Almeida aplaza al 'Atleti' los impuestos municipales y Gil hipoteca sus acciones
  1. Empresas
REFINANCIACIÓN DE LA DEUDA

Almeida aplaza al 'Atleti' los impuestos municipales y Gil hipoteca sus acciones

El Ayuntamiento de Madrid concede una prórroga al club rojiblanco, cuyo consejero delegado pone como garantía su participación mayoritaria para refinanciar la deuda

placeholder Foto:  El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, durante el derbi madrileño. (EFE)
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, durante el derbi madrileño. (EFE)

El Atlético de Madrid tiene dos retos en las dos próximas semanas. El primero, el deportivo, lograr el campeonato de Liga, del que actualmente es el líder. El segundo, el económico, cerrar un acuerdo con los acreedores para refinanciar la creciente deuda derivada de las pérdidas de ingresos y el aumento de los gastos. Para aliviar esta situación, el club rojiblanco ha conseguido que el Ayuntamiento de Madrid le haya aplazado el pago de determinados impuestos municipales.

Según datos oficiales, el consistorio madrileño, dirigido por José Luis Martínez-Almeida, le concedió una dispensa al Atlético de Madrid para retrasar el abono de tasas locales por 3,15 millones. Una cantidad de la que el club aún adeudaba 2,73 millones al cierre de las cuentas de la temporada pasada y que se suma a otros aplazamientos anteriores por 1,874 millones acordados con el ayuntamiento de la capital.

La relación del club con Almeida es muy cercana. El alcalde del Partido Popular es un reconocido aficionado rojiblanco y almuerza casi todas las semanas (algunas hasta dos veces) con Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid, portavoz oficial y tercer máximo accionista (18% del capital). El retardo en el pago de estos impuestos municipales ha coincidido con las mayores inversiones en jugadores realizadas por Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado, que se gastó 120 millones en fichar a Joao Félix y 40 en hacerse con Marcos Llorente, entre otras incorporaciones de renombre.

Foto: El consejero delegado del Atlético de Madrid, Gil Marín. (EFE)

Por el contrario, el Atlético de Madrid ha saldado las deudas impositivas que tenía con la Agencia Tributaria por las liquidaciones de distintos tributos y que ascendían a 11,07 millones. La institución deportiva alcanzó un pacto con Hacienda en julio de 2016 para cumplir con sus obligaciones financieros, lo cual rubricó al cierre de la temporada 2019-2020. Una campaña que ya se vio afectada por el covid y que redujo tanto los ingresos como el beneficio de la sociedad anónima.

No obstante, el Atlético aguantó bien la primera embestida de la pandemia, ya que acabó el ejercicio ordinario con un beneficio de 11 millones, frente a las pérdidas de 91 millones del Fútbol Club Barcelona y los testimoniales 300.000 euros de ganancias del Real Madrid. Pero su deuda a corto se ha disparado, hasta casi los 600 millones netos, como refleja que el fondo de maniobra negativo haya crecido en 75 millones, hasta los 226 millones, lo que le ha obligado a solicitar una refinanciación a sus principales acreedores.

El sueldo creciente del CEO

Para alargar el calendario de devolución y la ampliación de los créditos con los que hacer frente a la caída brusca de los ingresos en la campaña actual 2020-2021, Gil Marín ha decidido avalar la deuda con su propio patrimonio. Según distintas fuentes, el consejero delegado del 'Atleti' ha hipotecado su propia participación en el capital del club, del que es el mayor accionista, con el 46% de las acciones. Por tanto, en el caso de no poder hacer frente al pasivo en un futuro, los acreedores se quedarían con la sociedad rojiblanca.

Fuentes financieras confían en que no llegue a producirse esa situación gracias a la buena gestión de Gil Marín en los últimos años y al propio control financiero al que obliga la Liga de Fútbol Profesional dirigida por Javier Tebas. Según el organismo que rige la competencia nacional, el Atlético tiene que reducir su masa salarial casi en un tercio y bajar el coste de la plantilla desde los 348,5 a los 252,7 millones, 95,78 millones menos. También tendrá que rebajar la remuneración del consejero delegado, que el pasado año ganó 3,5 millones, 300.000 euros más que en la temporada anterior y 1,5 millones más que en la 2018/2019.

Por ello, y tras aplicar un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para 430 empleados, el 50% del total, cuyos sueldos fueron complementados por las aportaciones de los jugadores y técnicos del primer equipo, el club se ha comprometido con los acreedores a disminuir a la mínima expresión la inversión en nuevos cracks para la plantilla.

El Atlético de Madrid tiene dos retos en las dos próximas semanas. El primero, el deportivo, lograr el campeonato de Liga, del que actualmente es el líder. El segundo, el económico, cerrar un acuerdo con los acreedores para refinanciar la creciente deuda derivada de las pérdidas de ingresos y el aumento de los gastos. Para aliviar esta situación, el club rojiblanco ha conseguido que el Ayuntamiento de Madrid le haya aplazado el pago de determinados impuestos municipales.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Ayuntamiento de Madrid Atlético de Madrid Impuestos Miguel Ángel Gil Marín Enrique Cerezo
El redactor recomienda