Es noticia
Menú
El gran negocio de Pacha: lo que se gastan las 'celebrities' en sus clubs de lujo
  1. Empresas
UN MARGEN DEL 85%

El gran negocio de Pacha: lo que se gastan las 'celebrities' en sus clubs de lujo

El Confidencial ha tenido acceso a los datos internos de la mayor empresa de ocio nocturno de España, que ahora busca comprador por más de 500 millones de euros

Foto: Hotel de Pacha en Ibiza. (Foto: Pacha)
Hotel de Pacha en Ibiza. (Foto: Pacha)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Las copas siempre han sido un gran negocio. Si son 'premium', mejor. Trilantic, MCH y GDF, los tres fondos de capital riesgo dueños de Pacha, bien lo saben. Estos tres fondos de capital riesgo buscan un comprador que pague algo más de 500 millones de euros por una empresa que compraron por cerca de 270 millones en 2017. Después de haber perdido unos 100 millones de euros durante los dos años de la pandemia, que le obligó a tener cerradas las puertas de sus exóticos lugares de ocio e incluso a ser rescatada por el Estado, la compañía ha vivido el mejor verano de su vida, con unos ingresos de casi 130 millones y un beneficio operativo de cerca de 50 millones.

Unas cifras, la de las pérdidas acumuladas y los ingresos, aparentemente contradictorias con la valoración que piden los actuales propietarios, que se explican por unos márgenes difícilmente replicables en cualquier negocio legal, gracias a las enormes facturas que pagan sus clientes. Celebrities, futbolistas, cantantes e influencers de moda que se dejan ver cada julio y agosto por Ibiza, Formentera y Mikonos (Grecia), donde el grupo tiene alguno de sus locales más famosos. Unos VIP que consumen cada temporada unas 8.000 botellas del reconocido champagne Dom Pérignon o más de 500 del restringido Único (800 euros) de la Bodega Vega Sicilia.

Según la documentación interna enviada a los potenciales compradores de Pacha, el ticket medio que abona cada afortunado que entra en Lío Ibiza, el club de lujo del grupo, asciende a 382 euros. Una factura que supone un crecimiento del 54% respecto a lo que las 'celebrities' que visiten el local de la isla balear abonaba en 2017 (248 euros) cuando los exbanqueros españoles de Lehman Brothers, Javier Bañón y Javier Olascoaga, ahora gestores de Trilantic, compraron la compañía a la familia Urgell. Por su parte, lo que se dejan en copas en Pacha Nigh Club, la discoteca de moda del 'holding' del entretenimiento, sube hasta los 483 euros, un 35% más que hace cinco años.

Dormir en el Hotel Pacha, que incluye la entrada a la discoteca, supone unos ingresos medios de 656 euros, un 117% más que cuando el grupo pasó a manos de los tres 'prviate equitys', según la citada documentación. El margen del negocio conjunto, incluido el restaurante de día, las discotecas de noche, el club y el hotel es del 85%, una rentabilidad poco común en ninguna actividad ordinaria.

Detrás de estos números hay una estrategia comercial muy sofisticada, que se mide a diario. Por ejemplo, la casa da prioridad, gracias a un listado interno, a los clientes que "históricamente gastan mucho", según la documentación interna, o a los "nuevos que aceptan un gasto mínimo muy alto". "Las mesas canceladas situadas en lugares top se mantienen hasta el último minuto para maximizar el precio de venta", asegura Pacha, que reconoce que revisa las tarifas al alza de forma instantánea en cuanto tiene asegurada un mínimo de afluencia a algunos de sus espectáculos nocturnos.

El éxito de esta compañía es tal que, pese a las distintas crisis económicas y sanitarias, su público, clientes de alto poder adquisitivo, no ha dejado de crecer. Las previsiones de cierre de este ejercicio es de casi 700.000 visitantes, frente a los 555.000 que tenía en 2017. Su mayor mercado es el rico inglés, que supone el 19% del total, seguido de los españoles, que representan el 11% de la clientela. Alemanes, italianos, franceses y estadounidenses también se suman a la fiesta de Pacha, que tiene una gran fidelidad entre los feligreses de la noche ibicenca, ya que tres de cada cuatro repiten más de una vez.

Sus principales competidores son Ushuaia, de la familia Matutes, a los que les gustaría comprar Pacha. Pero, según fuentes financieras, el tamaño es muy grande para estos empresarios históricos del sector hotelero y de la restauración. Otros directamente renunciaron, como Ferrán Adriá, que se asoció con el dueño del Circo del Sol para abrir un restaurante en Ibiza en 2019. Dos años después, el Heart Ibiza tuvo que cerrar. En la documentación enviada a los inversores se citan que Billionare, la cadena de clubs fundada por Flavio Briatore, el empresario de la Fórmula 1, pasa por problemas en Porto Cervo, en Cerdeña.

El proceso de venta ha generado gran interés entre varios multimillonarios estadounidenses, que están dispuestos a pagar las más de 10 veces el beneficio operativo o Ebtida que genera Pacha pese a las amenazas de recesión mundial. Sobre todo porque la compañía quiere exportar la marca de las dos cerezas a las ciudades de más lujo del mundo. Según el folleto, Pacha abrirá el próximo año en Dubai y Marbella y en 2024 tendrá un local en Las Vegas, Miami (ambas en Estados Unidos) y Saint Moritz (Suiza). Una expansión que permitirá elevar el Ebitda hasta los 132 millones en 2027, más del doble de la cifra alcanzada este verano.

Si la venta llega a buen puerto, el primero en cobrar será el Estado, que le dio dos préstamos de 10 y 18 millones respectivamente, cuando el covid cerró sus clubs. Una financiación que generó cierto revuelo en la clase política, algunos de los cuales suelen veranear en Ibiza y Formentera. Incluido Pedro Sánchez, Isabel Díaz Ayuso o Begoña Villacís.

Las copas siempre han sido un gran negocio. Si son 'premium', mejor. Trilantic, MCH y GDF, los tres fondos de capital riesgo dueños de Pacha, bien lo saben. Estos tres fondos de capital riesgo buscan un comprador que pague algo más de 500 millones de euros por una empresa que compraron por cerca de 270 millones en 2017. Después de haber perdido unos 100 millones de euros durante los dos años de la pandemia, que le obligó a tener cerradas las puertas de sus exóticos lugares de ocio e incluso a ser rescatada por el Estado, la compañía ha vivido el mejor verano de su vida, con unos ingresos de casi 130 millones y un beneficio operativo de cerca de 50 millones.

Ibiza Capital riesgo Trilantic Capital Partners MCH Private Equity
El redactor recomienda