El 'enfant terrible' del capital riesgo se reúne con SEPI para rescatar Nautalia y Las Ventas
  1. Empresas
EL FONDO SPRINGWATER

El 'enfant terrible' del capital riesgo se reúne con SEPI para rescatar Nautalia y Las Ventas

El fondo de capital riesgo dirigido por Martin Gruschka, uno de los hombres más peculiares del capital riesgo, necesita al menos 150 millones de euros para salvar su 'holding' turístico

placeholder Foto: Imagen de archivo de un comercio de Nautalia.
Imagen de archivo de un comercio de Nautalia.

Springwater, el fondo de capital riesgo dirigido por Martin Gruschka, uno de los hombres más peculiares del capital riesgo, se ha puesto en contacto con la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) para solicitar el rescate de Wamos, su 'holding' turístico. La firma de capital riesgo es dueña de firmas como Nautalia Viajes, Pullmantur, la aerolínea Wamos Air y la sociedad que gestiona la plaza de toros de Las Ventas, y necesita al menos 150 millones de euros para sobrevivir a la crisis provocada por el covid-19.

Según han confirmado varias fuentes próximas a la SEPI, que ha declinado hacer ninguna declaración sobre esta información, Wamos se ha reunido con miembros del ente público dependiente del Ministerio de Hacienda para acogerse al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas para pedir el rescate de su 'holding' turístico, que factura algo más de 1.000 millones de euros entre sus sociedades en España y Portugal. La compañía todavía no ha firmado oficialmente la petición de ayuda al organismo público, pero fuentes financieras indican que se acogerá en los próximos días debido al impacto de la segunda ola del coronavirus.

Foto: Javier Hidalgo, consejero delegado de Globalia. (EC)

Wamos, el grupo creado en 2014 cuando Royal Caribbean vendió su agencia de viajes a Springwater, ya ha conseguido un crédito del Instituto de Crédito Oficial (ICO) para sobrevivir al covid-19. Según fuentes oficiales, el 'holding' ya ha recibido 29,33 millones de euros de varios bancos con garantía del ICO, que ha cubierto el 70% del riesgo. Además, la compañía ha refinanciado otros 32,73 millones de deuda que tenía que pagar a corto plazo y cuyos vencimiento se han alargado. Pese a estas dos ayudas, Springwater y su socio Royal Caribbean no pudieron evitar el concurso de acreedores de la filial de cruceros Pullmantur.

Asimismo, Andros Directorship, la sociedad matriz de Wamos con sede en Luxemburgo, ha aportado 6,8 millones de euros tras convertir préstamos participativos en capital. Según fuentes financieras, esta inyección de dinero de Springwater ha sido una exigencia de la banca para darle el nuevo crédito con el que Nautalia y Wamors Air han aguantado el desplome de los ingresos desde la declaración del estado de alarma.

Ambas compañías aplicaron expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) a sus plantillas, que ascienden a cerca de 3.000 personas entre España y Portugal. El último ERTE se ha extendido hasta finales de febrero de 2021, momento en el que Wamos confía en tener más visibilidad sobre la recuperación del turismo. Para el año que ahora acaba, Wamos espera un desplome del beneficio bruto de explotación o ebitda del 358%, según documentación interna.

Springwater no prevé una recuperación de los ingresos de su aerolínea hasta 2023

La solicitud del rescate a la SEPI se da por hecha, porque Springwater no prevé una recuperación de los ingresos de su aerolínea, especializada en viajes charter al Caribe (mueve 1,6 millones de pasajeros al año), y de Nautalia hasta 2023. La agencia de viajes ha ordenado el cierre de sus 200 puntos de venta hasta nueva orden por la escasa demanda provocada por las restricciones a la movilidad decretadas por el Gobierno. Por su parte, la sociedad que gestiona la concesión de Las Ventas ha prolongado un año más la concesión de la plaza de toros, cuyo contrato expiró este verano, ante las ausencias de festejos taurinos.

De esta forma, Wamos se sumará a las peticiones de ayuda de Air Europa, Halcón Viajes (ambas propiedad de Globalia, de la familia Hidalgo) y de Avoris, la empresa de agencias de viajes de Barceló Corporación. La primera ha recibido ya 475 millones de la SEPI, mientras que Halcón y Avoris, en proceso de fusión, esperan la aprobación formal de una ayuda de 240 millones. Por su parte, Globalia ya fue premiada con 140 millones de un crédito garantizado por el ICO.

La novedad en este caso es que Wamos está controlado por una firma de capital riesgo, cuyos accionistas mayoritarios tienen sus domicilios fiscales en países de tributación laxa, como Luxemburgo. Además, Martin Gruschka es un inversor que acumula numerosas polémicas en las que entró, como Unipapel, Miro Electrodomésticos, Intech o Delion. En esta última, la Audiencia Nacional sentenció que el 'private equity' de Gruschka cometió fraude. En otras, sufrió demandas de los empleados por vaciamiento patrimonial y alguna de ellas entró directamente en concurso de acreedores.

Springwater, el fondo de capital riesgo dirigido por Martin Gruschka, uno de los hombres más peculiares del capital riesgo, se ha puesto en contacto con la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) para solicitar el rescate de Wamos, su 'holding' turístico. La firma de capital riesgo es dueña de firmas como Nautalia Viajes, Pullmantur, la aerolínea Wamos Air y la sociedad que gestiona la plaza de toros de Las Ventas, y necesita al menos 150 millones de euros para sobrevivir a la crisis provocada por el covid-19.

SEPI ICO Martin Gruschka Springwater Globalia Las Ventas
El redactor recomienda