Es noticia
Menú
Cofides: "El fondo de recapitalización no podrá sustituir la deuda de un tercer acreedor"
  1. Empresas
CLAVES PARA LA RECUPERACIÓN

Cofides: "El fondo de recapitalización no podrá sustituir la deuda de un tercer acreedor"

La Compañía Española de Financiación al Desarrollo (Cofides), encargada de gestionar el fondo de recapitalización de grupos afectados por covid aprobado por el Gobierno, nos da las claves para solicitarlo a partir del 30 de junio

Hace poco más de un año los problemas derivados del coronavirus comenzaron a salpicar las cuentas de resultados de muchas empresas. Más de 100.000 echaron el cierre en España durante 2020, es decir, casi siete de cada 100 compañías. Otras, sin embargo, quedaron en la cuerda floja esperando a que esta situación amaine. Recientemente, el Consejo de Ministros aprobó lo que, probablemente, para muchas de estas últimas supondrá una tabla de salvación: el fondo de recapitalización de empresas afectadas por covid-19. Se trata de 1.000 millones de euros destinados a una porción concreta del tejido empresarial, las empresas de tamaño medio.

Este fondo será gestionado por la Compañía Española de Financiación del Desarrollo (Cofides), una sociedad pública de capital mixto. ¿Cuándo llegarán? ¿Qué tiene que hacer una empresa para acceder a ellas y qué requisitos debe cumplir? Para despejar estas y otras incógnitas, El Confidencial organizó de la mano de PwC el quinto encuentro del ciclo ‘Claves para la recuperación’. Bajo el título ‘Retos de la financiación para la internacionalización de proyectos’, el debate contó con la participación de Rodrigo Madrazo, director general de Cofides; David Mellado, socio responsable de Legal de PwC Tax & Legal, y Enrique Bujidos, socio del área de Reestructuraciones de PwC Transacciones.

placeholder Rodrigo Madrazo, director general de Cofides.
Rodrigo Madrazo, director general de Cofides.

Se trata de un fondo de apoyo a la solvencia, es decir, destinado a fortalecer los fondos propios de las empresas como vía para la recuperación. Es un instrumento similar al ya existente Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas, gestionado por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), cuyo objetivo es aportar apoyo público temporal a empresas no financieras con problemas de solvencia derivados de la pandemia. ¿La principal diferencia? El tamaño: mientras el de SEPI se encarga de grandes compañías cuya necesidad de financiación supera los 25 millones de euros, el fondo gestionado por Cofides apunta a situaciones de necesidad de entre tres y 25 millones.

Requisitos para recibir el fondo

La facturación de las empresas que quieran optar a este fondo de recapitalización tiene que moverse entre los 15 y los 400 millones de euros y haber caído como mínimo un 20% en 2020. “En España existen alrededor de 14.000 empresas dentro del rango de facturación exigido que generan tres millones de trabajos directos, es decir, un 17% del empleo total de este país, de ahí la gran importancia de canalizar bien este fondo”, indicó Rodrigo Madrazo, director general de Cofides.

"Los criterios de selección se han establecido rigurosamente y tendrán que cumplirse a rajatabla" (Enrique Bujidos)

¿Y si esta facturación ha descendido un 19% hay opciones? No. "Los criterios de selección se han establecido rigurosamente y tendrán que cumplirse a rajatabla", según Enrique Bujidos, socio del área de Reestructuraciones de PwC Transacciones: “El dinero de la financiación es totalmente público, y para acceder a él hay restricciones con las que lógicamente tenemos que contar”, explicó. Además, sugirió a las empresas no presentarse en caso de no cumplirlos. El tiempo desde que Cofides reciba una solicitud hasta que confirme la recepción de la ayuda será de al menos 100 días, según los ponentes, por eso “es fundamental certificar previamente el cumplimiento de lo básico, no podemos colapsar el sistema”, expuso David Mellado, socio responsable de Legal de PwC Tax & Legal.

El objetivo del fondo es apoyar la solvencia de empresas que estén atravesando dificultades, pero que sean viables, es decir, que puedan progresar de cara al futuro. Este es otro de los requisitos que tendrá que demostrarse al presentar la solicitud. “Tiene que tratarse de negocios deteriorados únicamente por la llegada de la pandemia, como por ejemplo los relacionados con el turismo”, afirmó Mellado. Pero en este terreno surgen muchas dudas, porque “hay modelos de negocio que se han trastocado mucho y el covid nos ha hecho reflexionar sobre si tienen sentido de ahora en adelante”, añadió.

placeholder David Mellado, socio responsable de Legal de PwC Tax & Legal.
David Mellado, socio responsable de Legal de PwC Tax & Legal.

Con esta reflexión como base, ¿cómo determinará Cofides la viabilidad? “Vamos a solicitar a una agencia de calificación independiente (agencia de 'rating') —que compruebe cuál es el riesgo de impago de una entidad y emita una calificación— que lleve a cabo un 'rating' previo y, si el resultado está dentro de los parámetros de riesgo que asume el fondo de recapitalización, seguimos adelante”, contó Madrazo. El siguiente paso está en manos de Cofides: una vez superado este filtro realizará un análisis con el apoyo de consultores externos para establecer una evaluación con su propia metodología. “En materia de riesgos no existen las certezas, pero pensamos que este método es la aproximación más rigurosa y objetiva para determinar la viabilidad”, explicó el director general de Cofides.

Otras de las condiciones está relacionada con el cumplimiento normativo, la ubicación en España de la sede social y de los centros de trabajo, y con el endeudamiento, que tendrá que ser sostenible: “Tenemos que verificar que la deuda sea repagable. Ya se pusieron en marcha otras medidas de repuesto de solvencia, entre ellas los préstamos con aval del Estado (ICO), y el fondo de recapitalización tiene terminantemente prohibido sustituir la deuda de un tercer acreedor”, indicó el director general de Cofides. En todo caso, “cualquier nuevo caso de financiación acaba con acuerdos entre los diferentes acreedores” y, según Enrique Bujidos, “los bancos están encantados de tener interlocución directa con el nuevo acreedor para entenderse y determinar aspectos como quién cobrará primero y por qué”. Otro de los requisitos es que las empresas que quieran acceder a este fondo no hayan solicitado ni estén en concurso de acreedores.

¿Cuándo comienza el plazo de solicitud?

A partir del próximo 30 de junio se habilitará una plataforma a través de la cual las compañías podrán solicitar financiación de este fondo. El plazo finalizará el 31 de diciembre de este mismo año: “Es necesario que las compañías se pongan a trabajar ya, porque no hay mucho tiempo”, aconsejó Enrique Bujidos. Podrán presentarlo empresas de cualquier sector, excepto el financiero, siempre y cuando reúnan las condiciones necesarias. “La máxima del proceso será la no discriminación, es decir, que si llegan solicitudes procedentes de dos empresas iguales serán tratadas de la misma manera”, aclaró el director general de Cofides.

placeholder Enrique Bujidos, socio del área de Reestructuraciones de PwC Transacciones.
Enrique Bujidos, socio del área de Reestructuraciones de PwC Transacciones.

Otra de las preguntas que surgen en este ámbito tiene que ver con el tipo de financiación que ofrecerá Cofides: "El instrumento estrella será el préstamo participativo, mucho más ágil y fácil de tramitar que otro tipo de financiación. Además, hemos observado que en otros países europeos también está aumentando esta tendencia", dijo Rodrigo Madrazo, que aseguró que recurrir a otro tipo de inversiones como las de capital será muy complicado: "Para una empresa, meter al Estado de socio no es nada fácil, y si nos preguntamos a qué valoración, mucho menos".

Los ponentes explicaron que países como Italia, Alemania o Francia están siguiendo la misma pauta de actuación en la concesión de esta financiación del Estado. Ahora, para el socio responsable de Legal de PwC Tax & Legal, el principal reto es la agilidad operativa: "Todos los países miembros de la Unión Europea compartimos el marco temporal, los mecanismos son iguales porque vienen supervisados por la Comisión Europea, las diferencias son únicamente operativas, y aquí está el gran reto", concluyó.

Hace poco más de un año los problemas derivados del coronavirus comenzaron a salpicar las cuentas de resultados de muchas empresas. Más de 100.000 echaron el cierre en España durante 2020, es decir, casi siete de cada 100 compañías. Otras, sin embargo, quedaron en la cuerda floja esperando a que esta situación amaine. Recientemente, el Consejo de Ministros aprobó lo que, probablemente, para muchas de estas últimas supondrá una tabla de salvación: el fondo de recapitalización de empresas afectadas por covid-19. Se trata de 1.000 millones de euros destinados a una porción concreta del tejido empresarial, las empresas de tamaño medio.

Internacionalización Empresas Eventos EC SEPI
El redactor recomienda