Es noticia
BBVA estudia nuevas operaciones en Europa para compensar la exposición a Turquía
  1. Empresas
OPA POR GARANTI

BBVA estudia nuevas operaciones en Europa para compensar la exposición a Turquía

La opa que ha lanzado el banco por la mitad de su filial Garanti tensa la cuerda con el BCE, que vería con buenos ojos alguna operación en Europa

Foto: Carlos Torres, presidente de BBVA, en las jornadas de la APIE. (APIE)
Carlos Torres, presidente de BBVA, en las jornadas de la APIE. (APIE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La oferta de BBVA por el 50% de su filial turca podría no ser la última operación del banco a corto plazo. La entidad presidida por Carlos Torres está estudiando opciones para crecer en Europa, donde su presencia es muy reducida más allá del negocio español, según diferentes fuentes consultadas por El Confidencial. Desde el banco vasco no hicieron comentarios.

Dichas fuentes señalan que hay distintos planes sobre la mesa que van más allá del desembarco en Italia a través de un proyecto de banca digital, y que pueden ir desde una adquisición a una alianza.

El consejero delegado turco Onur Genç se ha pronunciado sobre recientemente la opción de hacer operaciones corporativa: "Cada operación se analiza en base a la creación de valor y competirá con el resto de alternativas en caso de superar el retorno en la asignación del capital". La entidad todavía tiene un colchón de 2.200 millones de la venta de su negocio en EEUU tras la opa, la recompra de acciones por valor de 3.500 millones y el ERE (Expediente de Regulación de Empleo) en España que costó casi 1.000 millones.

Foto: Carlos Torres (i) y Onur Genç (d), presidente y CEO de BBVA, respectivamente. (EFE)

Este músculo financiero se junta con el deseo del mercado y los supervisores de que la entidad española tenga una menor dependencia de los mercados emergentes y vuelva a tener una diversificación más repartida con los países desarrollados, un movimiento contrario al que ha dado con esta opa (oferta pública de adquisición) por el capital que no controla de su filial turca.

Según las mismas fuentes, desde que BBVA vendió la filial en Estados Unidos por 9.700 millones de euros, hace justo un año, la entidad ha transmitido al Banco Central Europeo (BCE) que una de las opciones sería comprar algo en Europa. A finales del año pasado negoció la compra de Banco Sabadell, por un precio similar al que pagará ahora por el 50% de Garanti. La operación se frustró por diferencias en el precio.

Temor supervisor a Turquía

El supervisor europeo tiene en el punto de mira al mercado turco desde, al menos, 2018, cuando la devaluación de la lira turca provocó grandes desplomes en las cotizaciones de todos los bancos con exposición a esa geografía.

Ahora, el BCE tendrá que autorizar la operación de BBVA debido a que está traspasando el 50% del capital en su filial turca. Por ello, un mensaje de que está explorando otras alternativas en Europa podría ayudar a superar ciertas suspicacias que pueda haber en el equipo de supervisión de la institución europea. El BCE tiene encomendado el seguimiento de BBVA a un grupo de inspectores liderados por una experta de Letonia, quien a su vez depende de la dirección general IV, que lidera el alemán Korbinian Ibel. Dentro de las corrientes que hay dentro del supervisor, los centroeuropeos son los que tienen más recelo con las exposiciones a Turquía y otros emergentes, según las fuentes consultadas.

placeholder Andrea Enria, presidente del Mecanismo Único de Supervisión (MUS), del BCE. (BCE)
Andrea Enria, presidente del Mecanismo Único de Supervisión (MUS), del BCE. (BCE)

Dichas fuentes señalan que la opa es técnicamente buena y atractiva para el banco, ya que el 100% de los riesgos ya estaban siendo asumidos por BBVA pero tan solo el 50% de los resultados, y con la opa ya podrá beneficiarse —o verse perjudicado— de todo lo que haga Garanti.

Añaden que la jugada es como la que hizo BBVA en México hace décadas, cuando el mercado vio arriesgada su apuesta de crecer y lanzar una oferta por el 100% de Bancomer, debido a que el país salía de una crisis sobre la que apenas había visibilidad como la del Tequila de 1994. La entidad presidida por Torres y que lidera en esta operación el CEO turco espera que los sobresaltos en Turquía no vayan a más, y que esta filial se convierta en un pilar como la mexicana, que aporta actualmente casi la mitad del beneficio del grupo. Aun así, sostienen estas fuentes, las condiciones y el emplazamiento de Turquía —en pleno punto de conflicto de Oriente Medio— al de México, cuya economía está muy ligada a Estados Unidos.

Garanti, ¿un nuevo Bancomer?

Así, un informe de Morgan Stanley expone que "creemos que estratégicamente la operación genera muchas preguntas y podría elevar el coste de capital del grupo". "Este acuerdo reduce las opciones de adicionales recompras de acciones y dividendos extraordinarios e incrementa el perfil de riesgo del banco", añaden desde Bestinver.

Foto: EC

Por su parte, otras casas de análisis como la de CaixaBank compran en parte el discurso del BBVA al valorar positivamente que la opa no tiene riesgo operacional y será rentable desde el primer momento, aunque también ve riesgos en la exposición a emergentes.

El banco tendrá que convencer de que los riesgos no son tan elevados al mercado, o realizar alguna operación como las que estudian en Europa. También tiene que ganarse la confianza en este terreno del supervisor, que sigue con lupa todo lo que hace el equipo de Torres desde su llegada, y con el que han tenido varios encontronazos por el caso Cenyt y por el propio nombramiento del presidente.

La oferta de BBVA por el 50% de su filial turca podría no ser la última operación del banco a corto plazo. La entidad presidida por Carlos Torres está estudiando opciones para crecer en Europa, donde su presencia es muy reducida más allá del negocio español, según diferentes fuentes consultadas por El Confidencial. Desde el banco vasco no hicieron comentarios.

Banco Central Europeo (BCE)
El redactor recomienda