El ‘enfant terrible’ del capital riesgo encarga a Mercury un nuevo fondo de 500 millones
  1. Empresas
gruschka contrata a un banco de nueva york

El ‘enfant terrible’ del capital riesgo encarga a Mercury un nuevo fondo de 500 millones

Martin Gruschka, cuyo fondo ha provocado la quiebra de hasta cinco de sus inversiones, contrata a un banco de Wall Street para levantar un nuevo fondo de 'private equity'

placeholder Foto: Martin Gruschka.
Martin Gruschka.

Martin Gruschka vuelve a escena. El hombre al que persigue la Agencia Tributaria para cobrar una deuda de hasta 16 millones de euros y cuya firma de inversión —Springwater— protagonizó hasta cuatro concursos de acreedores quiere otra vez ser protagonista en el mercado español. Según han confirmado distintas fuentes, Gruschka ha contratado los servicios de Mercury Capital Advisors para levantar un nuevo fondo con el que aprovechar las oportunidades que se presenten en la industria española ante la nueva crisis que se avecina.

El nuevo vehículo inversor, rebautizado como Investment Monitoring Services, persigue captar dinero de gestores de fondos de inversión, fondos de pensiones, aseguradoras y grandes fortunas internacionales para que Gruschka lo destine a la compra y venta de empresas de tamaño medio que no sean estratégicas para grandes corporaciones. El inversor alemán está presentando como cebo a los potenciales suscriptores de su fondo la gran operación de Aernnova, el fabricante mundial de piezas de avión que vendió en 2017 a Towerbrook, Península Capital (Borja Prado, presidente de Endesa) y Juan Abelló.

Springwater obtuvo unas plusvalías que multiplicaron por más de cuatro veces la inversión. El fondo de Gruschka compró un 30% de Aernnova en 2014 por unos 140 millones y el pasado año traspasó esta participación, más un 10% adicional comprado con descuento, por unos 420 millones. Unas cifras a las que había que añadir el pago de un dividendo de 75 millones de euros que la compañía de origen vasco abonó mediante una extensión de un crédito. Según distintas fuentes, Gruschka obtuvo para sí mismo un beneficio bruto de cerca de 70 millones por la comisión de gestión.

Foto: Martin Gruschka.

Una apuesta que el inversor exhibe ahora como su mejor hazaña y que, según fuentes financieras, compensa los problemas que Springwater tuvo con inversiones como Unipapel, Miró Electrodomésticos, Intech, Nautalia y Delión, la primera inversión que hizo en España en 2013 y que el año pasado fue rescatada por el equipo directivo. Esta antigua filial de Indra fue descapitalizada y su plantilla despedida, lo que provocó un conflicto laboral que el fondo ha sofocado justo ahora haciéndose cargo de una factura de unos 8,5 millones de euros. La Audiencia Nacional sentenció que la firma de ‘private equity’ cometió un fraude.

Una situación que, con sus matices, ya protagonizó Springwater en empresas como Intech —que con 1.000 empleos en juego acabó finalmente el pasado año en manos de ACS—, Unipapel, donde los empleados demandaron al fondo, y Miró, que entró por tercera vez en concurso de acreedores.

Foto: Empresas del entramado de Springwater.

Ante esta reputación, Springwater ha decidido jugar a lo grande. Por ello, ha contratado los servicios de Mercury Capital Advisors, la primera firma mundial en captación de fondos para terceros, según el 'ranking' de Thomson Reuters. Con oficinas en Nueva York, Boston, San Francisco, Londres, Tokio, Singapur y Dubái, el 'agent placement', como se conoce en la industria financiera, ha levantado 160.000 millones de dólares desde 2003 para sus clientes.

La sociedad, dirigida por exbanqueros de inversión, ha completado 100 mandatos para todo tipo de inversores, desde fondos soberanos hasta gestoras de pensiones, compañías aseguradoras, grandes fortunas, fundaciones, fondos de fondos y consultoras.

Fuentes oficiales de Springwater han declinado realizar ningún comentario sobre esta información. Tan solo se limitan a recordar que el fondo se centra en inversiones de empresas en situaciones especiales, en referencia a compañías de sectores cíclicos o en declive que pasan por dificultades financieras o tienen problemas de balance, así como sociedades con conflictos o reemplazo de accionistas. "En los últimos cinco años, ha asesorado en más de 30 adquisiciones y ha creado de forma agregada retornos atractivos para sus inversores", aseguran las mismas fuentes.

Martin Gruschka Springwater Fondos de Inversión Concurso de acreedores
El redactor recomienda