BBVA empieza con mal pie con el nuevo fiscal del caso Villarejo
  1. Empresas
AUDIENCIA NACIONAL

BBVA empieza con mal pie con el nuevo fiscal del caso Villarejo

La declaración de la jefa de seguridad, Inés Díaz, han vuelto a aflorar las dudas que hay en Anticorrupción sobre la posición del banco en el caso Villarejo

Foto: Sede de BBVA en Madrid. (EFE)
Sede de BBVA en Madrid. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El cambio de fiscal del caso Villarejo no da tregua a BBVA. La segunda entidad española ha visto en los dos últimos días cómo el tono crítico contra la entidad que tenía el antiguo representante de Anticorrupción, Ignacio Stampa, se ha mantenido con su sustituto, Alejandro Cabaleiro. Esta actitud se ha puesto de manifiesto durante los interrogatorios a la jefa de seguridad del banco, Inés Díaz Ochagavia, que han estado rodeados de varias polémicas.

La principal ha sido la negativa de esta directiva a entregar una documentación sobre los contratos entre el banco y Cenyt, la empresa del comisario Villarejo. Díaz acudió el jueves a la Audiencia con un listado de contrataciones que, según pudo ver el fiscal, era mucho más amplio de lo que consta en el sumario. Por ello, Cabaleiro pidió que la directiva aportara el documento, con la negativa de su abogada que respaldó el juez. Se ofrecieron entregarlo un día después, cosa que finalmente no ocurrió.

Foto: Foto: EFE.

En su lugar, desde BBVA señalan que van "a presentar un escrito a la mayor brevedad posible, con la información contenida en la carpeta a la que ha hecho referencia Inés Díaz Ochagavia en su declaración, aclarando además que esa documentación ya había sido aportada a la causa por parte de la entidad".

Aun así, desde el entorno del caso señalan que, de ser así, la documentación se podía haber entregado sin problema el mismo jueves y que el hecho de que se tomen varios días para prepararla genera desconfianza a los fiscales.

"¿La gente se lleva papeles del banco? Por eso falta documentación", afirmó el fiscal

El resto del interrogatorio del fiscal giró principalmente en torno a un correo electrónico del 18 de mayo de 2016, enviado por el también imputado en el caso Nazario Campo a Francisco Javier Montero con Díaz en copia. En este mail, con título "Confidencial Servicios Información", se hablaba de la necesidad de contratar a "un servicio de inteligencia, vigilancia y desarrollos operativos, necesario ante las vicisitudes en las que estamos inmersos". Se desarrollaba a continuación el presupuesto de Cenyt, una empresa con "profesionales con procedencia de los cuerpos de seguridad del Estado". Y se añadía finalmente que "tenemos experiencia y satisfacción con su trabajo, tienen acceso a recursos difícilmente accesibles para el resto de empresas".

Preguntada por este correo, Díaz alegó que estaba en copia de rebote, lo que fue puesto en cuestión por el fiscal, ya que en 'mails' "confidenciales" no se adjunta a personas por deferencia, según fuentes legales consultadas por este medio. Además, la jefa de seguridad afirmó que no le llamó la atención ninguno de los puntos del 'mail'.

placeholder El exdirectivo de BBVA, Julio Corrochano. (EFE)
El exdirectivo de BBVA, Julio Corrochano. (EFE)

El fiscal también chocó con la directiva de BBVA tras preguntar si no se había hecho una revisión más a fondo de Cenyt al tratarse de un proveedor único, como estipulaba que se hiciera el manual de cumplimiento interno del banco. Según Díaz, más de la mitad de los proveedores del banco son únicos, a lo que Cabaleiro respondió: "Entonces ustedes tienen un manual de cumplimiento que sobre el papel está muy bien pero en la práctica no le hacen ni caso".

Otro momento tenso se vivió cuando la jefa de seguridad explicó cómo se inició la investigación interna del banco en mayo de 2018, a raíz de las primeras informaciones sobre el caso. Esta fue liderada por el entonces director de los servicios jurídicos, Eduardo Arbizu, y el de comunicación, Paul Tobin. Y en un momento dado se le encargó a Díaz que buscara los contratos con Cenyt. Para ello, llamó "varias veces" a su predecesor en el cargo, Julio Corrochano, que se había jubilado poco antes.

Foto: Vuelve a escena el caso BBVA-Villarejo. (EC)

En una de ellas, su exjefe fue al banco a llevarle un "taco de documentación", los contratos con Cenyt, que ella le devolvió tras escanearlos. Este hecho indignó al fiscal, según las fuentes consultadas: "¿Es normal que la gente se lleve este tipo de contratos del banco? Ahora me explico que falte tanta documentación".

Durante los interrogatorios, Cabaleiro también preguntó a Díaz por sus responsables y los de Corrochano durante los años investigados, señalando esta a Ricardo Forcano, ex mano derecha de Carlos Torres —presidente—, que acaba de dejar el banco, quien a su vez reportaba a Torres y al expresidente Francisco González.

Antes de Cabaleiro, el anterior fiscal, Stampa, ya criticó con dureza la posición de BBVA en el caso, acusando a la entidad de haber "manipulado" pruebas, haber puesto "trampas" a la investigación y aparentar una "colaboración que es un disfraz".

El cambio de fiscal del caso Villarejo no da tregua a BBVA. La segunda entidad española ha visto en los dos últimos días cómo el tono crítico contra la entidad que tenía el antiguo representante de Anticorrupción, Ignacio Stampa, se ha mantenido con su sustituto, Alejandro Cabaleiro. Esta actitud se ha puesto de manifiesto durante los interrogatorios a la jefa de seguridad del banco, Inés Díaz Ochagavia, que han estado rodeados de varias polémicas.

Comisario Villarejo
El redactor recomienda