Es noticia
Menú
La ingeniería del City: cómo funciona el holding futbolístico que tensa a la industria
  1. Empresas
Cotizalia Sports

La ingeniería del City: cómo funciona el holding futbolístico que tensa a la industria

El grupo creado en torno al Manchester City asume el grueso de los costes de estructura y soporta las pérdidas de las franquicias, salvando la rentabilidad del club de la Premier

Foto: Manchester City vs Real Madrid (EPA/Peter Powell)
Manchester City vs Real Madrid (EPA/Peter Powell)

El Manchester City ha sido uno de los grandes agitadores y distorsionadores de la industria del fútbol. Primero, acumulando pérdidas de más de 800 millones de euros (691 millones de libras) como club independiente tras el desembarco en 2008 de la realeza de Abu Dhabi en su accionariado. Después, soportando pérdidas por otros 650 millones desde 2014, cuando la ambición fue crear el primer hólding futbolístico del mundo: disponer de franquicias en todos los continentes, pero también una estructura societaria que permite esquivar las pérdidas a su joya en la Premier League.

El grupo que comanda Ferran Soriano empleaba a 1.280 personas a cierre de 2020-2021, de las que 689 correspondían al área comercial y administrativa. Ahora bien, de este colectivo encargado de generar nuevos ingresos y mantener la operativa del grupo, sólo 264 nóminas se cargaron al Manchester City. Es decir, sólo un 38,3% de la fuerza laboral, pese a que representa más del 90% del negocio ordinario del emporio, es decir, excluidas las plusvalías por traspasos.

Esta fórmula, por ejemplo, no es la que usan Barça o Madrid con sus respectivas secciones, como tampoco el Atlético de Madrid, que en los últimos dos años ha visto aumentados sus números rojos por la inversión inicial realizada en su desembarco en México o Canadá. En el caso de los citizen, todas sus participadas están en pérdidas, y en 2020-2021 se comieron el exiguo beneficio neto de 2,4 millones de libras (2,9 millones de euros) que consiguió el equipo inglés. Ese año, City Football Group perdió 52,9 millones de libras (64 millones de euros).

Foto: El técnico italiano se lamenta durante el encuentro. (EFE/Peter Powell)

Pero, ¿qué busca el City con esta red de clubes? Una combinación de factores. El más obvio, tener una mayor telaraña con la que atraer a los mayores talentos futbolísticos que surgen, un objetivo que exige tener equipos de todos los niveles para hacer circular a los jugadores en función de su nivel, pero también la necesidad de que sean equipos distintos, tras la entrada en vigor de una nueva norma de la Fifa que limita el número de futbolistas cedidos.

Muestra de ello es la compra de equipos en mercados que económicamente no son los más relevantes para el fútbol, pero sí son importantes en cuanto a exportación de talento. En ese nivel figuran el Montevideo City Torque de Uruguay, a partir del cual se creó su red de scouting en Latinoamérica, pero también el ESTAC Troyes de Francia o el Lommel SK de Bélgica. También intentó adquirir el NAC Breda de Países Bajos, pero la semana pasada acabó desistiendo ante la oposición de los aficionados a someterse al capitalismo futbolístico.

La última operación en este sentido es la que se negocia en Brasil, donde ha ofrecido 180 millones de euros para comprar el 51% del Atlético Mineiro. Sería la mayor operación corporativa en la corta historia del City, pero sería un paso determinante para tener base de operaciones en el principal mercado exportador de talento hacia Europa, y donde más se ha encarecido el precio de las jóvenes promesas, como demuestran los más de 45 millones que el Real Madrid pago por Vinicius y Rodrygo, respectivamente.

Foto: El director general del Atlético, Miguel Ángel Gil Marín. (EFE/Jorge Núñez)

El Girona FC se ha quedado en un terreno intermedio, pues no es tan relevante en esta visión de scouting, ni tampoco es un mercado comercialmente relevante. Porque esa es la segunda vertiente de la expansión internacional citizen, como demuestran las inversiones en el New York City de la MLS, el Melbourne City de Australia, el Yokohama Marinos de Japón, el Mumbai City de India o el modesto Sichuan Jiuniu de China. Territorios estratégicos para las marcas que al City le permiten ofrecer una base de aficionados global casi equiparable a la de históricos como Barça y Madrid, pero con una ventaja: implantación local.

Es la vía por la que ha optado Soriano, consciente de que la marca City aún no tiene la misma fuerza que la de otras potencias europeas. En su lugar, sus presentaciones defienden que tienen una marca global como la del City, pero con acceso a bases de aficionados locales a través de cada franquicia con las que las campañas de marketing pueden ser mucho más efectivas.

Es el giro que Soriano necesita dar para reducir peso de Abu Dhabi en el negocio comercial del grupo, especialmente tras las nuevas reglas de sostenibilidad económica, que amenazan con poder rebajar el valor real de esos contratos. En 2020-2021, los ingresos del holding por este concepto subieron un 9%, hasta 307,29 millones de libras (371,9 millones). En total, el grupo consiguió una cifra de negocio -excluidos traspasos- de 624,59 millones de libras (755,8 millones de euros).

¿Riesgo de desplome del proyecto? No lo ven así los fondos de inversión, que han ido entrando a cada vez valoraciones más altas en un grupo que incluye equipos de fútbol, pero también una firma de inversión en startups, una gestora de complejos de fútbol amateur y, próximamente, la dueña de un recinto de espectáculos de entretenimiento en Manchester. Así es como Silver Lake se convenció a invertir 500 millones de dólares (421,8 millones de euros) en 2019, a una valoración de 4.800 millones de dólares (4.049 millones). Es un 50% más respecto a cuando China Media Capital entró en 2015.

El Manchester City ha sido uno de los grandes agitadores y distorsionadores de la industria del fútbol. Primero, acumulando pérdidas de más de 800 millones de euros (691 millones de libras) como club independiente tras el desembarco en 2008 de la realeza de Abu Dhabi en su accionariado. Después, soportando pérdidas por otros 650 millones desde 2014, cuando la ambición fue crear el primer hólding futbolístico del mundo: disponer de franquicias en todos los continentes, pero también una estructura societaria que permite esquivar las pérdidas a su joya en la Premier League.

Manchester City Cotizalia Sports Accionistas Fondos de Inversión Premier League