Los directivos de Euskaltel se llevan un bonus de 26 millones por la opa de MásMóvil
  1. Empresas
APROBADO HACE APENAS UN AÑO

Los directivos de Euskaltel se llevan un bonus de 26 millones por la opa de MásMóvil

Esta cifra se deriva del plan de incentivos aprobado por el consejo de administración en enero de 2020, pero que tenía como fecha inicial de referencia para el cálculo el 5 junio de 2019

placeholder Foto: El consejero delegado de Euskaltel, José Miguel García. (EFE)
El consejero delegado de Euskaltel, José Miguel García. (EFE)

La oferta pública de adquisición (opa) de MásMóvil sobre Euskaltel va a hacer de oro a los ejecutivos de la compañía vasca de telecomunicaciones. De triunfar la opa y tras la posterior exclusión de bolsa, la cúpula directiva de la 'teleco' del País Vasco tendrá derecho a recibir un bonus próximo a los 26 millones de euros, del que se beneficiará principalmente Juan Miguel García, consejero delegado, que ya percibió un premio de casi 17 millones cuando vendió Jazztel a Orange en 2015.

Este bonus se deriva del plan de incentivos aprobado por el consejo de administración en enero de 2020, pero que tenía como fecha inicial de referencia para el cálculo el 5 junio de 2019. Si desde esa fecha, y hasta el 31 de diciembre de 2022, la cotización de Euskaltel hubiera logrado una determinada revalorización, los beneficiarios tendrían derecho a un premio de carácter extraordinario pagadero, total o parcialmente, en acciones de Euskaltel, equivalente a hasta el 4% del valor total creado para el accionista durante el período.

Foto: El consejero delegado de la compañía Euskaltel, José Miguel García. (EFE)

Dado el precio de la opa de MásMóvil (11,17 euros por acción) y el valor de la cotización de Euskaltel el 5 de junio de 2019 (7,57 euros), la capitalización de la 'teleco' vasca ha pasado de 1.352 a 1.994 millones de euros, con una apreciación del 47%. El consejo exigía para tener derecho a percibir esta retribución variable alcanzar una determinada creación de valor neta (CVN), que será la diferencia positiva entre la capitalización bursátil de la sociedad el 31 de diciembre de 2022 y la registrada al inicio del período de cómputo, teniendo en cuenta los dividendos que, en su caso, hubiera repartido y otras operaciones corporativas que puedieran llevarse a cabo.

El porcentaje aplicable a la creación de valor neta varía desde el 0% si el aumento de la capitalización bursátil hubiera sido inferior a 344,8 millones de euros, lo que hubiera implicado una revalorización de la acción de Euskaltel (incluidos dividendos) de hasta el 25,5%; al 4% si la subida en bolsa hubiera sido del 151%, hasta incrementar el valor de mercado en 2.041,9 millones. En el caso intermedio, que es el que ha sucedido, con un engorde de 642 millones, el premio final se determinará por interpolación lineal.

El plan estaba dirigido al presidente del consejo y vicepresidente de Kutxabank, Xabier Iturbe; al consejero delegado, José Miguel García; al secretario general, y a determinados directivos y empleados con relación laboral o mercantil en vigor. En el caso del presidente y del consejero delegado, ambos se repartirán el cuatro y el 28% del bonus, respectivamente, mientras que el 68% restante se distribuirá entre el resto de beneficiarios.

Este incentivo tiene la bendición del consejo de administración y del PNV, que ha influido mucho en el acuerdo con MásMóvil

Por tanto, García, que fue nombrado primer ejecutivo el 5 de junio de 2019 (el mismo día que empezó el cómputo del bonus), será el que más parte se lleve del pastel. El experto en telecomunicaciones siempre suele exigir un premio extraordinario por creación de valor, como hizo en Jazztel, a donde llegó de la mano de Leopoldo Fernández Pujals en 2006 y de la que se fue en 2015 con unos 17 millones de euros en el bolsillo en 'stocks options'.

Este incentivo tiene la bendición del consejo de administración y del PNV, que ha influido mucho en el acuerdo con MásMóvil, al condicionar su visto bueno a la permanencia de la sede de Euskaltel en el País Vasco, a mantener la marca y a no hacer ningún ERE en cinco años. Una postura muy distinta con la que reaccionó al bonus de cerca de 44 millones que los directivos de Euskaltel se quisieron repartir con la salida a bolsa, en 2015, tras despedir a más de 1.000 personas, y cuya polémica llegó al Parlamento Vasco. La mayoría renunció al cobro por la presión política y lo reinvirtieron en la compañía.

Euskaltel MásMóvil Accionistas Salidas a bolsa PNV
El redactor recomienda