Es noticia
Menú
Prisa, entre sus socios colombianos y la visita de Oughourlian a Juanma Moreno
  1. Empresas
CITA EN SEVILLA

Prisa, entre sus socios colombianos y la visita de Oughourlian a Juanma Moreno

Joseph Oughourlian se vio esta semana con el presidente de la Junta de Andalucía, mientras en Madrid aterrizaron dos de los inversores latinoamericanos más influyentes del grupo

Foto: El presidente de Prisa, Joseph Oughourlian. (EFE/Fernando Alvarado)
El presidente de Prisa, Joseph Oughourlian. (EFE/Fernando Alvarado)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Prisa es cada vez más universal. Lejos quedan ya sus orígenes madrileños, con los Polanco al frente, y la etapa siguiente en la que Telefónica, CaixaBank y Santander, tres de las grandes empresas españolas, llegaron a tener el 22% del capital sin que la CNMV lo advirtiese. Ahora, su presidente es Joseph Oughourlian, inversor francés de origen armenio, con domicilios entre París, Londres y Milán, que controla el 29,9% de un capital del que participan influyentes inversores mexicanos, qataríes y colombianos.

Precisamente, esta semana aterrizaron en Madrid dos de los hombres con más incidencia en la gestión de los tangibles y los intangibles de Prisa. Llegó Gustavo Serpa, el presidente de Amber Colombia, íntimo amigo de Oughourlian, con el que ha comprado el Real Zaragoza Club de Fútbol al expresidente de Telefónica, César Alierta. Una operación más sentimental que deportiva —su padre y su hermano fueron alcaldes de la ciudad maña—, que amplifica un ruido que suena desde hace tiempo: que detrás de Amber está la fortuna del expresidente de Telefónica.

Foto: Sede de Prisa en Madrid. (EFE/Luca Piergiovanni)

Serpa vino acompañado de Fernando Carrillo, un abogado de gran prestigio, que fue embajador del país latinoamericano en España, y que ahora ejerce de director adjunto de la división Américas del grupo español de los medios de comunicación. Carrillo asumió esta función en 2021, mientras Serpa accedía a la presidencia de Radio Caracol, la cadena de emisoras de Prisa en Colombia.

Ambos hicieron de anfitriones de Francia Márquez, vicepresidenta de Colombia, a la que se le rindió honores con una cena de gala en Real Casino de Madrid en la noche del miércoles. A su vez, la compañía le puso los altavoces de El País y de Cadena SER. La activista medioambiental desplegó su catálogo de feminismo y de lucha por los derechos sociales en su país, gobernado desde este verano por el progresista Gustavo Pietro, que el pasado mes de septiembre acudió a un acto en Nueva York patrocinado por Prisa y en el que la estrella invitada era Pedro Sánchez.

Allí también estuvo Joseph Oughoulian, que ese lunes, sin embargo, se escapó a Sevilla a verse con Juanma Moreno Bonilla, el presidente de la Junta de Andalucía. Fue una expedición comandada por Rosauro Varo, vicepresidente de Prisa y orgulloso sevillano, con distintos intereses empresariales en la ciudad, que hizo de embajador ante el político del Partido Popular. Se trató, según fuentes cercanas a la cita, de un encuentro formal, protocolario, para aprovechar un viaje del armenio a las instalaciones de la SER en la capital andaluza. Algo casi habitual en cualquier editor si no fuera por la polarización vigente en el Parlamento y en los medios.

Allí también estuvo Joseph Oughoulian, que ese lunes, sin embargo, se escapó a Sevilla a verse con Juanma Moreno, presidente de Andalucía

Por ello, otras fuentes van más allá, dado el momento político actual, con un enfrentamiento creciente entre el PSOE y el PP, con las encuestas de sentimiento en plena ebullición ante la eterna campaña electoral que se vivirá en España en 2023. Sobre todo, después de que Oughourlian admitiera públicamente el pasado mes de septiembre que "quisimos ser de derechas, pero tuvimos que volver hacia la izquierda, porque no obtuvimos los resultados esperados. Hemos perdido oyentes y hemos perdido lectores".

Una honesta declaración que se contradecía con su declaración de intenciones cuando asumió la presidencia de Prisa a finales de 2020, cuando dijo que "yo no he invertido 300 millones de euros para poder hacer favores al Gobierno de España. En un sinsentido. Yo he venido aquí para ganar dinero". El problema es que, lejos de ganar dinero, lo ha perdido a raudales, lo que ha llevado al grupo a necesitar una nueva inyección de fondos para poder afrontar los 915 millones de euros de deuda que arrastra.

Para ese objetivo, prioritario, más que cualquier editorial, Oughourlian necesita el visto bueno de Pedro Sánchez, que tiene la potestad de autorizar o rechazar la toma de más de un 10% del capital de Prisa por parte de cualquier inversor. El líder del PSOE ya le ha dicho 'NO' a dos de los propuestos por el armenio, al francés Vivendi y al italiano Mediaset, porque son de una ideología más parecida a la de Juanma Moreno y Feijóo.

Foto:  El presidente de PRISA, Joseph Oughourlian. (EFE/Fernando Alvarado)

Los colombianos podrían tener algo que decir en este envite sobre el que el grupo de inversores próximos a Moncloa, los conocidos como Los Migueles, por José Miguel Contreras y Miguel Barroso, encargados de vigilar la línea periodística más progresista, tienen gran influencia. Una lucha fría entre el dinero y la política que tendrá un nuevo capítulo en breve.

Prisa es cada vez más universal. Lejos quedan ya sus orígenes madrileños, con los Polanco al frente, y la etapa siguiente en la que Telefónica, CaixaBank y Santander, tres de las grandes empresas españolas, llegaron a tener el 22% del capital sin que la CNMV lo advirtiese. Ahora, su presidente es Joseph Oughourlian, inversor francés de origen armenio, con domicilios entre París, Londres y Milán, que controla el 29,9% de un capital del que participan influyentes inversores mexicanos, qataríes y colombianos.

Noticias del Grupo Prisa Juanma Moreno Rosauro Varo
El redactor recomienda