rey Felipe VI, que nunca llegó. El Ayuntamiento de Madrid confirmó a través de esta grabación hecha por el propio Nicolás que el chófer era un escolta municipal y ayer lo apartó de sus funciones. El consistorio recalcó que no eran suyos los cuatro vehículos de alta gama con luminosos que dirigió a Nicolás hasta Galicia. De momento, tampoco nadie sabe todavía quién es el copiloto que les acompañó. 

“Nicolás es cliente nuestro desde hace mucho tiempo. Dos años, quizá tres. Nos adelantaba 2.500 euros en efectivo para disponer de los mejores coches instantáneamente. Casi siempre nos solicitaba trayectos esporádicos: ir y volver a un sitio determinado. Aeropuerto, hoteles, ferias, eventos... Llegamos a hacer viajes con él, sobre todo a Sevilla”. Francisco Nicolás era un cliente habitual de las empresas de coches de alquiler de alta gama. 

"El último servicio lo había reservado para el mismo día de su detención, un Mercedes clase E que debía esperarlo en la puerta de la casa de su abuela, en la calle Maudes, en el madrileño barrio de Chamberí", cuentan a El Confidencial fuentes internas de la empresa de rent a car que solía operar con él y que prefieren mantenerse en el anonimato. El ‘pequeño Nicolás’ nunca se presentó ni pagó las últimas facturas de los trayectos que alquiló. “Vino un día a decir que necesitaba urgente un coche, pero que no tenía cash. Como era cliente habitual, le fiamos. Y nunca más apareció”. En total, el pufo asciende a unos 5.000 euros.

El pequeño Nicolás

Vídeo: Grabó su falsa comida con el Rey en Ribadeo

 

Las relaciones entre esta empresa y el presunto impostor han sufrido altibajos. El chaval que se hizo pasar por asesor de la vicepresidenta y miembro del CNI se presentó en esta compañía a través del equipo de atención al cliente. Solicitaba reservas anticipadas, o peticiones inmediatas. Hacía traslados propios y de terceros. “Al principio pagaba con tarjeta de crédito”. Pero las ansias de poder del 'pequeño Nicolás' no conocían límites, y llegó un momento en el que invitó a comer en el Club Puerta del Hierro al dueño de esta empresa y le ofreció comprársela por cinco millones de euros. 

“Quería utilizar nuestros coches, pero sin placa SP (servicio público). Nos decía que para trabajar con Casa Real no podía tener este distintivo”, le dijo. En un momento dado, el 'pequeño Nicolás' se obsesionó por que le dejaran usarlos sin pagar y “nos llegó a pedir que se los dejáramos y que cargáramos todo a una cuenta de otro usuario, cuyo nombre y clave se sabía, a lo que obviamente no accedimos”. Y desapareció hasta hace unos meses, cuando volvió a necesitar sus servicios.

"Siempre pedía el de lujo, el Mercedes clase E"

Si en la primera época solicitaba un 'cochazo' una media de una vez al mes, “ahora era mucho más recurrente. Mínimo uno a la semana”. La empresa dispone de una flota de vehículos muy variopinta y las facturas engordan dependiendo del trayecto y el coche que utilices. “Él siempre pedía el de lujo, el Mercedes clase E”. La tarifa de un trayecto de larga distancia, por ejemplo desde Madrid a Sevilla, cuesta unos 900 euros.

El rey que nunca llegó a Ribadeo

Vídeo: El rey que nunca llegó a Ribadeo

Este empresario asegura que en su flota de vehículos no disponen de ningún Audi A8, que es la marca de los vehículos que viajaron con Nicolás en el viaje de este verano a Galicia. Y tampoco pertenecen al Ayuntamiento de Madrid, como confirmó ayer el delegado de Seguridad, Enrique Núñez. En paralelo, algunos de los empresarios a los que intentó impresionar aseguran que el chalé en El Viso que el 'pequeño Nicolás' convirtió en su centro de operaciones estaba "lleno de coches oficiales". Y aquí se abre otra incógnita en el extraño caso del pequeño impostor que se hizo pasar por miembro del CNI: ¿a quién pertenecía y quién pagaba los coches de alta gama en los que viajaba este presunto suplantador con delirios de grandeza?

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios