Es noticia
Menú
El BCE pide nuevas proyecciones a los bancos para calcular el agujero de la crisis
  1. Empresas
REQUERIMIENTO

El BCE pide nuevas proyecciones a los bancos para calcular el agujero de la crisis

El supervisor pide de aquí a un mes nuevos planes estresados de las entidades para 2022 por la guerra de Ucrania y el descontrol de la inflación y los precios energéticos

Foto: Sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort. (Reuters/Wolfgang Rattay)
Sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort. (Reuters/Wolfgang Rattay)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Nueva vuelta de tuerca del Banco Central Europeo (BCE) a las grandes entidades de la región. El supervisor europeo se ha puesto en contacto con los 110 mayores bancos para pedir unas nuevas proyecciones financieras adaptadas al cada vez peor entorno económico. El BCE ya hizo un ejercicio parecido en primavera, y ha decidido repetirlo más severamente ante los acontecimientos.

La petición llegó a la vuelta de verano a los despachos de los 10 bancos españoles supervisados por Fráncfort —Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell, Bankinter, Unicaja, Ibercaja, Kutxabank, Cajamar y Abanca—, y ha generado preocupación y malestar.

Lo primero, por la dinámica adquirida en los últimos tiempos por el BCE, que hace temer por futuras vueltas de tuerca que concluyan con algunas restricciones al dividendo selectivas. Y el malestar se debe a que el requerimiento ha significado una carga de trabajo extra a los bancos en un momento complejo. De hecho, las entidades se quejan de que el supervisor podría haber esperado un mes y haber tenido en noviembre sus presupuestos para 2023, que comienzan a elaborarse en estas fechas.

Foto: Sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort. (Reuters/Wolfgang Rattay)

La información solicitada a los bancos incluye las cifras estimadas de final de 2022 y las de 2023, calculadas con un escenario base y uno adverso. Con ello, el BCE quiere hacerse una idea de la magnitud de las turbulencias que podrían desatarse en los próximos meses, según las fuentes consultadas.

Esta medida se enmarca, añaden, dentro del tono endurecido del BCE como supervisor desde que estalló la guerra de Ucrania y sus efectos comenzaron a extenderse hacia la economía. Entre las decisiones tomadas desde entonces, se incluyen no bajar exigencias de capital anuales (SREP) y poner el foco sobre las carteras crediticias más tocadas: compañías con mucha dependencia de los precios energéticos, las que arrastran financiación del ICO (Instituto de Crédito Oficial) y las familias que ya se acogieron a las moratorias en 2020.

Sin impacto a corto

'A priori', los resultados de estos requerimientos no tendrán como respuesta nuevas medidas del supervisor sobre las propias entidades, sino que los datos se usarán para estudios internos del BCE.

Foto: Sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort. (Reuters/Wolfgang Rattay)

Desde los bancos españoles, señalan que todos los cálculos y revisiones realizados hasta el momento arrojan números tranquilizadores para el sector. La actividad crediticia ha seguido activa hasta al menos septiembre, y la morosidad sigue controlada.

Añaden que el crecimiento del PIB (producto interior bruto), la caída del paro, el buen verano y el tirón en sus cuentas de la subida de los tipos de interés impulsarán sus cuentas en los próximos trimestres, aun en un escenario de recesión europea y teniendo en cuenta el impuesto en que trabaja el Gobierno.

Nueva vuelta de tuerca del Banco Central Europeo (BCE) a las grandes entidades de la región. El supervisor europeo se ha puesto en contacto con los 110 mayores bancos para pedir unas nuevas proyecciones financieras adaptadas al cada vez peor entorno económico. El BCE ya hizo un ejercicio parecido en primavera, y ha decidido repetirlo más severamente ante los acontecimientos.

Banco Central Europeo (BCE) Banca
El redactor recomienda