ITURGAIZ Y SALAFRANCA, FUERA DE LA EUROCÁMARA

El PP, con dos millones de votos menos y sin foto del balcón por falta de simpatizantes

El Partido Popular cumplió su principal objetivo en las elecciones europeas, que era quedar por delante del PSOE, pero fracasó en los secundarios: sólo logró movilizar a dos tercios de sus bases electorales

Foto: Cospedal y Cañete en la sede del PP. (Efe)
Cospedal y Cañete en la sede del PP. (Efe)

El Partido Popular cumplió su principal objetivo en las elecciones europeas, que era quedar por delante del PSOE, pero fracasó en los secundarios: sólo logró movilizar a dos tercios de sus bases electorales. De los 6,6 millones de votos de 2009 se quedó en 4 y obtuvo un 26 por ciento, que es uno de los porcentajes más bajos de su historia desde la refundación. Además, aspiraba a obtener 19 o 20 escaños y se quedó en 16. La frialdad de la victoria fue la misma de la campaña: no hubo foto de la victoria en el balcón de la sede de Génova por ausencia de militantes y simpatizantes a los que saludar.

Los dirigentes del PP, más allá de constatar que habían quedado primeros en los comicios, con tres puntos y dos escaños por delante de los socialistas, no estaban para celebraciones. Mariano Rajoy acudió a Génova media hora antes de que se hicieran públicos los resultados, cuando ya estaban allí la secretaria general, María Dolores de Cospedal; los vicesecretarios (Esteban González Pons, Javier Arenas y Carlos Floriano); el cabeza de lista, Miguel Arias Cañete y algunos ministros como Ana Pastor, José Manuel García Margallo, José Ignacio Wert e Isabel García-Tejerina.

Los presidentes del Congreso y el Senado, Jesús Posada y Pío García Escudero también acudieron antes de conocerse las cifras definitivas, que fueron de regular a peor hasta que fueron oficiales por boca de Soraya Sáenz de Santamaría. De 17 para el PP y 15 para el PSOE de los primeros resultados que manejaron sobre las 10 de la noche pasaron al definitivo 16-14.

Sáenz de Santamaría y Fernández antes de dar los resultados oficiales. (Efe)
Sáenz de Santamaría y Fernández antes de dar los resultados oficiales. (Efe)

Sin gente en la calle

Cospedal y Arias Cañete salieron inmediatamente, pero sin admitir preguntas, con dos escuetas declaraciones para recordar que habían cumplido el objetivo de ganar los comicios y resaltar que el Partido Popular Europeo había hecho lo mismo en el conjunto de la UE. La secretaria general dijo que preferían analizar bien los datos antes de responder. El cabeza de lista, que la campaña había sido dura pero que estaba satisfecho por haberse impuesto al PSOE y por haberse esforzado en “hablar de Europa”. Luego se dedicó a posar ante cámaras de televisión y fotógrafos que le pedían que hiciera algún signo de victoria. Al final lo consiguieron dentro de la sala de prensa. Y no tuvieron que esperar a la escena del balcón porque no había público.

La decepción con los resultados era evidente, según reconocieron en fuentes del PP. Los más optimistas aspiraban a mantener 20 escaños porque es la cifra que permitía al Grupo Popular estar en todas las comisiones de la Eurocámara, igual que han hecho en esta legislatura. Y se conformaban con 19, que también es el número que permite seguir en Bruselas a eurodiputados clave para el funcionamiento del grupo por su experiencia y preparación. Es el caso de Carlos Iturgaiz (puesto 17) o de Ignacio Salafranca (18). Tendrán que esperar a que corra la lista por nombramientos de sus superiores como Arias Cañete cuando ascienda a comisario.

Mariano Rajoy. (Efe)
Mariano Rajoy. (Efe)

Número de escaños aparte, el fracaso del PP consiste en que no ha sabido movilizar a todo su electorado más fiel, el objetivo que la dirección se fijó al principio de la campaña. En 2009 ese núcleo, 6,6 millones de electores les dio la victoria con el 42 por ciento de los votos. Los populares sólo han obtenido esta vez 4 millones de votos. El grueso de esos fieles descontentos se quedó en la abstención. La escisión de Vox no obtuvo representación (se quedó en 240.000 votos), pero sí Ciudadanos (2). Con UPyD no pueden hacer muchos cálculos porque recogen apoyos de descontentos de otros partidos, también del PSOE.

El 26 por ciento de los votos obtenidos demuestra un severo desgaste del Gobierno que Mariano Rajoy no ha podido paliar en mes y medio de campaña sobre la mejoría de la economía ante la opinión pública después de dos años de recortes y subidas de impuestos. Ni la crisis del PSOE les puede consolar porque será un problema añadido para los acuerdos en asuntos de Estado.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios