Es noticia
Menú
Pachá nombra a un ex de Lehman CEO para explotar el nuevo club con Rosauro Varo
  1. Empresas
SANJAY NANDI, AL MANDO

Pachá nombra a un ex de Lehman CEO para explotar el nuevo club con Rosauro Varo

El fondo Trilantic, que compró el grupo de ocio en 2017, releva a su primer ejecutivo y pone al frente a un exbanquero de Lehman Brothers para volver a los números verdes

Foto: Rosauro Varo (i), Elías Bendodo (2i); José María García Urbano, alcalde de Estepona (c); Josep Antoni Escandell, general manager del Grupo Pacha (2d); y Pablo Alberca, director de Operaciones de GAT Inversiones.
Rosauro Varo (i), Elías Bendodo (2i); José María García Urbano, alcalde de Estepona (c); Josep Antoni Escandell, general manager del Grupo Pacha (2d); y Pablo Alberca, director de Operaciones de GAT Inversiones.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Grupo Pachá confía en la actual temporada de verano para revertir los números rojos en que lleva inmersa la compañía de discotecas por el impacto de la pandemia. El grupo de entretenimiento espera que la llegada masiva de turistas alemanes e ingleses le permita volver a los beneficios, tras varios años consecutivos de pérdidas, incluso antes del covid-19. Para ello, Trilantic, el fondo de capital riesgo que compró la sociedad conocida por sus clubes de lujo en Ibiza, ha nombrado a Sanjay Nandi consejero delegado en sustitución de Nick McCabe, que apenas ha estado tres años y medio en el cargo.

Según han confirmado fuentes próximas a Mediterranean Sky International, la sociedad instrumental de Trilantic, que controla el 87% del capital desde Luxemburgo, el 'private equity' ha relevado a su primer ejecutivo por “motivos personales”. McCabe, que tomó las riendas de Pachá en febrero de 2019 con un ambicioso plan de expansión por Grecia y los Emiratos Árabes, venía de Hakkasan Group, una compañía con sede en Las Vegas especializada en los 'nightclubs'. Una experiencia que quería aplicar a la empresa española, adquirida por el fondo de capital riesgo en 2017 por 250 millones de euros, junto a los españoles MCH y GPF.

No obstante, durante su primer año al frente del grupo, Pachá perdió 10 millones de euros, lo que le llevó a aplicar un expediente de regulación de empleo (ERE) para 47 personas, casi el 15% de la plantilla, debido a “causas productivas, motivadas por la necesidad de reestructuración del grupo”. La aparición de la pandemia echó abajo cualquier previsión de mejora y de apertura de nuevos locales, incluidos hoteles fuera de las Baleares. Aunque la compañía trató de abrir algunos de sus clubes más emblemáticos, las restricciones sanitarias la obligaron a cerrarlos apenas dos semanas después, en pleno verano de 2020.

Foto: Hotel de Pachá en Ibiza. (Pachá)

En ese ejercicio, Pachá perdió 61 millones de euros, minusvalías que continuaron en 2021 —aún no ha hecho públicos los números rojos a cierre del año fiscal— debido a que los establecimientos funcionaron a medio gas por la falta de turistas. Por ello, el grupo de ocio tuvo que recurrir, primero, al Instituto de Crédito Oficial (ICO), que le concedió un préstamo de 10 millones, y después a Cofides, organismo dependiente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), que le dio una financiación adicional de 18 millones ante la imposibilidad de conseguir liquidez de la banca tradicional.

Santander y BBVA, sus dos principales acreedores, no le facilitaron más financiación, pero sí le dieron una dispensa ante el incumplimiento de algunos de los 'covenants' o cláusulas incluidas en el préstamo de hasta 114 millones que firmaron a finales de 2019 que obligan a la compañía a tener una relación saneada entre su beneficio operativo o ebitda y su deuda.

Foto: El empresario Rosauro Varo. (EFE)

Un rescate, aprobado el 19 de diciembre de 2021, que provocó una gran polvareda porque varios partidos políticos criticaron que se utilizara dinero público para un grupo de discotecas, cuyo dueño es un fondo de capital riesgo que usa una estructura societaria en Luxemburgo para pagar menos impuestos. Una semana más tarde, Pachá y Rosauro Varo, empresario andaluz del ocio, actual vicepresidente de Prisa y consejero de Acciona Renovables, anunciaron una alianza para construir un club de lujo entre Marbella y Estepona con una inversión próxima a los 20 millones, lo que avivó aún más polémica.

De este proyecto, cuya primera piedra se instaló el pasado viernes, con la presencia de Elías Bendodo, consejero de Presidencia de la Junta de Andalucía y coordinador general del Partido Popular, se va a encargar ya Sanjay Nandi, un exbanquero de Lehman Brothers, que era el director de Desarrollo o 'chief Development officer' de Pachá y que ya ha sustituido a McCabe. Su nombramiento oficial se hizo a mediados de junio, si bien la transición entre ambos se hizo en el primer trimestre de este año. Trilantic ya había confiado en Nandi para otros proyectos de restauración en Estambul y Londres.

Trilantic, creado por exbanqueros de Lehman Brothers, está dirigido por Javier Bañón y Javier Olascoaga. El fondo ha sido inversor destacado de otras empresas españolas, como Talgo, Euskaltel y Vertex, una antigua filial de Abengoa. Actualmente, está en el capital de la empresa de energías renovables Gransolar.

Grupo Pachá confía en la actual temporada de verano para revertir los números rojos en que lleva inmersa la compañía de discotecas por el impacto de la pandemia. El grupo de entretenimiento espera que la llegada masiva de turistas alemanes e ingleses le permita volver a los beneficios, tras varios años consecutivos de pérdidas, incluso antes del covid-19. Para ello, Trilantic, el fondo de capital riesgo que compró la sociedad conocida por sus clubes de lujo en Ibiza, ha nombrado a Sanjay Nandi consejero delegado en sustitución de Nick McCabe, que apenas ha estado tres años y medio en el cargo.

Rosauro Varo Ibiza Marbella Trilantic Capital Partners
El redactor recomienda