Navarro será la nueva presidenta del PSOE y compatibilizará el cargo en Andalucía
  1. España
susana díaz presidirá el consejo de política federal

Navarro será la nueva presidenta del PSOE y compatibilizará el cargo en Andalucía

La actual presidenta del PSOE de Andalucía, Micaela Navarro, será la presidenta del PSOE, según han informado fuentes próximas a Pedro Sánchez

Foto: La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y la presidenta de PSOE-A, Micaela Navarro. (Efe)
La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y la presidenta de PSOE-A, Micaela Navarro. (Efe)

Susana Díaz no quería. La presidenta de la Junta rechazó el puesto de presidenta del PSOE, pero se lo ha entregado a Micaela Navarro, exconsejera de Igualdad con Manuel Chaves y José Antonio Griñán, y presidenta de los socialistas andaluces, que sucedió a la histórica Amparo Rubiales en noviembre de 2013.

El 'fichaje' de Navarro, que se convertirá en la primera mujer que presida el PSOE, refleja la falta de banquillo del socialismo español, aunque la jienense compatibilizará la presidencia nacional del PSOE con la de Andalucía, renunciando a la de Jaén.

No obstante, la presidenta de la Junta de Andalucía, no ha querido quedarse personalmente fuera de los focos y asumirá la Presidencia del Consejo de Política Territorial, que a partir del congreso de este fin de semana pasará a denominarse Consejo de Política Federal.

Díaz será la presidenta de este órgano, cuyo papel quiere potenciar Pedro Sánchez. La intención del nuevo líder de los socialistas es reforzar la influencia y el peso político de este órgano y que se reúna con más asiduidad. Al frente del hasta ahora Consejo de Política Territorial se encuentra el presidente del Principado de Asturias, Javier Fernández, que dejará de presidir este órgano federal cuya misión es informar y evaluar las políticas del partido que afectan a la cohesión territorial y a las relaciones entre las comunidades autónomas y entre éstas y el Estado.

Por su parte, el respaldo en el PSOE-A a la designación de Micaela Navarro ha sido un cierre de filas sin apenas fisuras. “Sin duda es un acierto que Susana haya puesto a Micaela”, resalta a El Confidencial un ex alto cargo de la Junta de Andalucía, que acaba de llegar a Madrid para el Congreso. “No será un objeto decorativo sino una pieza importante. El papel que ha jugado como presidenta del socialismo andaluz ha sido de relieve. Es la cara del PSOE”, indica.

Al lado de Zarrías

Navarro cumple un buen retrato-robot que le ha interesado a Pedro Sánchez, vía Susana Díaz: es mujer, de Andújar (Jaén), una pequeña provincia, pero fundamental para el éxito del socialismo andaluz. Jaén también es el lugar de donde procede el todopoderoso e incombustible Gaspar Zarrías. La próxima presidenta del PSOE también es de familia humilde: cada día andaba varios kilómetros para ir hasta el colegio.

“Para nosotros es mucho más importante que Micaela esté en la Ejecutiva Federal que en la Ejecutiva Regional. Lo de Andalucía se puede solventar con otra persona sin problemas. Pedro necesita apoyarse con gente que ha estado previamente en Ferraz y Micaela ya fue secretaria federal de la Mujer y conoce muy bien las tripas del partido”, añaden fuentes socialistas consultadas por este diario.

Díaz sólo ha visto prescindible el puesto de Micaela Navarro. No ha estado dispuesta a sacrificar a su secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, o al portavoz en el grupo socialista del Parlamento de Andalucía, Mario Jiménez, uno de los claros favoritos para ser número 2 del partido. Ni tampoco ella misma, que lo que deseaba realmente era todo el poder orgánico que ahora tiene Sánchez.

Un miembro del PSOE andaluz, que fue apoderado de Sánchez en el proceso orgánico de hace dos semanas, valora a Navarro como una figura “tremendamente respetada” en todo el partido, “con un recorrido impecable e intachable que representa a todas las mujeres socialistas. Su elección tiene un gran simbolismo y es la mejor elección”, declara a este diario. “No podemos entrar ya en hipótesis de qué hubiera pasado si Susana hubiera querido ser la presidenta del partido…”, admite este militante socialista.

Un veterano parlamentario andaluz significa el valor de Micaela Navarro. “Una mujer andaluza tenía que estar en la cúpula. Es aceptada por la inmensa mayoría de Jaén. Tampoco hay que olvidar que es muy conocida en Madrid”, señala a El Confidencial este diputado autonómico sevillano.

Con Rubalcaba… y contra Griñán

Micaela Navarro mantuvo fuertes discrepancias con Griñán en sus últimos meses antes de la convocatoria de las elecciones de marzo de 2012, que perdió el PSOE, pero en las que consiguió retener el poder de la Junta tras más de tres décadas. La política jienense incluso maniobró en la sombra esperando una contundente derrota de Griñán en los comicios autonómicos para aspirar a liderar el socialismo andaluz con el visto bueno de Zarrías y de Alfredo Pérez Rubalcaba. Al final la falta de mayoría absoluta de Javier Arenas y la coalición PSOE-IU frustró sus aspiraciones. Y Griñán fulminó a los rubalcabistas como Navarro.

Díaz tendió puentes con el socialismo de Jaén al recomponer relaciones con Navarro ofreciéndole la Presidencia del PSOE andaluz que ahora deja vacante. La exconsejera ya había dejado muy claro que no se veía en un puesto institucional que le obligara a viajes continuos. Ahora, en cambio, estará a mitad de camino entre Andújar, Sevilla, y sobre todo la calle Ferraz de Madrid.

Pedro Sánchez
El redactor recomienda