El desliz machista de Cañete marca una campaña electoral con poca Europa
  1. España
EL ASESINATO DE CARRASCO CAMBIÓ LAS AGENDAS

El desliz machista de Cañete marca una campaña electoral con poca Europa

El desliz del candidato del PP tras debatir en televisión con Valenciano ha marcado una campaña electoral en la que poco se ha hablado de Europa

El desliz machista del candidato del PP Miguel Arias Cañete tras debatir en televisión con Elena Valenciano ha marcado una campaña electoral europea en la que poco se ha hablado de Europa, algunos como el PP muy de refilón, y, en cambio, sí ha habido mucho reproche doméstico y partidista.

La muerte a tiros de la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, cambió las agendas de los partidos, pero en cuanto se supo que fue una venganza personal y no un ataque de algún indignado, como se pensó en un principio, los candidatos recuperaron su actividad electoral.

Como era previsible, ha sido una campaña en la que las fuerzas políticas han querido convertir la cita del domingo en una convocatoria nacional para tomar el pulso al apoyo electoral que tienen a un año de las generales. Y por eso lo que más se ha escuchado han sido recriminaciones. Los populares han hablado mucho de "herencia" recibida y han insistido en todas las maneras posibles en que España está en la senda de la recuperación. Si hubiera que elegir un mensaje de su campaña, sin duda la creación de 7.000 empleos diarios con un gobierno del PP ha sido un mantra durante estos quince días como también lo ha sido una advertencia: que esta tendencia de salida de la crisis se puede truncar con el voto al PSOE.

Los socialistas, que también han entrado mucho en el choque partidario, arrancaron con más Europa de lo que se esperaba y han llevado por todos los rincones sus recetas para combatir la crisis en el continente, especialmente el desempleo juvenil. Además, ha habido muchas críticas a los recortes al Estado del bienestar y al daño que el PP está infringiendo a los españoles. Sin embargo, a partir del patinazo de Cañete, los candidatos socialistas no han dado tregua al PP con sus acusaciones de machismo.

Por su parte, el argumento "estrella" de las formaciones más minoritarias para recabar el apoyo del electorado ha sido que hay que acabar con el bipartidismo. Tanto Izquierda Unida como UPyD han hecho de sus ataques a los dos grandes partidos el eje de sus actos electorales estas dos semanas. Cada uno desde las Antípodas del otro, pero han encontrado un enemigo común, que, según las encuestas, puede favorecer a los dos.

Cierre de campaña del PSOE

El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha pedido hoy "un último esfuerzo" a los militantes y simpatizantes socialistas para ganar las elecciones del próximo domingo y les ha animado convencido de que van a llenar las urnas de votos: "No tenemos sobres pero tenemos vuestras papeletas".

Rubalcaba ha arropado a la cabeza de lista del PSOE a las elecciones europeas, Elena Valenciano (lea la entrevista a la candidata), en el mitin de cierre de la campaña en Madrid, antes de que el secretario general viaje a Alicante y la candidata a Sevilla para participar en el cierre definitivo. En este último mitin que comparten ha querido agradecer a Valenciano su trabajo, que haya "dado la cara" y que haya defendido a "millones de mujeres que se han sentido insultadas por el machismo de Cañete y de Rajoy".

Y se lo ha agradecido además como hombre que también se ha sentido ofendido por aquellas palabras, cuando el candidato del PP, Miguel Arias Cañete, dijo que no había querido alardear de su "superioridad intelectual" en el "cara a cara" para no parecer machista. También ha pedido el voto para el PSOE porque el socialista -ha considerado- es el único partido que puede evitar que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se sienta legitimado el día 26 para seguir adelante con sus políticas de recorte. Ella, ha animado a los votantes socialistas asegurándoles que el domingo demostrarán que "unidos" son "imbatibles".

El último acto del PP

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha cerrado esta noche la campaña electoral de las europeas pidiendo el voto para el PP para poder continuar, ha insistido, con la recuperación: "Lo peor ha pasado y lo peor que le puede ocurrir al país es volver a las superadas políticas socialistas", ha subrayado.

En el mitin de cierre de campaña en Madrid, junto al cabeza de lista de los populares, Miguel Arias Cañete, Rajoy ha señalado que no se puede pretender que las políticas socialistas, que dejaron el país al borde del rescate ahora se apliquen en la UE. "Es un disparate que no se le ocurre a nadie que esté en sus cabales", ha añadido.

"Vamos a ganar las elecciones el próximo domingo, no os quepa la más mínima duda", ha dicho Rajoy ante más de 2.200 personas, a las que ha asegurado que los populares están "para garantizar el progreso, la unidad y el sistema de bienestar. Esto es lo que se juega el próximo domingo". Por su parte, Arias Cañete, tras recordar que "volvemos a ser los alemanes del sur", ha apelado a "olvidar" a los que negaron siempre la crisis y ahora "mienten una vez más, cuando se empieza a generar empleo, y niegan la esperanza a los españoles".

Izquierda Unida echa el resto

El cabeza de lista de IU a las europeas, Willy Meyer, apoyado por el líder de la federación, Cayo Lara, ha llamado a tomar ejemplo del No pasarán del pueblo de Madrid, que "resistió frente al fascismo" hasta el 39, y ha pedido el voto a los ciudadanos para derrotar al bipartidismo y poder salir de la crisis. Al lado del río Manzanares, con la voz totalmente ronca tras quince días de mitin en mitin, Meyer ha insistido en que cuando el pueblo resiste "es imparable" y por eso ha asegurado que cuantos más votos tenga IU "más difícil lo tendrán el PP y el PSOE, los corruptos, y los especuladores".

Quieren convertir las elecciones, ha dicho, "en un plebiscito" y si ganan, ha advertido el candidato, harán pagar la deuda "que no es nuestra" y seguirán con los recortes. Por eso "hay que derrotarles el domingo", para acabar con la Comisión Europea, el FMI y el Banco Central. Y si no ganan con el apoyo de al menos seis millones de votantes, ha señalado por su parte Cayo Lara, que ha estado muy presente en esta campaña, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tiene que dimitir. "Tiene que hacerlo por dignidad", ha dicho, porque no tendrá legitimidad para continuar.

UPyD busca que el 25M sea un "juicio contra la corrupción"

El cabeza de lista de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) a las europeas, Francisco Sosa Wagner lea la entrevista, ha llamado a los ciudadanos a acudir a las urnas el domingo, una jornada que debe ser el escenario de un "gran juicio severo" contra la corrupción y el comienzo de una "nueva primavera" para España.

"Quien no vote el domingo está indultando a los corruptos", ha insistido Sosa Wagner sobre uno de los mensajes claves de la campaña de UPyD en el mitin de cierre celebrado en el auditorio de la Casa América, de Madrid, que se ha quedado pequeño para acoger a los seguidores de la formación, muchos de los cuales no han podido entrar en la sala, y donde la portavoz de la formación, Rosa Díaz, se ha mostrado convencida de que "millones de españoles" acudirán a votar y derrotarán a quienes han hecho la campaña contra ellos.

Para el cabeza de lista, ha sido una campaña "muy extensa", en la que ha tratado de desmenuzar las cuestiones europeas en un trabajo muy artesano y pedagógico frente al PP y PSOE que, según ha dicho, se han "empecinado" en un debate para orillar los grandes problemas que se pueden resolver desde Europa.

ERC, a por la victoria de Cataluña

El cabeza de lista de ERC en las elecciones europeas, Josep Maria Terricabras, ha pedido el voto para su candidatura y "llenar las urnas para que sea la primera victoria colectiva" de Cataluña en el camino "hacia la celebración de la consulta" soberanista del 9 de noviembre. En un acto de final de campaña, celebrado en Terrassa (Barcelona) ante unas 800 personas, Terricabras ha dicho haber vivido "una campaña electoral muy emocionante" después de haber recorrido unos 4.000 kilómetros por los pueblos y ciudades de Cataluña.

"Algunos dicen que hay odio o confrontación en Cataluña -ha señalado- pero esto no se ve, ¿dónde está?, y otros dicen que somos extremistas, algo que yo no he sido nunca, se equivocan, porque somos una fuerza tranquila, de la razón política, del espacio que acoge e integra, un espacio de libertad y de justicia".

Miguel Arias Cañete Elena Valenciano
El redactor recomienda