Es noticia
Menú
Naturgy dividirá la empresa en dos firmas cotizadas
  1. Empresas
Misma estructura accionarial en ambas

Naturgy dividirá la empresa en dos firmas cotizadas

El consejo de administración aprueba el Proyecto Géminis, consistente en dividir Naturgy en dos empresas. Una con los activos regulados (redes) y otra con los liberalizados (generación y clientes)

Foto: Naturgy
Naturgy

Las partes valen más que el todo. Bajo esa premisa, Naturgy ha aprobado un plan para dividir la compañía en dos empresas cotizadas. Por un lado, aglutinará los activos regulados (redes de electricidad y gas) y por otro los liberalizados (generación eléctrica y la comercializadora de luz y gas).

El plan ha sido aprobado por el Consejo de Administración y deberá confirmarse a través de una junta de accionistas extraordinaria. Los accionistas pasarán a tener una acción de cada una de las dos empresas por cada título que posean de la energética. La estructura de propiedad se mantendrá igual que la actual Naturgy en las dos firmas.

Dicho plan, anunciado este jueves a la CNMV, se ha denominado Proyecto Géminis. Se trata de un plan que, según la empresa, cuenta con el beneplácito unánime del consejo de administración, incluida la recién incorporada IFM. La idea de la empresa es que con los activos separados las posibilidades de crecimiento son más elevadas, ya que el mundo de la inversión se ha sofisticado muchos y los distintos perfiles responden mejor sobre las partes que sobre la empresa conjunta.

Dicho proyecto aún tendrá que desarrollarse a lo largo de este año 2022 hasta que se lleve a término. Prevé que el proceso de análisis aún se extienda por meses. Faltan aún muchos detalles por concretar. El más importante, según la empresa, es hacer la asignación de deuda a las dos compañías. Una asignación que, según explican, debe tener una lógica económica y no es voluntarista. Hay actores terceros, como el fondo canadiense CPPIB, que cuenta con un 20% de Nedgia (la distribuidora de gas) que también se verá afectada por la operación. El 25% de los activos de generación internacional agrupados en GPG son del fondo KIA.

Uno de los aspectos más importantes al escindir los activos del grupo en dos empresas será la asignación de deuda que se haga a cada uno

La empresa de infraestructuras, con los activos regulados, contará con 155.000 km de redes de electricidad, 135.000 km de redes de gas y 16 millones de puntos de conexión, presente en 6 países. La firma con los activos liberalizados tendrá, según sus planes a 2025, "25 GW de capacidad de generación eléctrica instalada (14 GW en generación renovable y 11 GW de generación convencional), 11 millones de clientes, y una cartera diversificada de aproximadamente 290 TWh de aprovisionamientos de gas" detalla la compañía.

Actualmente, Naturgy capitaliza por un total de 27.000 millones de euros y tiene una deuda de aproximadamente 13.000 millones de euros. De esta manera, el grupo espera que las partes sumen en total un valor de alrededor de 40.000 millones de euros o incluso más. Tras el anuncio, las acciones de Naturgy han repuntado un 2%, aunque ha cerrado con un ascenso del 1,72%. El plan estratégico a 2025 se mantiene igual con los objetivos que ya se habían marcado para las dos compañías. La nueva organización no tendrá impacto en el número de empleados, según la empresa, que aseguran que excepto la cúpula, que regirá para ambas empresas, el resto de trabajadores estarán en una u otra cotizada.

Foto: Logo de Naturgy. (Reuters/Sergio Pérez)

El movimiento no es el primero que se da en el sector. Empresas como Viesgo y EDP ya emprendieron proyectos consistentes en dividir la compañía por partes. La firma cántabra vendió sus activos liberalizados a Repsol y posteriormente sus redes a EDP. La propia firma lusa en España vendió buena parte de sus activos liberalizados a Total y se quedó con las redes de Viesgo.

No obstante, Naturgy asegura que la división no tiene por objetivo trocear para vender, sino que aseguran que con esta nueva estructura tienen mejores posibilidades de crecimiento a futuro. Según considera, la estructura actual no responde a las necesidades de futuro para la compañía en el escenario actual de transformación energética. Por ahora, Naturgy seguirá cotizando en el Ibex-35. Cuando la firma se divida en dos, tendrán que ver si cumplen con los criterios que exige el índice para saber si entran las dos. Aún no ha decidido el nombre que tendrán las nuevas compañías ni tampoco la ubicación de la sede de cada una de ellas.

Se apacigua la guerra IFM-Criteria

Además, de lo anterior, Naturgy ha incluido a un nuevo consejero de IFM (Jaime Siles, consejero más joven del Ibex-35), tras comprar un 12% del capital y a otro de Criteria Caixa (Ramón Adell pasa de independiente a dominical), que ya suma cerca del 27% de las acciones de la empresa. El consejo se mantiene con 12 miembros tras la reorganización y la salida de Francisco Belil, hasta ahora consejero independiente.

Con la entrada de Siles, se apacigua la guerra entre Caixa e IFM, que logra su objetivo de tener representación en la cúpula. No obstante, la CNMV ha hecho esta misma tarde una advertencia sin dar nombres señalando que no se pueden hacer compras fuera de la opa, como hicieron los australianos. La empresa ha convocado la junta general de accionistas para el próximo 15 de marzo.

Las partes valen más que el todo. Bajo esa premisa, Naturgy ha aprobado un plan para dividir la compañía en dos empresas cotizadas. Por un lado, aglutinará los activos regulados (redes de electricidad y gas) y por otro los liberalizados (generación eléctrica y la comercializadora de luz y gas).

Naturgy Accionistas Acciones
El redactor recomienda