¿Y el 5G? Las teorías de la conspiración tapan el lento avance en la cobertura
  1. Empresas
telecomunicaciones

¿Y el 5G? Las teorías de la conspiración tapan el lento avance en la cobertura

Desde que comenzara la pandemia, esta tecnología ha sido mencionada más por las teorías de la conspiración que por los avances de las telecos en su expansión

placeholder Foto: Paneles anunciando el 5G en el Mobile World Congress de Barcelona. (Reuters)
Paneles anunciando el 5G en el Mobile World Congress de Barcelona. (Reuters)

Lleva años siendo la tecnología de moda, el siguiente gran paso en el mundo de las comunicaciones y de internet. Sin embargo, la llegada de la pandemia ha hecho que el 5G haya protagonizado más teorías de la conspiración que titulares por unos avances que, pese a la pandemia, continúan al ritmo previsto por los principales actores del sector.

Dichos pasos en la dirección correcta, en cualquier caso, no bastan todavía para que una amplía mayoría de los ciudadanos pueda acceder con sus dispositivos al internet de más alta velocidad.

Foto: EC.

Pese a que el Gobierno ya ha llevado a cabo muchas subastas para la concesión de las frecuencias, todavía está parada la más importante de todas, la de los 700 MHz que liberaron los canales de la TDT, motivo por el cual los usuarios tuvieron que resintonizar sus televisores. Todo estaba previsto para que la puja se iniciara en la primavera del año 2019, sin embargo, en noviembre de 2018 se decidió dejarla para los primeros meses de 2020. El golpe de la pandemia provocó un nuevo retraso, con la batalla por la franja más deseada prevista para marzo de 2021.

Esa vía aérea, la más ancha de todas las que se subastarán, es muy importante para todas las partes. Para el Gobierno, porque ingresará una importante suma de dinero —el primer paquete de 200 MHz de la franja de 3,7 GHz dejó en las arcas públicas 1.410 millones de euros—, y para las operadoras, porque permitirá hacer un despliegue mucho más importante para dar servicio a empresas y usuarios.

Actualmente, las grandes telecos tienen una cobertura que va desde las 93 ciudades de Orange al 76% de la población de Telefónica. Todas ellas reconocen a El Confidencial que la pandemia no ha frenado sus planes y que no ha supuesto un bache importante para continuar colocando nodos.

Así, desde Telefónica, explican que las grandes ciudades tienen una cobertura 5G de entre el 80% y el 90%. La firma española pronosticó que llegaría a un 75% de los habitantes con su red antes de final de 2020 y, tal y como explicó el propio José María Álvarez-Pallete en un vídeo, lo han conseguido. Además, tienen un acuerdo con Nokia para que sea su aliado a la hora de seguir avanzando en la red.

Vodafone, por su parte, señala que su 5G está ya disponible en 22 ciudades españolas con una cobertura del 50% en cada una de ellas. "Se mantiene el despliegue previsto y los niveles de inversión serán similares a los del año fiscal anterior", explican desde la británica. Vodafone salió con una sonrisa de la primera subasta de la banda de 3,7 GHz, pues se quedó con 90 GHz, por los 60 de Orange o los 50 de Telefónica.

Orange y MásMóvil van a unas velocidades casi parejas, pues firmaron un acuerdo en virtud del cual la segunda utilizaría la red de la primera hasta que tuviera en marcha su propia cobertura. Así, Orange, que tiene un acuerdo con Ericsson para el desarrollo del 5G, ha llegado a un total de 93 ciudades españolas.

Lejos de la cabeza

Estos parones en las subastas han provocado que la expansión del 5G en España esté lejos de la que disfrutan en otros países. En Estados Unidos o en China, la cobertura es mucho mayor, pues se han hecho unas inversiones superiores.

El gigante asiático espera cerrar el año 2021 con 500 millones de usuarios conectados a su 5G. Mientras, en suelo estadounidense, y pese a los vetos del ya expresidente Donald Trump a los componentes fabricados en China, las telecos ya ofrecen a sus clientes una amplia cobertura, sobre todo en ambas costas.

Foto: Huawei cuenta con tres CEO rotatorios. En la imagen, Ken Hu, el directivo que ocupa el cargo ahora mismo.  (Imagen: Learte / EC Diseño)

Los datos de IDC pronostican que, para el final del año 2024, habrá en el mundo 1.800 millones de dispositivos conectados a internet gracias al 5G, una cifra sensiblemente superior a los 142 millones con que terminó 2019.

La gran diferencia, en cualquier caso, la notaremos cuando la conexión 5G deje de depender del 4G. Actualmente, la amplia mayoría de las conexiones son 'non standalone' (NSA) y no explotan todo el potencial de la nueva tecnología, ya que todavía comparten las mismas infraestructuras con la generación anterior. Una vez que la conectividad alcance el umbral del 'rtandalone' (SA), con equipos enteramente preparados para el 5G, las velocidades se dispararán hasta cumplir con la promesa de ir 10 veces más rápido que actualmente.

Las telecos están deseando poder alcanzar este punto. La expansión del 5G debe ser clave para despertar unos ingresos que, tal y como apuntan los expertos de JP Morgan, llevan una década absolutamente planos.

Tecnología Cobertura Telecomunicaciones Pandemia
El redactor recomienda