el supuesto impostor niega las acusaciones

El pequeño Nicolás sale de los calabozos: "Me la han liado, me la han liado"

El presunto impostor Francisco Nicolás Gómez Iglesias ha quedado libre esta misma mañana tras pasar más de dos días en los calabozos de la Policía.

El presunto impostor Francisco Nicolás Gómez Iglesias ha quedado libre esta misma mañana tras pasar más de dos días en los calabozos de la Policía. La Fiscalía había solicitado prisión preventiva incomunicada y sin fianza, pero finalmente el juez ha accedido a dejarlo en libertad a la espera de que avance la instrucción del caso. Este joven de 20 años estudiante de Derecho en el Centro Universitario de Estudios Financieros (CUNEF) de Madrid está acusado de los delitos de estafa, usurpación de función pública y falsedad. Según la Policía, cobró 25.000 euros por la venta de un falso informe del CNI.

La declaración ante la Policía duró más de siete horas. Fuentes cercanas a Francisco Nicolás aseguran que el chico está absolutamente sorprendido por todo lo que ha ocurrido. “Me la han liado, me la han liado” y “me han hecho una encerrona”. Esa es la cantinela que repite desde que los agentes le pusieron las esposas el pasado martes poniendo fin a una supuesta carrera delictiva que le llevó a presentarse indistintamente ante la élite política y económica de España como miembro de la Vicepresidencia del Gobierno, de la Oficina Económica de La Moncloa y de los gabinetes de varios ministerios.

Según fuentes próximas al acusado, su familia se encuentra conmocionada por la noticia. “Francisco Nicolás está abrumado. Él asegura que no cobraba absolutamente nada. Los 25.000 euros que le encontraron los recibió voluntariamente de una persona que además ya ha reconocido que fue así. No entendemos el ensañamiento que está habiendo con él. Han registrado incluso su casa”.

Por ahora, la titular del Juzgado de Instrucción número 24 de Madrid, donde ha recaído el caso, ha escuchado al menos su versión y ha decidido dejarlo en libertad. “Cuando esta mañana ha escuchado que pedían su ingreso en prisión, se ha derrumbado. Pero por suerte parece que la jueza no ha hecho caso al fiscal”, señala la misma fuente. Aunque el pequeño Nicolás ya está en su casa, la jueza muestra su escepticismo en el propio auto. "Vaya por delante que esa instructora no acierta a comprender cómo un joven de 20 años, con su mera palabrería, aparentemente con su propia identidad, puede acceder a las conferencias, lugares y actos a los que accedió sin alterar desde el inicio de su conducta a nadie, por muy de las Juventudes del Partido Popular que manifieste haber sido", relata.

En el auto, la magistrada da por acreditado que estafó 25.000 euros a un particular, Javier Martínez de la Hidalga, “haciéndose [pasar] para esta ocasión como asesor de la Vicepresidenta del Gobierno”. A cambio del pago, Francisco Nicolás iba a intentar presuntamente que “el Gobierno mediase en la venta de un inmueble de propiedad del Sr. Martínez de la Hidalga en Toledo entregándole el imputado un dossier bajo el título de “Palacio de La Moncloa. Protocolo de actuación de Javier Martínez de la Hidalga. Gobierno de España”.

El documento iba con “la firma del secretario de Estado, así como por el subsecretario de Estado de Presidencia de Gobierno”, es decir, Jaime Pérez Renovales. Las firmas, por supuesto, eran falsas. Las había escaneado. “Con posterioridad a la entrega de los 25.000 euros a requerimiento de Martínez de la Hidalga el imputado procedió a la devolución de 10.000 euros”. El forense que le ha visto asegura que sufre “una florida ideación delirante de tipo megalomaniáco”. 

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
62 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios