Demanda millonaria contra Yelmo Films por dejar de pagar el alquiler de los cines
  1. Empresas
PRESENTADA POR DRAGO CAPITAL

Demanda millonaria contra Yelmo Films por dejar de pagar el alquiler de los cines

Drago Capital, la gestora de Luis Iglesias demanda a la cadena cinematográfica por incumplir el contrato de arrendamiento en centros comerciales

placeholder Foto: Pasillo de Cines Yelmo. (EFE)
Pasillo de Cines Yelmo. (EFE)

El covid-19 se sigue expandiendo por los tribunales. Drago Capital, la gestora de fondos de Luis Iglesias y que fue de Oleguer Pujol, el hijo menor del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, ha presentado una demanda contra Yelmo Films, la mayor cadena de cines de España, por impago del alquiler. En el auto judicial, el arrendador considera que la empresa, propiedad de unos millonarios mexicanos, no está cumpliendo con sus obligaciones pese a destinar parte de la caja a comprar acciones en bolsa de compañías del sector.

En concreto, Drago Capital reclama a Cinépolis, propietaria de Yelmo Cines, 1,1 millones de euros por no abonar el alquiler de las salas del centro comercial Plaza Norte 2, situado en Las Rozas Madrid. La gestora sostiene en su demanda que Tenedora de Cines, dueña de Cinépolis, 'holding' con sede social en México, se gastó el verano pasado 112 millones de dólares en comprar el 6% del capital de Cinepark, una compañía cotizada en Wall Street, la segunda mayor cadena de cines de Estados Unidos, mientras les dejaba de pagar su renta mensual con la justificación de la caída de las ventas por el cierre forzoso de los cines.

Foto: Dos espectadores toman asiento en una sala de los Cines Yelmo del centro comercial Islazul. (EFE)

Cinépolis, que compró la española Yelmo en 2015 y se hizo con sus 414 salas de cine, ubicadas en 20 ciudades del país, ha solicitado al juez la aplicación de la 'rebus sic stantibus', la cláusula contractual a la que se están acogiendo numerosas cadenas textiles y de restauración para incumplir un contrato por una causa de fuerza mayor. Una artimaña legal para evitar tener que hacer frente a unos costes fijos en un momento en que carecen de ingresos o han caído de forma drástica por las sucesivas restricciones a la movilidad aprobadas por el Gobierno y las comunidades autónomas.

Pero el juzgado número 2 de Primera Instancia de Alcobendas denegó el pasado 8 de febrero la aplicación de la 'rebus sic stantibus' y de las medidas cautelares solicitadas por Yelmo Film, tras considerar que la compañía no habría acreditado estar incursa en situación de insolvencia y que, por tanto, no se apreciaba la existencia de un riesgo de mora procesal.

Foto: Discoteca cumpliendo las medidas del covid

Según Cinépolis, "este auto de medidas cautelares no se pronuncia respecto al fondo del asunto, ni presenta conclusión sobre la aplicación de la cláusula ‘rebus sic stantibus’ en el contrato de arrendamiento suscrito por ambas compañías". Drago Capital ha rehusado hacer ningún comentario sobre esta información, al estar el caso 'sub iudice'.

Yelmo se reserva la opción de interponer un recurso de apelación en la Audiencia Provincial de Madrid, si bien fuentes jurídicas indican que su posición es delicada. Desde la empresa, se expone que se ha visto fuertemente afectada como consecuencia de la pandemia originada por el covid-19, al igual que el sector de la exhibición cinematográfica en España. Y asegura que ha alcanzado acuerdos de bonificación de la renta con la totalidad de sus arrendadores, a excepción de Borna Investments, SL (sociedad filial de la gestora inmobiliaria Drago Capital).

Cinépolis dispuso de una línea de crédito de 23 millones de dólares y después un préstamo adicional de 40 millones

Cinépolis es la primera cadena de cines de España, la más grande de Latinoamérica y la cuarta del mundo. Con cerca de 4.500 salas a nivel global, aquí tiene salas en Madrid, Barcelona, Bilbao, Valencia, Málaga, A Coruña, Santa Cruz de Tenerife, Alicante, Oviedo y Gijón, entre otras. Debido a la aparición del coronavirus, la compañía tomó medidas para proteger el negocio conforme se iban cerrando sus centros de producciones país por país y se retrasaban los lanzamientos de grandes películas programadas.

Para ello, Cinépolis dispuso de una línea de crédito de 23 millones de dólares concedida por BBVA, el mayor banco de México, al que solicitó inmediatamente después un préstamo adicional de 40 millones para atender su liquidez y sus compromisos a corto plazo, tales como pagos de arrendamiento, deuda a corto plazo y pago de intereses. Fuentes financieras señalan que la compañía mexicana, que ha requerido más asistencia financiera sin cuantificar, ha prestado a su vez dinero a Yelmo para que la española pudiera continuar con sus operaciones y evitar la quiebra.

Drago Capital Cine Oleguer Pujol Luis Iglesias Audiencia Provincial de Madrid México
El redactor recomienda