Montoro castiga la rebeldía de Madrid y le recorta la inversión un 12%
  1. España
IGNACIO GONZÁLEZ ESTUDIA EL NUEVO 'TIJERETAZO'

Montoro castiga la rebeldía de Madrid y le recorta la inversión un 12%

Continúa la restricción presupuestaria del Estado con las comunidades autónomas, a quienes repartirá un total de 12.094 millones de euros en 2014. Los Presupuestos Generales del

Foto: El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. (EFE)
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. (EFE)

Continúa la restricción presupuestaria del Estado con las comunidades autónomas, a quienes repartirá un total de 12.094 millones de euros en 2014. Los Presupuestos Generales del Estado recogen que Madrid dispondrá el próximo ejercicio de 909 millones, un 12,7% menos con respecto a lo que invirtió en 2012. El anuncio ha sentado como una bomba a la Comunidad que, pese a tener el mismo color político, ya advirtió en julio de que necesitará “un milagro” para poder cumplir con el déficit del 1,7% impuesto por el ministerio de Hacienda. Si, hace unos meses, Madrid no podía asegurarse al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, si podría cumplir con su imposición, este tijeretazo presupuestario amenaza con reabrir el frente que mantiene abierto el PP madrileño con la cúpula de Génova.

Según consta en el documento, en materia de transporte ferroviario, el Consorcio Regional de Transportes de Madrid recibirá 126,98 millones de euros. En esta cantidad ya estaría detraído, según precisa el propio texto, el saldo favorable a la Administración General del Estado (AGE) por importe de 433.000 euros, “tras tener en cuenta el informe definitivo de control financiero, de fecha 28 de enero de 2013, del Contrato-Programa entre la AGE y el CRTM correspondiente a los ejercicios 2009-2010 de la Intervención General de la Administración del Estado”.

Mientras, en servicios aéreos, se financiará la operativa de la ruta que une las ciudades de Menorca y Madrid durante la temporada de invierno. El gasto previsto para 2014 asciende a 3,7 millones de euros. En Alta Velocidad, entre otras, se llevarán a cabo actuaciones en el corredor Norte-Noroeste, donde serán destacables las actuaciones en las líneas Madrid-Galicia, Madrid-País Vasco y Madrid-Ávila-Salamanca, mientras que en la línea de Alta Velocidad Madrid-Castilla La Mancha- Comunidad Valenciana-Región de Murcia, se ha previsto la terminación de los estudios en curso del eje pasante, de la Red Arterial Ferroviaria de Valencia. En la misma dirección, se prevén actuaciones en el corredor de Andalucía y en concreto en las líneas de Alta Velocidad de Madrid-Alcázar de San Juan-Jaén, Corredor de la Costa del Sol, Línea de Alta Velocidad Sevilla-Cádiz y red ferroviaria de Granada.

En Cercanías, el presupuesto contempla que se llevará a cabo un Plan de Cercanías global que incluirá la extensión de la longitud de la red regional, el aumento de la accesibilidad, capacidad y seguridad, y la creación de nuevas estaciones e intercambiadores y la mejora de los existentes.

Los PGE han destinado una partida de 39,11 millones de euros al Museo Nacional del Prado, un aumento del 1,68% respecto a la partida destinada en 2013, que fue de 38,46 millones.

En el caso del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, se le asigna un presupuesto de 33,23 millones de euros, un 1,627% menos respecto a la partida anterior, que fue de 33,78 millones de euros. La dotación destinada al Reina Sofía ya supuso un recorte del 20,2% en los PGE de 2013, que le asignaron un presupuesto de 33,79 millones de euros, un 20,2% menos respecto a la anterior, que fue de 42,32 millones de euros.

En comparación con las dieciséis autonomías restantes, Madrid es una de las comunidades donde más baja la inversión. Solo sufren un tijeretazo mayor Asturias (baja un 31%), Murcia (26,96%), Cataluña (25,46%) y Castilla-la Mancha (19,75%).

En el lado contrario de la balanza se sitúa La Rioja, donde las inversiones suben un 42,33%, Navarra (se eleva un 39%) y Cantabria (un 24,22%). También crece en Ceuta (15,64%), Melilla (8,17%) y Extremadura, con un 6,28% de incremento y donde la inversión por habitante será de 319 euros, frente a los 208 de la media nacional.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, está estudiando ya la incidencia de este reparto para definir la bajada de impuestos que anunció en el Debate del Estado de la Región. En estos momentos, el Ejecutivo madrileño está inmerso en la confección de los propios presupuestos para el ejercicio 2014, y aseguran que en los próximos días darán a conocer la incidencia de los PGE en las previsiones presupuestarias de Madrid.

La batalla se recrudece

La dureza con la que Montoro ha tratado a Madrid, según fuentes cercanas al Ejecutivo regional, se ha traducido en un más que notorio enfrentamiento entre una autonomía y el Gobierno que no ha podido salvar ni compartir el mismo color político. Desde el ministerio de Hacienda se ha sugerido en los últimos meses a Ignacio González que suba impuestos o recupere viejos, como el de patrimonio, y así Madrid podría dar un respiro a las maltrechas cuentas públicas. Pero el Ejecutivo regional se niega a tocar ni un solo impuesto “porque no es nuestra política” y porque, a su juicio, si el objetivo de déficit se fija premiando a las autonomías incumplidoras, la Ley de Estabilidad Presupuestaria es papel mojado.

Fuentes internas del Ejecutivo regional aseguran que están haciendo todos los esfuerzos para ajustar el presupuesto de tal manera que puedan alcanzar el acuerdo pactado con Hacienda; pero sin tocar los tributos, la cuestión se antoja casi utópica. Desde la consejería de Economía recuerdan que Madrid tampoco ha recuperado los mil millones de euros que el ministerio de Montoro le quitó el año pasado por lo que ellos consideran un sistema de financiación autonómico “injusto” y “absurdo”. Por este mismo motivo, en 2014 ingresarán 260 millones de euros.

La Comunidad recuerda la cantidad de medidas impopulares que ha tenido que tomar durante 2013. De hecho, está inmersa en la privatización de la gestión de seis hospitales públicos; ha subido las tasas universitarias una media del 20% para el próximo curso, un 65% en dos años; y ha extendido por la región recortes generalizados en el último ejercicio por valor de 2.800 millones de euros, de los que mil se siguen reclamando por ese sistema de financiación autonómico que, dicen, tanto les perjudica.

El ministerio de Hacienda tampoco ha escondido en los últimos tiempos su enfado ante la rebeldía de Madrid y, tras el Consejo de Política Fiscal y Financiera, en el que el Ejecutivo que dirige Ignacio González fue la única comunidad popular que votó en contra, dijo “no entender” por qué el año pasado votó a favor de un déficit del 1,07% y este “se opone”, si es el mismo techo de gasto. La batalla, tras salir a la luz los PGE, se recrudece.

Madrid Ignacio González Administración
El redactor recomienda