Amancio Ortega vence a GAP en los tribunales de Nueva York por el pago de los alquileres
  1. Empresas
fallo judicial

Amancio Ortega vence a GAP en los tribunales de Nueva York por el pago de los alquileres

Una jueza de Nueva York ha fallado en favor de Pontegadea en el caso abierto por el impago del alquiler de dos tiendas que tiene el grupo de moda estadounidense en pleno Manhattan

placeholder Foto: Pontegadea, dueña de Zara, ha ganado a GAP en un tribunal de NY.
Pontegadea, dueña de Zara, ha ganado a GAP en un tribunal de NY.

La justicia de Estados Unidos se ha pronunciado en favor de Pontegadea, el brazo inversor de Amancio Ortega, en el conflicto que le enfrenta a GAP por el cobro de la renta de dos tiendas que tiene alquiladas al grupo gallego en una de las principales aristas comerciales de la isla de Manhattan.

Hace un año, la compañía de moda estadounidense se acogió al estallido de la pandemia y a la consecuente imposición de cierres para alegar que, en virtud de su contrato, este hecho fortuito le eximía de tener que seguir pagando las rentas de dos establecimientos ubicados en la confluencia de las calle 59 con Lexington Avenue, en el Midtown de Manhattan, arrendados a Banana Republic y GAP.

placeholder GAP está enfrentada a Pontegadea por el alquiler de varias tiendas en diversos países.
GAP está enfrentada a Pontegadea por el alquiler de varias tiendas en diversos países.

Pero la jueza Laura Taylor Swain rechazó este lunes las afirmaciones del grupo de moda, según ha adelantado la prensa especializada estadounidense, fallando en favor del propietario del inmueble Pontegadea Nueva York, filial del grupo español en la ciudad de los rascacielos.

Para la magistrada, GAP no puede usar la pandemia para impagar el alquiler porque la compañía ha podido seguir haciendo frente a la razón de ser de estas tiendas, que es la venta de ropa. Entre los argumentos esgrimidos por la jueza figura tanto que estos establecimientos pudieron seguir operando tanto de manera 'online' como con la entrega de prendas en el exterior, utilizando así el local de una especie de almacén, además de que sí abrió al público otras tiendas que tiene GAP en Manhattan.

GAP ha intentado acogerse a un redactado del contrato para justificar el impago de las rentas

La jueza Swain sostiene que la visión de víctima a la que intenta acogerse GAP para activar la cláusula del contrato que avalaría su derecho a dejar de pagar la renta se refiere a incidentes como incendios, que tienen un impacto en la tienda que el propietario debería afrontar, pero no incluye la pandemia, ya que no hay nada que Pontegadea pueda hacer para corregir la situación.

A pesar de la importancia de este pronunciamiento, el caso todavía tiene una larga trayectoria en los tribunales estadounidenses, ya que ahora Pontegadea tiene derecho a reclamar daños y el pago de la renta desde marzo del año pasado. Pero el hecho de que la balanza se haya inclinado, al menos por el momento, en su favor, es relevante también de cara a otros conflictos que tiene con GAP en otros estados de Estados Unidos y en la vecina Canadá.

Otros enfrentamientos con GAP

Como publicó El Confidencial, las dos compañía también están enfrentadas por el alquiler de Old Navy, otra marca propiedad de la estadounidense, en su tienda insignia o 'flagship' de San Francisco. En este caso, la cifra que reclama el brazo inversor de Ortega asciende a 1,5 millones de euros.

En Canadá, en cambio, el Tribunal Superior de Québec ha dado un primer revés a Pontegadea, el brazo inversor de Amancio Ortega, en la guerra judicial que enfrenta a la compañía española con la multinacional de la moda GAP por el impago de la renta de varias tiendas. Una de ellas es la correspondiente al establecimiento que tiene Banana Republic, marca del grupo estadounidense, en el número 777 de la calle Sainte-Catherine, de Montreal.

placeholder Tienda de Banana Republic en Montreal propiedad de Pontegadea.
Tienda de Banana Republic en Montreal propiedad de Pontegadea.

Debido al impacto que tuvo en su actividad el estallido de la pandemia del covid-19, la firma de moda no pagó el alquiler de los meses de abril y mayo, solo afrontó una pequeña parte (12%) de los correspondientes a junio y julio, y no fue hasta el 1 agosto cuando volvió a saldar la totalidad de la renta correspondiente.

En este caso, la magistrada ha interpretado que la defensa de GAP, acogiéndose a la excepción por incumplimiento parcial, es suficiente en esta primera etapa para evitar que un tribunal ordene el pago inmediato de los atrasos y, además, el retorno del pago de las rentas por parte del grupo de moda a partir de agosto supone un restablecimiento del equilibrio entre las partes.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Amancio Ortega Pontegadea Pandemia Nueva York Canadá
El redactor recomienda