Un 'hacker' roba miles de contratos públicos del gigante Urbaser en plena venta
  1. Empresas
DATOS DE AYUNTAMIENTOS

Un 'hacker' roba miles de contratos públicos del gigante Urbaser en plena venta

La compañía española, que fue propiedad de ACS, sufre un ciberataque que compromete la confidencialidad de documentos que afectan a numerosos ayuntamientos

placeholder Foto: Trabajador de Urbaser. (EFE)
Trabajador de Urbaser. (EFE)

Urbaser, uno de los gigantes españoles de los servicios medioambientales, ha sufrido un ciberataque por parte de un grupo de 'hackers' que han exigido una contraprestación para no hacer pública la información que han obtenido al introducirse de forma presuntamente ilegal en los servidores de la compañía. La empresa, propiedad del grupo chino CNTY y hasta 2016 de ACS, admite que todavía no es capaz de valorar las dimensiones del ataque a sus servidores, que incluyen documentos muy sensibles sobre contratos públicos y concesiones administrativas de servicios de limpieza, tratamientos de residuos y aguas de más de 50 ayuntamientos de España.

Fuentes oficiales de Urbaser, una de las joyas de ACS hasta que Florentino Pérez decidió venderla al grupo chino CNTY por 1.300 millones de euros, señalan que el ciberataque se produjo el pasado 29 de enero. La compañía sufrió la entrada de unos piratas informáticos en algunos de sus sistemas de control, lo que bloqueó por completo "la información referente a empleados, clientes y proveedores". Desde el grupo, añaden: "Actualmente, estamos valorando las dimensiones del ataque y si ha podido afectar a la confidencialidad de dicha información".

Foto: El presidente de ACS, Florentino Pérez.

Fuentes del sector indican que el robo afecta a miles de contratos de las concesiones administrativas que gestiona Urbaser. Entre otros, los del servicio de basuras de ciudades como Madrid y Barcelona, que ganó en una subasta muy polémica por el déficit de limpieza que presuntamente tenían las calles de las dos grandes urbes españolas. La compañía también opera en ciudades como Bilbao, A Coruña, Almería, Santa Cruz de Tenerife, Ceuta, Santiago de Compostela, León, Lugo, Palencia Tarragona, Lleida o Huelva. Urbaser factura al año unos 2.100 millones de euros y tiene una plantilla de 35.000 empleados.

Urbaser fue sancionada en 2015 junto con otras casi 40 empresas constructoras por lo que se conoció como el cartel de la limpieza. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) impuso una multa histórica de 98 millones a las principales compañía del sector por pactar precios para repartirse el mercado con los distintos ayuntamientos de España.

"El incidente ha sido denunciado ante las autoridades competentes y se han activado todos los recursos tanto internos como externos"

La sociedad tiene presencia en 30 países de Europa, América Latina, Asia y África. Tiene más de 20 bases operativas en todo el mundo, entre las que destacan España, Francia, Reino Unido, México, Brasil, Chile, Emiratos Árabes e India. El grupo se encarga de limpiar más de 45.000 kilómetros de calles en diferentes ciudades y gestiona más de 59 millones de metros cuadrados de zonas verdes, así como 2,8 millones de residuos industriales.

Gran parte de esta información está ahora en manos de unos 'hackers' informáticos, que han pedido el ingreso de una cantidad millonaria a cambio de no revelar los contratos que estaban en los servidores atacados. "El incidente ha sido denunciado ante las autoridades competentes y se han activado todos los recursos tanto internos como externos, con el objetivo de minimizar el impacto y mitigar los posibles efectos negativos de la brecha de seguridad en sus sistemas informáticos, hasta la total restauración de los mismos", explica Urbaser.

Foto: Trabajadores de Urbaser recogen la basura en Lugo.

Venta congelada

La compañía se ha visto obligada a enviar un comunicado en el que recomienda a "todos nuestros empleados, clientes y proveedores que extremen la precaución y no atiendan ninguna comunicación realizada en nuestro nombre que pudiera resultar sospechosa". Pero la información ha provocado la inmediata paralización provisional del proceso que el inversor chino CNYT había comenzado para desprenderse de Urbaser.

La multinacional asiática había contratado los servicios de Société Générale, Deutsche Bank y Crédit Agricole para buscar un comprador una vez superado el primer impacto de la pandemia. CNYT había valorado el grupo en unos 2.400 millones de euros, incluida la deuda. Fondos internacionales como Apollo, Brookfield, Cinven, EQT, Stonepeak y Macquerie se habían interesado por el activo en la primera fase de contactos.

'The Wall Street Journal' con tu suscripción

Con tu suscripción a El Confidencial puedes tener acceso ilimitado a todos los contenidos de 'The Wall Street Journal' por solo 20 euros más. ¡Mejora tu suscripción aquí!

Urbaser, uno de los gigantes españoles de los servicios medioambientales, ha sufrido un ciberataque por parte de un grupo de 'hackers' que han exigido una contraprestación para no hacer pública la información que han obtenido al introducirse de forma presuntamente ilegal en los servidores de la compañía. La empresa, propiedad del grupo chino CNTY y hasta 2016 de ACS, admite que todavía no es capaz de valorar las dimensiones del ataque a sus servidores, que incluyen documentos muy sensibles sobre contratos públicos y concesiones administrativas de servicios de limpieza, tratamientos de residuos y aguas de más de 50 ayuntamientos de España.

Hackers CNTY Crédit Agricole CNMC Noticias de Urbaser
El redactor recomienda