Lhardy se salva del concurso: Pescaderías Coruñesas compra el mítico restaurante
  1. Empresas
SE HACE CON TODO EL EDIFICIO

Lhardy se salva del concurso: Pescaderías Coruñesas compra el mítico restaurante

La familia García Azpiroz amplía su cartera inmobiliaria en Madrid, en la que se encuentra también el número 3 de la Plaza de Canalejas

placeholder Foto: Fachada del restaurante Lhardy.
Fachada del restaurante Lhardy.

El restaurante centenario Lhardy (1839), ubicado en la céntrica Carrera de San Jerónimo y reconocido por su icónico cocido, ha logrado salvar el último 'match point'. No en vano, el estallido de la pandemia del coronavirus que se ha cebado especialmente con el sector de la hostelería dio la puntilla al mítico establecimiento que llevaba ya 10 años con problemas por las obras del entorno del complejo Canalejas, lo que le llevó a principios del mes de marzo a pedir el preconcurso de acreedores para intentar renegociar las deudas.

Pero, a diferencia de lo que ha ocurrido con otros míticos bares capitalinos, Lhardy seguirá abierto. El Grupo Pescadería Coruñesas ha cerrado un acuerdo para quedarse con el restaurante por un importe que no se ha dado a conocer, según informa este jueves el diario 'Expansión'. Se trata de una operación que incluye el edificio entero, donde se encuentra en la primera planta el restaurante y, en el bajo, la tienda, además de oficinas y residencias —la mayoría vacías—, en las plantas superiores.

Foto: Nacho Uribesalazar para Casa Decor.

De esta manera, la familia García Azpiroz, propietaria también de los restaurantes El Pesacor, O'Pazo y Filandon, así como de una tienda y una distribuidora de pescado y marisco, amplía su cartera inmobiliaria en Madrid, en la que se encuentra también el número 3 de la Plaza de Canalejas. Y lo hace en un momento clave para la zona con la remodelación del Complejo Canalejas, llamado a convertirse en la nueva milla de oro de la capital.

Locales centenarios

Lhardy está incluido en los locales centenarios de Madrid de especial significación ciudadana e interés general para la ciudad, reconocidos el pasado mes por el Pleno del Ayuntamiento de la capital.

En la ciudad se conservan 12 establecimientos de este tipo agrupados en la Asociación de Restaurantes y Tabernas Centenarios de Madrid (RCM). Son Bodega de la Ardosa (1892), Restaurante Botín (1875), Café Gijón (1888), Casa Alberto (1827), Casa Ciriaco (1887), Casa Labra (1860), Casa Pedro (1825), La Casa del Abuelo (1906), Lhardy (1839), Malacatín (1895), Posada de la Villa (1642) y Taberna Antonio Sánchez (1787).

Estos emblemáticos restaurantes llevan más de 100 años preparando los platos típicos de la ciudad. Además de atesorar la historia de la gastronomía, han sido testigos del devenir de la política, la literatura, la pintura o la tauromaquia. Algunos de los capítulos de la historia de la villa se han escrito entre sus paredes.

Coronavirus Pandemia