Es noticia
Menú
"Las subidas de tipos están frenando la inflación, pero también causarán un parón en el crecimiento económico"
  1. Empresas
MESA REDONDA SOBRE INVERSIÓN

"Las subidas de tipos están frenando la inflación, pero también causarán un parón en el crecimiento económico"

Desde marzo, la Fed y el BCE han elevado las tasas de interés en varias ocasiones para frenar la inflación. Ahora, inversores y gestores aconsejan mantener cautela en renta variable y posicionarse en renta fija de alta calidad

Foto: La tertulia tuvo por título 'Alternativas de inversión ante el nuevo ciclo'.
La tertulia tuvo por título 'Alternativas de inversión ante el nuevo ciclo'.

Que el pulso a los mercados se gana no dejándose llevar por las emociones y siempre tratando de focalizarse en el largo plazo es algo que suelen subrayar los inversores. El problema es que, después de una pandemia y las consecuencias de la guerra en Ucrania, el número de variables se ha multiplicado. Al entorno de alta inflación, subida de tipos, crisis energética y ralentización económica, los inversores y gestores añaden nuevos factores a tener en cuenta en las operaciones, como los problemas en las cadenas de suministro, las tensiones geopolíticas y la mayor preocupación global por la seguridad o un posible freno en la globalización.

En 2022, tanto la renta fija como la variable han presentado retornos negativos de entre el 10% y el 20%, dependiendo del caso. Con este telón de fondo, para analizar la situación actual y las oportunidades que se abren con el cambio de ciclo económico, El Confidencial y Banca March, en colaboración con IMGP, Muzinich y Natixis, organizaron la mesa redonda Alternativas de inversión ante el nuevo ciclo. En el evento, participaron Paulo Gonçalves Campos, CAIA, analista sénior de Estrategia de Mercados de Banca March; Rafael Ximénez de Embún Monjardín, CFA, country manager Iberia and Latam, Muzinich & Co. sucursal en España; Alberto Martínez Peláez, CAd, director de Distribución para Iberia, US Offshore & Latam de IMGP, y Daniel Pingarrón, CAIA, senior sales manager International Distribution de Natixis Investment Managers.

Desde marzo, la Fed ha elevado las tasas de interés hasta en seis ocasiones, y se espera una nueva subida en diciembre de 0,50 p.b. Por su lado, el Banco Central Europeo ha elevado en tres ocasiones los tipos, y se prevé que realice una nueva alza también en diciembre. A partir de aquí, los próximos pasos en política monetaria son una incógnita. En ambos casos, los inversores prevén que los bancos centrales opten por un endurecimiento monetario más gradual en 2023, ante los primeros signos de control de la inflación y la amenaza de recesión.

"Las agresivas subidas de tipos de los bancos centrales comienzan a frenar la inflación, pero también causarán un parón en el crecimiento económico. En este escenario, debemos mantener cierta cautela en la inversión en renta variable. Sin embargo, tras un año de travesía en el desierto para los inversores, se han abierto otras oportunidades. En concreto, nos gusta la renta fija y, en particular, las empresas de mayor calidad crediticia", dijo Gonçalves, CAIA, analista sénior de Estrategia de Mercados de Banca March.

"Se han abierto nuevas oportunidades en renta fija y, en particular, en las empresas de mayor calidad crediticia" (Gonçalves)

Los ponentes de la mesa coincidieron en las oportunidades que presenta ahora la renta fija, algo inédito desde hace una década por los tipos a cero o negativos, con unas rentabilidades suficientemente altas y spreads atractivos a pesar de la todavía alta inflación.

"A pesar del deterioro económico previsto, estos bonos de mayor calidad crediticia presentan un menor riesgo de impago, y unas TIR por encima del 5%, niveles que consideramos atractivos para el riesgo asumido", agrega Gonçalves. En este sentido, el CFA, country manager Iberia and Latam en Muzinich también consideró acertado posicionarse en renta fija, que presenta unos niveles actuales de rentabilidad "realmente atractivos".

"La parte positiva es que gran parte de la subida de tipos ya está hecha, y los mercados ya han descontado parte de lo que puede venir. La Reserva Federal tiene ahora que consolidar esa tendencia [en 2023], con unas tasas que podrían llegar hasta el 5%-6%. La parte negativa es un crecimiento mucho más débil, aunque esperamos una recesión benigna o ralentización suave de la economía", dijo Rafael Ximénez de Embún.

placeholder Paulo Gonçalves Campos (Banca March) y Daniel Pingarrón (Natixis Investment Managers).
Paulo Gonçalves Campos (Banca March) y Daniel Pingarrón (Natixis Investment Managers).

Además de los bonos de alto grado, Ximénez de Embún Monjardín aconsejó construir parte de la cartera con bonos high yield, "siendo selectivos, porque vemos rentabilidades muy interesantes, en el entorno del 8% en la Unión Europea y del 9% en Estados Unidos, rentabilidades muy próximas a las rentabilidades que han ofrecido los mercados de Renta Variable históricamente".

Una de las claves que marca el posible desempeño de la economía es la curva de rendimiento entre los diferentes bonos del Tesoro estadounidense. Una curva de rendimiento invertida por un tiempo prolongado suele ser un signo de recesión. La semana pasada, los bonos de dos años —US2Y, más sensibles a la política de tipos de la Fed— se mantuvieron, mientras que los tipos de los bonos de 10 años (US10Y) bajaron, con lo que el diferencial entre ambos se profundizó a su nivel más significativo en cuatro décadas. "A estos niveles estamos en un buen momento de entrada, porque estimar el momento perfecto es prácticamente imposible", dijo por su parte el director de Distribución para Iberia, US Offshore & Latam de IMGP.

Aumentar la diversificación con activos alternativos

"En un periodo inflacionista como el actual, pensamos que estamos en un nuevo paradigma en que la parte de renta fija sufre por las subidas de los bancos centrales, y la parte de renta variable también cae", explicó Martínez sobre la necesidad de completar la renta fija/variable con asignaciones alternativas en las carteras. "Más que nunca, creemos necesario tener una tercera pata: los activos alternativos, y sobre todo los fondos alternativos líquidos, porque tienen capacidad para ponerse largos y cortos y beneficiarse de esas correcciones en el mercado, por eso pensamos que es una muy buena oportunidad", añadió.

placeholder Alberto Martínez Peláez y Rafael Ximénez de Embún Monjardín.
Alberto Martínez Peláez y Rafael Ximénez de Embún Monjardín.

Al igual que el resto de ponentes, Daniel Pingarrón, senior sales manager International Distribution de Natixis Investment Managers, recomendó "empezar ahora a construir posiciones, sabiendo que en el corto plazo —dos o tres meses— va a continuar la gran volatilidad, pero pensando en un plazo mayor (9 o 10 meses) las rentabilidades a vencimiento actuales de las carteras de renta fija son muy atractivas. Las dos terceras partes de la caída en renta fija es por la sensibilidad de los tipos (efecto duración), y el riesgo de impagos es muy limitado".

Además de renta fija de alta calidad, Pingarrón propuso completar estas entradas "con activos alternativos ilíquidos" para lograr "una mayor diversificación, una prima mayor de rentabilidad por la iliquidez, complejidad y largoplacismo, una mejor protección contra la inflación, y ahorrarnos la volatilidad de la cotización diaria". Entre las ideas de inversión en alternativos ilíquidos, el gestor de Natixis Investment Managers destacó los sectores de infraestructuras, inmobiliario, private equity (PE), deuda privada, e inversiones de impacto, como las energías renovables, donde las valoraciones en algunos sectores ya presentan cierto descuento con respecto a hace un año o dos y son más atractivas. También destacó la importancia de diversificar por añadas en estas estrategias. "Históricamente, se observa que los momentos posteriores a una recesión o de estrés de mercado son los mejores para invertir en este tipo de activo. Fue el caso de la añada 2008-2010, cuando las rentabilidades en PE subieron del 10% al 15%, al igual que la deuda privada, que subió del 7% al 13%", dijo Pingarrón.

"Los fondos alternativos líquidos tienen capacidad para ponerse largos y cortos y beneficiarse de las correcciones" (Martínez)

Como conclusión, Gonçalves aconsejó mantener cierta cautela en renta variable en 2023, y posicionarse en renta fija de alta calidad. También ir más allá de la cartera tradicional (60% renta variable, 40% renta fija), con alternativos líquidos e ilíquidos como "componentes estructurales dentro de las carteras para contar con mayor diversificación, estabilidad, y captar esa prima adicional con la parte ilíquida". En este sentido, "lo que planteamos a la hora de construir carteras de inversión es una visión organizada en forma de núcleo y satélite. Un núcleo como parte más líquida, y que esté preparada para aguantar los vaivenes de los mercados; y una parte satélite, en la que hay que introducir ideas temáticas de largo plazo con opciones tanto líquidas como ilíquidas. Nuestros clientes de Banca March tienen todas estas opciones en Avantio, una plataforma digital de inversión", apuntó el analista sénior de Estrategia de Mercados de Banca March.

Que el pulso a los mercados se gana no dejándose llevar por las emociones y siempre tratando de focalizarse en el largo plazo es algo que suelen subrayar los inversores. El problema es que, después de una pandemia y las consecuencias de la guerra en Ucrania, el número de variables se ha multiplicado. Al entorno de alta inflación, subida de tipos, crisis energética y ralentización económica, los inversores y gestores añaden nuevos factores a tener en cuenta en las operaciones, como los problemas en las cadenas de suministro, las tensiones geopolíticas y la mayor preocupación global por la seguridad o un posible freno en la globalización.

En 2022, tanto la renta fija como la variable han presentado retornos negativos de entre el 10% y el 20%, dependiendo del caso. Con este telón de fondo, para analizar la situación actual y las oportunidades que se abren con el cambio de ciclo económico, El Confidencial y Banca March, en colaboración con IMGP, Muzinich y Natixis, organizaron la mesa redonda Alternativas de inversión ante el nuevo ciclo. En el evento, participaron Paulo Gonçalves Campos, CAIA, analista sénior de Estrategia de Mercados de Banca March; Rafael Ximénez de Embún Monjardín, CFA, country manager Iberia and Latam, Muzinich & Co. sucursal en España; Alberto Martínez Peláez, CAd, director de Distribución para Iberia, US Offshore & Latam de IMGP, y Daniel Pingarrón, CAIA, senior sales manager International Distribution de Natixis Investment Managers.

Renta fija Eventos EC Inversiones ECBrands
El redactor recomienda