Es noticia
Menú
Los trabajadores de Celsa se concentrarán este viernes ante el bloqueo de la ayuda SEPI
  1. Empresas
en Barcelona, Bilbao, A Coruña y Santander

Los trabajadores de Celsa se concentrarán este viernes ante el bloqueo de la ayuda SEPI

La protesta comenzará a partir de las doce de la mañana y representará los intereses de las 4.500 personas afectadas por la situación actual del grupo

Foto: Logo de Celsa Group. (Celsa Group)
Logo de Celsa Group. (Celsa Group)

Los comités de empresa de Celsa han convocado concentraciones en Barcelona, Bilbao, A Coruña y Santander, donde se paralizarán todas sus plantas. Estas cuatro son las ciudades en las que la siderúrgica catalana tiene actividad, y las manifestaciones se realizarán en defensa de la industria y con el objetivo de reivindicar el desbloqueo de la ayuda financiera ofrecida por la SEPI.

La protesta comenzará a partir de las doce de la mañana y representará los intereses de las 4.500 personas afectadas por la situación actual del grupo. Según traslada el comité en un comunicado, los fondos acreedores de la compañía están siendo los responsables del bloqueo a la financiación pública, que asciende a los 550 millones de euros (400 M para sanear balance y 150 para impulsar el plan estratégico del grupo).

Los representantes de los trabajadores valoran que Celsa "defienda el modelo industrial que conlleva inveriones, empleo y generación de riqueza", pero no la postura de los fondos que controlan la deduda de la compañía, que asciende hasta los 2.200 millones de euros. En la nota, señalan que el modelo "especulador" por el que Deutsche Bank, Goldman Sachs, SVP y Cross Ocean quieren optar beneficia "única y exclusivamente a unos pocos a costa de los trabajadores".

Foto: Planta siderúrgica. (Unsplash)

Esta misma mañana, el grupo Celsa ofrecía otros 400 millones a estos fondos para lograr el acceso a la suma prevista en el plan SEPI, "en un último esfuerzo por impedir la obstrucción que los fondos están realizando a la financiación pública", señalaba en otro comunicado a empresa controlada por la familia Rubiralta.

En todo este proceso, además, los propietarios de Celsa también se han comprometido a aportar 50 millones de euros, pero los fondos insisten por el momento en convertir su deuda en capital y en quedarse con parte de la compañía.

"Con esta oferta, la concesión de la ayuda pública y el futuro de 30.000 puestos de trabajo quedan a expensas de la decisión de Deutsche Bank, Goldman Sachs, SVP y Cross Ocean, fondos buitre que no financiaron al Grupo Celsa, sino que compraron su deuda en el mercado secundario con enormes descuentos de hasta el 90 %, y que pretendían con la oferta planteada obtener rentabilidades medias anuales usurarias, próximas al 80 %", sostiene Celsa.

Foto: Logo de Celsa Group. (Celsa Group)

Y es que la compañía sigue alegando que una cosa es el valor nominal de la deuda en posesión de los fondos y otra el precio real pagada por ella.

Celsa asegura que la propuesta formulada este jueves cuenta "con el respaldo unánime del comité ejecutivo y el consejo de administración" de la siderúrgica, que han aceptado este incremento adicional "como último esfuerzo para salvar el boicot a la ayuda pública por parte de los fondos", subraya.

"Ambos órganos sostienen que las pretensiones de los fondos rompen los límites del correcto uso de la financiación pública que no puede utilizarse como base de una estrategia especulativa propia de los fondos distress, a costa de un daño irreparable para todos los grupos de interés de la compañía", insiste la empresa.

Los comités de empresa de Celsa han convocado concentraciones en Barcelona, Bilbao, A Coruña y Santander, donde se paralizarán todas sus plantas. Estas cuatro son las ciudades en las que la siderúrgica catalana tiene actividad, y las manifestaciones se realizarán en defensa de la industria y con el objetivo de reivindicar el desbloqueo de la ayuda financiera ofrecida por la SEPI.

Celsa Group SEPI