MCH tira de la Generalitat de Puig para financiar la compra de la naranjera Llusar
  1. Empresas
FONDO DE INVERSIÓN CREIX

MCH tira de la Generalitat de Puig para financiar la compra de la naranjera Llusar

El fondo de 'equity' incluye la operación de entrada en la empresa citrícola en el vehículo Creix, que gestiona y comparte con el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF)

placeholder Foto: Cítricos de Llusar.
Cítricos de Llusar.

La firma de inversión de capital riesgo MCH Private Equity sumará al fondo Creix, promovido por el Instituto Valenciano de Finanzas, en la operación de compra de la empresa de cítricos Llusar para relanzar su expansión internacional. MCH y Sanlucar Fruit anunciaron el pasado mes de enero la entrada en el capital de la compañía de Xilxes (Castellón) especializada en producción y comercialización de naranjas y mandarinas. La familia Llusar continuará en el accionariado, aunque con un porcentaje en minoría del 30%, y seguirá al frente de la gestión. La empresa generó en el último ejercicio unas ventas de 63 millones de euros anuales, de los que el 85% procede de la exportación.

El fondo Creix, creado por la Generalitat, aportará 25 millones de euros a la operación, la primera de cuantas ha abordado este vehículo de reciente creación destinado a financiar inversiones de 'equity' en compañías de tamaño medio en crecimiento con base en la Comunidad Valenciana. MCH ha sido precisamente la entidad gestora seleccionada por el IVF para poner en marcha el fondo, con el compromiso de duplicar, a través de la aportación de inversores institucionales o particulares, el montante total gestionado, hasta un importe completo de 72 millones de euros.

Llusar ya contaba con una alianza estratégica con Sanlucar Fruit en Alemania y Austria. El conjunto de los coinversores controlará el 70% del capital de la empresa castellonense, fundada en los años sesenta del siglo pasado por Antonio Llusar Forner, con 1.200 hectáreas en producción propia y dos plantas de procesado de cítricos. Los recursos inyectados en la empresa servirán para financiar inversiones destinadas a elevar la capacidad de producción y distribución de cítricos dirigidos al mercado internacional. Sanlucar, fundada por Stephan Rötzer, trabaja en mercados más allá de Europa, como Oriente Medio, Rusia o norte de África, y comercia con frutas y verduras procedentes no solo de España, sino también de Sudáfrica o Latinoamérica.

Foto: Una de las hileras de tomatera en un invernadero de Almería. (D.B.)

La de MCH no deja de ser una más de las muchas operaciones que el capital riesgo y los fondos de inversión están explorando dentro del sector primario. El fondo ya se hizo en agosto de año pasado con Prosur, la empresa murciana especializada en especias, por 300 millones de euros. Desde hace varios años, el 'agrobusiness' está atrayendo a los inversores financieros por sus rentabilidades atractivas y la capacidad de crecimiento y optimización de costes, ganando tamaño en las explotaciones en un entorno tradicionalmente ligado a productores medianos y pequeños con problemas de encaje en las exigentes cadenas de valor del consumo de frutas y verduras. Abac, ProA Capital, Atitlan o Miura han protagonizado importantes entradas en el capital de empresas agrícolas en los últimos años en España.

Creix es uno de los dos vehículos de coinversión que la Generalitat que preside Ximo Puig ha puesto en marcha para tratar de atraer capital a empresas valencianas de tamaño medio. Si este fondo concentra sus operaciones en fusiones y adquisiciones (M&A), el segundo, denominado Impulsa, pretende reforzar la deuda sostenible de las empresas en procesos de restructuración, financiando parte de la deuda no sostenible en poder de las entidades financieras mediante aportaciones de capital, en general mediante la fórmula de préstamos participativos, señalaron fuentes del IVF.

Oquendo Capital es la gestora seleccionada para tutelar el fondo Impulsa, con un tamaño inicial de 60 millones de euros. En los dos casos, la participación de la Generalitat es minoritaria y la gestión 100% privada. El objetivo es movilizar entre capital público y privado más de 170 millones de euros para operaciones de deuda o capital en compañías valencianas.

Fondos de Inversión Noticias de Comunidad Valenciana
El redactor recomienda