Es noticia
Menú
Un exconsejero de Iberdrola y gran fortuna vasca gana 60,4 M con acciones de la eléctrica
  1. Empresas
LOS URRUTIA YBARRA

Un exconsejero de Iberdrola y gran fortuna vasca gana 60,4 M con acciones de la eléctrica

Las acciones de Iberdrola están sufriendo el castigo del hachazo aprobado por el Gobierno a la retribución de determinados activos eléctricos para frenar la subida del precio de la luz

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Las acciones de Iberdrola están sufriendo el castigo del hachazo aprobado por el Gobierno a la retribución de determinados activos eléctricos para frenar la subida del precio de la luz. Pero en los últimos cinco años su cotización se había prácticamente duplicado gracias a su apuesta por las renovables y la aportación de los negocios internacionales. Una revalorización que han aprovechado los Urrutia Ybarra, una de las familias más ricas de España y apellido ilustre de la burguesía vasca, para hacer caja.

Según datos oficiales, Asúa Inversiones, el 'holding' que agrupa el patrimonio de Víctor Urrutia, se deshizo el pasado año de 8,77 millones de acciones de Iberdrola. Una operación que generó "un beneficio de 60,4 millones". El informe anual del 'family office' de los Urrutia no indica el precio al que estos títulos fueron comprados ni al que fueron vendidos, si bien es público que esta saga ha sido uno de los inversores históricos del grupo energético, donde ha ocupado cargos de alta responsabilidad.

De hecho, Víctor Urrutia fue vicepresidente de Iberdrola entre 2006 y 2014, momento en que dejó el consejo de administración. Durante este periodo, el empresario jugó un papel vital en la defensa que el presidente Ignacio Sánchez Galán hizo contra las pretensiones de ACS de tomar el control de la eléctrica. Descendiente directo de uno de los fundadores de Hidroeléctrica Ibérica y de Hidroeléctrica Española, el germen de la actual compañía con sede en Bilbao, Urrutia acumuló un paquete de acciones de Iberdrola, que junto con el de varias cajas vascas, castellanas, andaluzas y valencianas (Kutxabank, Caja Duero, Bancaja y Unicaja, entre otras) hicieron un bloque para impedir que Florentino Pérez se hiciera con la gestión.

Foto: Logo de Iberdrola. (Reuters)

Una vez acabada aquella batalla, con la retirada de ACS, ejecutada por la banca por su elevada deuda, Víctor Urrutia dejó el consejo y la vicepresidencia. Su salida fue acompañada por una nota de prensa en la que Galán destacó la “generosidad, la lealtad, la dedicación y la actitud siempre abierta y constructiva” del empresario, dueño también de las Bodegas CVNE y de Ence, de las que es el mayor accionista.

Tras su marcha, el apellido siguió ligado a Iberdrola. Uno de sus tres hijos, Juan Ramón Urrutia Ybarra, entró en 2014 en el órgano de gobierno de Iberdrola Generación, una filial que en 2020 facturó algo más de 5.000 millones y obtuvo un beneficio de 1.081 millones, un tercio del total de las ganancias del grupo. El vástago, licenciado en Ciencias Económicas por la London School of Economics y MBA por la Universidad de Columbia, Nueva York, gestiona el patrimonio familiar, estimado en unos 800 millones, desde 2011.

Foto: Antonio Miguel Carmona comprando rosquillas. (EFE) Opinión

Las cuentas de Asúa Inversiones de 2020 reflejan que el ‘family office’ vendió 8,77 millones de acciones de Iberdrola, por algo más de 90 millones de euros a precios de mercado, operación por la que obtuvo un beneficio de 60,41 millones. Esta plusvalía supuso dos tercios del resultado total de la sociedad patrimonial, que cerró el ejercicio con unas ganancias de 90,9 millones. La operación fue tan rentable para los Urrutia que han vuelto a confiar en la evolución de la eléctrica, en la que han vuelto a invertir unos 101,65 millones.

En primer lugar, tras la citada desinversión, destinaron 44,96 millones a adquirir 3,94 millones de títulos de Iberdrola, por los que pagaron 11,38 euros por acción. Después, apostaron otros 56,69 millones de euros a comprar 4,82 millones de títulos de la mayor compañía energética de España, a 11,74 euros. En total, 8,76 millones de acciones, es decir, las mismas que habían vendido en 2020, según el informe de gestión de Asúa Inversiones.

No obstante, tras la caída en bolsa de Iberdrola, que ha pasado de cotizar a casi 12 euros a algo menos de nueve, por las medidas aprobadas mediante decreto ley por el Gobierno de Pedro Sánchez, esta inversión tiene actualmente un valor de 76,2 millones, por lo que la familia acumula una minusvalía del 25%.

Las acciones de Iberdrola están sufriendo el castigo del hachazo aprobado por el Gobierno a la retribución de determinados activos eléctricos para frenar la subida del precio de la luz. Pero en los últimos cinco años su cotización se había prácticamente duplicado gracias a su apuesta por las renovables y la aportación de los negocios internacionales. Una revalorización que han aprovechado los Urrutia Ybarra, una de las familias más ricas de España y apellido ilustre de la burguesía vasca, para hacer caja.

Family Office Ence Inversores Ignacio Sánchez Galán Kutxabank
El redactor recomienda