Arrola y Sherpa compran Zalacaín tras la retirada de la oferta vínculada al club Pigmalión
  1. Empresas
SEMANA CLAVE PARA LA VENTA

Arrola y Sherpa compran Zalacaín tras la retirada de la oferta vínculada al club Pigmalión

El emprendedor Iñaki Arrola y Eduardo Navarro, del fondo oportunista Sherpa Capital, se quedan como únicos finalistas tras la renuncia de la única propuesta alternativa

placeholder Foto: Restaurante Zalacaín. (EFE)
Restaurante Zalacaín. (EFE)

Esta semana se decidirá quién será el nuevo dueño de Zalacaín, el prestigioso restaurante madrileño, lugar de encuentro de empresarios, celebridades, deportistas de élite y gran parte de la nobleza española y europea. Si no hay movimientos telúricos de última hora, el adjudicatario será Iñaki Arrola, fundador de coches.com, y Eduardo Navarro, socio principal del fondo oportunista Sherpa Capital. Su oferta es la única que ha quedado encima de la mesa tras la retirada de la propuesta presentada por un abogado vinculado a un reconocido club nocturno de Madrid.

Como publicó El Confidencial el pasado 16 de febrero, los dos finalistas para tomar la gestión de Zalacaín son Iñaki Arrola, un emprendedor que el pasado año vendió Coches.com al Banco Santander por un importe millonario no concretado por las partes, y un banquero estadounidense que usa como representante a Miguel Palomero, un abogado administrador y apoderado de casi 60 sociedades mercantiles.

Foto: Vista de la entrada del restaurante Zalacaín. (EFE)

Una de ellas es Pinar de Pigmalión, empresa propietaria de Pigmalión, uno de los clubes de alterne más conocidos de Madrid. Como propietarios de esta compañía, en el Registro Mercantil aparecen Teodoro Pastor Bricio y Mariano Moreno Iniesta. Pero como administrador está Miguel Palomero, que también ejerce el mismo cargo en otras sociedades de Pastor Bricio, como Pinar 0148 y La Oficina de Pinar.

Fuentes oficiales de Palomero explican que el nombramiento como administrador de Pigmalión se debió a una ayuda personal prestada a una de las familias propietarias del local. Un bar que tiene como características principales "la confidencialidad, exclusividad y dedicación por nuestro cliente". Un club donde se puede encontrar "la mayor oferta de bebidas de las marcas más exclusivas y siempre con la mejor de las compañías..." y que dispone de un número de teléfono público para "una atención perfecta".

Foto: El rey Juan Carlos, saliendo de Zalacaín. (Cordon Press)

Estas mismas fuentes indican que, aunque Palomero es administrador desde 2018, dejó el cargo el pasado 1 de enero y que jamás ha tenido una acción de esa empresa. Más aún, aseguran que el abogado fue administrador, pero nunca llegó a ejercer como tal. Por tanto, según la versión oficial, si bien tenía ese rol, nunca participó en la gestión de Pigmalión, lo que contrasta con la responsabilidad penal que supone aceptar dicha función en cualquier sociedad. Palomero es un abogado respetado especialista en los procesos concursales de compañías.

Ante la sorpresa, FTI, el administrador concursal, encargó una investigación urgente sobre las vinculaciones de este finalista con el club Pigmalión. La familia Cereceda, dueña del local de Zalacaín y propietaria a su vez de La Finca, hizo saber al administrador concursal que, por cuestiones éticas, no podrá alquilar el restaurante a alguien con esos antecedentes. Sería un menú indigesto desde el punto de vista reputacional.

Palomero y Arrola se reunieron ayer con la plantilla de Zalacaín, que es parte esencial, ya que debe aceptar las condiciones laborales

Por ello, el abogado, que lamenta verse envuelto en ese revuelo y defiende su honorabilidad, porque su vinculación con Pigmalion fue coyuntural, ha decidido retirarse del proceso, según comunicó ayer noche a FTI. En consecuencia, la única oferta vigente es la de Arrola y Navarro (Sherpa), cuya última oferta incluye quedarse con toda la plantilla, asunto esencial para la familia Cereceda, los antiguos dueños de Zalacaín y propietarios aún del restaurante sito al lado del Paseo de la Castellana.

Urrechu, favorito para el de La finca

Por el otro local, el ubicado en La Finca, la lujosa urbanización de Pozuelo de Alarcón (Madrid) donde viven estrellas del fútbol como Luis Suárez, Toni Kroos o Simeone, y donde antes residieron otros como Cristiano Ronaldo, Bale y Fernando Torres, se han interesado, con propuestas en firme, Urrechu y Ramón Freixa. El primero, el favorito, tiene un restaurante a muy pocos metros de esta conocida zona exclusiva de chalés, cuyos precios oscilan entre cuatro y ocho millones de euros. Y otro en el centro comercial Zielo, también en Pozuelo de Alarcón, pero que lleva cerrado por una presunta reforma desde que el virus obligó a bajar la persiana.

Por su parte, Freixa, dos estrella Michelin, ha cursado su oferta a través de Life Gourmet, una empresa de 'catering' que se encarga, entre otras cosas, del servicio de comidas del Teatro Real de Madrid, del Palacio de Linares (Casa de América), del Santiago Bernabéu o de la Bolsa de Madrid.

Esta semana se decidirá quién será el nuevo dueño de Zalacaín, el prestigioso restaurante madrileño, lugar de encuentro de empresarios, celebridades, deportistas de élite y gran parte de la nobleza española y europea. Si no hay movimientos telúricos de última hora, el adjudicatario será Iñaki Arrola, fundador de coches.com, y Eduardo Navarro, socio principal del fondo oportunista Sherpa Capital. Su oferta es la única que ha quedado encima de la mesa tras la retirada de la propuesta presentada por un abogado vinculado a un reconocido club nocturno de Madrid.

Estrella Michelin Sociedades mercantiles Gastronomía Los 50 mejores restaurantes del mundo
El redactor recomienda