Es noticia
Menú
El cine independiente sufre el golpe del pacto de la CNMC con los grandes de Hollywood
  1. Empresas
UN AUTO DE PELÍCULA

El cine independiente sufre el golpe del pacto de la CNMC con los grandes de Hollywood

La Audiencia Nacional le niega de momento la suspensión cautelar de un pacto que fue anunciado en octubre y que durará cinco años. Adicine no estaba en la sanción, pero se ve afectada

Foto: Un cine. (iStock)
Un cine. (iStock)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Golem, Caramel, Filmax… El cine independiente sufre el golpe colateral de las grandes. La asociación de distribuidores independientes de cine (Adicine) ha recurrido la resolución de la Comisión Nacional del Mercado de Competencia (CNMC) con las principales empresas del sector, conocidas como ‘majors’ (Paramount, Sony, Columbia, Walt Disney, Hispano-Fox, Wbee y Warner Bros), así como la compañía de medición de audiencias Rentrak. Según Adicine, este pacto impide que sus empresas reciban la información de Rentrak, lo cual compromete su visibilidad en el negocio. Sin embargo, de momento el juzgado no ha accedido a suspender cautelarmente las medidas. Desde Adicine, no han llegado a hacer comentarios.

El organismo de competencia abrió expediente sobre estas grandes distribuidoras en 2019 por monopolio. Lo que la entidad analizó fue la homogeneización de las políticas comerciales que estaban llevando a cabo estas compañías y la empresa integradora Ymagis en el proceso de digitalización de las salas de cine. Además, también investigó el intercambio de información comercialmente sensible (fechas de estrenos, número de espectadores, recaudación, etc.) entre las grandes distribuidoras con la colaboración de Rentrak.

En el primer caso, las sospechas no quedaron acreditadas. En el segundo, la CNMC dijo que “el intercambio de información comercialmente sensible (...) de manera desagregada e individualizada y en tiempo real podría haber restringido la competencia [por ejemplo, en la política de estrenos entre las compañías]”.

Foto: La distribuidora y exhibidora Golem reabrió sus salas en julio. (Efe)

Tras estos análisis, la CNMC llegó finalmente a un acuerdo con las afectadas para evitar que lloviesen las multas en octubre de 2021. Se trata de una práctica conocida como terminación convencional, con la que el regulador hace vinculantes los compromisos presentados por las propias empresas para que así no reciban el castigo. La propia CNMC reconoció —en la nota de prensa que anunciaba esta decisión— que la terminación convencional, si bien está contemplada por la ley, es una solución “atípica”.

En este caso, la CNMC y estas compañías del cine alcanzaron unos acuerdos en los que eliminaban los intercambios sobre determinada información privada, así como acceso a ciertos datos del mercado español de la distribución cinematográfica. Por su parte, la empresa de medición de audiencia no podía facilitar a las distribuidoras de cine información de otras distribuidoras sobre varias cuestiones. Primero, sobre los ingresos por taquilla desagregados por pantalla en tiempo real y a nivel desagregado y, segundo, sobre el número de salas de cine previstas para la exhibición. El cumplimiento se extiende a cinco años.

Es en este ámbito en el que Adicine se ha visto afectada. Según el auto de la Audiencia Nacional en el que el juzgado le niega la suspensión cautelar del acuerdo, el organismo, “que no fue parte en el expediente sancionador del que trae causa el recurso del que dimana la presente pieza de medidas cautelares, alega que, conforme a los compromisos asumidos, Rentrak no puede facilitar información sobre estrenos futuros y sobre resultados en taquilla no solo a las ‘majors’, sino al resto de sus clientes, entre los que se encuentran los distribuidores independientes miembros de la recurrente Adicine y que esto perjudica a la demandante”. Es decir, la agrupación se perfila como parte afectada sin estar en la cuestión.

Adicine no estaba incluida en este acuerdo

Adicine concreta “que la ejecución de la resolución recurrida le ocasionaría perjuicios irreparables, por cuanto que las películas distribuidas por los asociados de Adicine tendrán una menor visibilidad y, por tanto, generarán unos menores ingresos”.

Adicine concreta que “la delicada situación del sector hace que una reducción en los ingresos pueda derivar seguramente en una desaparición del distribuidor independiente”. Argumenta razones jurídicas, "por cuanto la ausencia de información de Rentrak a Adicine provocará que pierda gran parte de su facultad para gestionar su propia estrategia de negocio, y, por tanto, su capacidad competitiva". Por otro lado, también de “competencia en el mercado; pues considera que la pérdida de capacidad competitiva de los asociados de Adicine supone que el mercado de distribución cinematográfica sea menos competitivo, favoreciendo la salida de los competidores más pequeños que no pueden competir con las ‘majors’ sin la información de Rentrak”.

El juzgado no le compra el argumento y considera que las razones que dan desde Adicine son “insuficientes” y que solo podría acceder a las medidas cautelares “cuando se evidencian datos objetivos muy relevantes que pongan de manifiesto al margen de un juicio de fondo extraño a este incidente la abierta ilegalidad del acto”. De hecho, todo esto no se podría hacer “sin que con ello se prejuzgue en modo alguno el fallo definitivo”, y este tipo de análisis no pueden ser resultado “del estrecho cauce de este incidente cautelar”. El juzgado carga las costas en Adicine.

Golem, Caramel, Filmax… El cine independiente sufre el golpe colateral de las grandes. La asociación de distribuidores independientes de cine (Adicine) ha recurrido la resolución de la Comisión Nacional del Mercado de Competencia (CNMC) con las principales empresas del sector, conocidas como ‘majors’ (Paramount, Sony, Columbia, Walt Disney, Hispano-Fox, Wbee y Warner Bros), así como la compañía de medición de audiencias Rentrak. Según Adicine, este pacto impide que sus empresas reciban la información de Rentrak, lo cual compromete su visibilidad en el negocio. Sin embargo, de momento el juzgado no ha accedido a suspender cautelarmente las medidas. Desde Adicine, no han llegado a hacer comentarios.

CNMC
El redactor recomienda