Es noticia
Menú
La SEPI rechaza el rescate de Ezentis y pone en riesgo 10.000 empleos
  1. Empresas
PATRIMONIO NEGATIVO

La SEPI rechaza el rescate de Ezentis y pone en riesgo 10.000 empleos

El organismo público no ha aprobado la solicitud de ayuda de 70 millones presentada por el grupo de telecomunicaciones controlado por José Elías, dueño de Audax Renovables

Foto: Torre de comunicaciones de Ezentis. (Ezentis)
Torre de comunicaciones de Ezentis. (Ezentis)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) ha reunido hoy a su consejo gestor para analizar los últimos rescates que puede otorgar con cargo al fondo gubernamental para las empresas afectadas por el covid, el cual vence el próximo 30 de junio. Según fuentes financieras, el organismo público ha estudiado el expediente presentado por Ezentis, la compañía de telecomunicaciones propiedad de José Elías, que corre el riesgo de acogerse al preconcurso de acreedores al tener un agujero de 163,2 millones de euros y un fondo de comercio negativo de 222,7 millones. Así, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se ha visto obligada este viernes a suspender su cotización en bolsa hasta que la compañía ha confirmado que rechazan su rescate.

Estas fuentes indican que la solicitud de una ayuda de 70 millones de euros presentada por Ezentis el pasado mes de mayo, como adelantó El Confidencial el 16 de junio, no cumple con las exigencias del fondo de la SEPI, en especial porque se considera que los problemas principales de la compañía no tienen su origen en la pandemia. El grupo, por el contrario, describe en sus cuentas anuales que el covid supuso “una limitación relevante en la actividad, tanto en el volumen de negocio y rentabilidad de los proyectos históricos como, dada la limitación en los niveles de nueva inversión y 'capex' que han sufrido sus clientes, en la capacidad de crecimiento y desarrollo de nuevos proyectos y negocios”.

Foto: José Elías, propietario de Ezentis. (EFE/Alejandro García)

En concreto, Ezentis detalla que el impacto del coronavirus en 2021 fue de 918.000 euros, y de 3,66 millones en 2020, debido a los gastos de los expedientes de regulación temporal de empleo y reestructuraciones laborales, así como por la adquisición de EPI y material sanitario relacionado con la pandemia. Unos números que, según estas fuentes, no son suficientes para la SEPI para justificar la disposición de los 70 millones requeridos.

Otras fuentes añaden que el organismo dependiente del Ministerio de Hacienda, que también ha rechazado los rescates de Abengoa y de Naviera Armas, así como los de Room Mate y Villar Mir, no ha dispuesto de tiempo suficiente para analizar la petición de la compañía, cuyo principal cliente es Telefónica, debido a que la solicitud fue cursada el pasado mes de mayo.

A 31 de diciembre del pasado año, Ezentis incumplía dos de las cuatro ratios establecidas en el contrato de financiación original

Si se confirma oficialmente el rechazo de la SEPI, la situación de Ezentis, que ha perdido 250 millones en los dos últimos años, se complicará mucho. El grupo, del que Elías es dueño del 28% del capital, arrastra un pasivo de unos 130 millones. De esta cantidad, cerca de 70 millones se los tiene que devolver al fondo de crédito Muzinich, que le cobra un elevado tipo de interés. El resto se lo adeuda a Banco Santander, BBVA, CaixaBank, EBN y Banco Pichincha, los cuales le han dado una dispensa provisional para no atender determinadas ratios financieras de obligado cumplimiento.

A 31 de diciembre de 2021, Ezentis incumplía dos de las cuatro ratios establecidas en el contrato de financiación original. Los acreedores, entre los que está el Instituto de Crédito Oficial (ICO), acordaron dar una dispensa a la compañía, pero la obligaban a enviar un informe de cumplimiento de ratios no más tarde del 21 de marzo de 2022. Fuentes próximas a la sociedad reconocen que este año tampoco podrán cumplir con sus compromisos, por lo que pedirán a la banca un sacrificio en forma de quita.

La advertencia de KPMG

La compañía, que este año debe amortizar unos 34,5 millones, se ha puesto en manos de Deloitte para negociar con los bancos, mientras que estos han contratado los servicios de PriceWaterhouse (PwC). Además, Elías está obligado a acometer una ampliación de capital, ya que la compañía cerró el pasado año con un patrimonio negativo de 163 millones, lo que la sitúa cerca de la causa de disolución, como ha advertido KPMG en su informe de auditoría. En juego está el futuro de casi 10.000 empleados, más que los que tiene Celsa.

Foto: Virilo Moro. (KPMG)

El dueño también de Audax Renovables y de La Sirena planteó el pasado año una fusión entre su empresa de energías verdes y Ezentis, precisamente para solucionar este problema patrimonial. Pero, finalmente, desistió porque la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) le exigió el lanzamiento de una opa por la totalidad del capital. La ecuación de canje planteada por Audax suponía entregar a Elías en torno al 60% del capital social de Ezentis.

El empresario catalán, cuyo nombre tomó vuelos mediáticos al ser uno de los principales avalistas de Joan Laporta para facilitar su acceso a la presidencia del Barça, ha ordenado también a sus abogados tomar medidas legales contra el anterior equipo gestor. En concreto, contra Fernando González, el que fuera consejero delegado hasta finales de 2021. Elías cree que puede haber habido administración desleal.

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) ha reunido hoy a su consejo gestor para analizar los últimos rescates que puede otorgar con cargo al fondo gubernamental para las empresas afectadas por el covid, el cual vence el próximo 30 de junio. Según fuentes financieras, el organismo público ha estudiado el expediente presentado por Ezentis, la compañía de telecomunicaciones propiedad de José Elías, que corre el riesgo de acogerse al preconcurso de acreedores al tener un agujero de 163,2 millones de euros y un fondo de comercio negativo de 222,7 millones. Así, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se ha visto obligada este viernes a suspender su cotización en bolsa hasta que la compañía ha confirmado que rechazan su rescate.

Ezentis SEPI Rescate KPMG
El redactor recomienda