¿Vacuna obligatoria para subir a un avión? Las aerolíneas estudian imponerlo en 2021
  1. Empresas
Covid-19

¿Vacuna obligatoria para subir a un avión? Las aerolíneas estudian imponerlo en 2021

El debate en las aerolíneas se extiende. Unas exigirán vacunación para todos los pasajeros, otras creen que es demasiado, mientras que la mayoría dudan por la incertidumbre del covid

placeholder Foto: (Reuters)
(Reuters)

La vacunación puede convertirse en un requisito obligatorio para montar en un avión en el mundo poscovid. Las aerolíneas de todas las regiones están estudiando la posibilidad de implementar esta solución drástica. Hoy en día en los viajes a muchos países se exige la vacunación frente a ciertas enfermedades y se plantean que ya este 2021 los trayectos de largo radio requieran que todos sus ocupantes se hayan inyectado la solución de Pfizer, Moderna, Oxford u otra.

El debate ha estallado con las declaraciones de Qantas, la aerolínea bandera de Australia. En una entrevista con la revista trimestral estadounidense 'Current Affairs', el director ejecutivo, Alan Joyce, explicó que su empresa ya trabaja en hacer los trámites necesarios para poder exigir un certificado de vacunación a sus pasajeros.

Compensa económicamente la medida, aunque se rechacen pasajeros, para garantizar estabilidad en las rutas

Hay dos argumentos principales tanto para exigir la vacunación como para no pedir este requerimiento. El argumento más claro de las empresas que tienen dudas es el impacto económico que puede suponer renunciar a clientes en un momento crítico como este. Las aerolíneas llevan todo el 2020 sufriendo en sus cuentas a causa de la caída dramática de pasajeros y las restricciones por el covid que han obligado a cerrar rutas enteras. Muchas necesitan volar ya y transportar al máximo número de personas.

Fuentes del sector explican que puede ser especialmente rentable para las aerolíneas pedir este certificado porque garantizaría la continuidad de sus líneas aéreas, estén o no más demandas por negar el acceso a los no vacunados. "A lo mejor es más rentable asegurarnos un flujo de ingresos continuo, con un poco menos de pasajeros, que las líneas permanezcan activas con mayor seguridad a nivel sanitario y así tengamos una mayor estabilidad".

Ryanair se niega, el resto dudan

Una de las compañías que se muestra más clara con respecto al futuro es Ryanair. La 'low cost' irlandesa explica a El Confidencial que para ellos el certificado de vacunación no es una opción. "Ryanair no va a solicitar ningún certificado de vacuna a sus pasajeros", explican fuentes de la compañía.

La gran mayoría de las rutas aéreas de esta firma pertenecen a Europa y son de corto alcance. En ese sentido, aclaran que el futuro de las mismas es nítido y seguro porque "creemos que las restricciones de cuarentena se eliminarán en la primavera de 2021, una vez que se disponga de vacunas eficaces para proteger a los grupos de alto riesgo de covid-19". Debido a ello no creen que haya que tomar medidas adicionales.

Aparte de sus vuelos dentro de la UE (y países con acuerdos como Noruega), Ryanair sí tiene rutas fuera de esta región como Marruecos, Israel, Armenia, Rusia o Turquía. Sin embargo, desde la compañía transmiten que incluso en esas rutas se mantendrán en su decisión de no pedir certificado.

Foto: Foto: EFE.

La decisión no está tan clara cuando hablamos del resto de las aerolíneas más grandes de Europa, que no tienen claro si compensa seguir este camino o hacer como su rival irlandés. IAG en ese sentido rehúsa comentar la estrategia del grupo y de sus diferentes aerolíneas, entre ellas Iberia, Vueling o British Airways. También ha declinado hacer comentarios Air Europa.

Sin embargo, Air France- KLM no se cierra a esta opción, aunque creen que eso es algo que tocará ver en el futuro, porque la incertidumbre del coronavirus es demasiado fuerte como para hablar abiertamente ahora de tomar decisiones de ese calado. "Por el momento no es posible determinar las condiciones precisas que regirán el transporte de pasajeros una vez que la vacuna esté disponible", explica la aerolínea galo-holandesa.

La mayoría se mantienen a la espera de los gobiernos de sus países para pronunciarse

Aunque tanto esta aerolínea como Lufthansa ponen la responsabilidad de tomar esta medida en manos de sus respectivos países. Y, de hecho, tanto la canciller alemana, Angela Merkel, como el presidente francés, Emmanuel Marcron, tendrán mucho peso en esta decisión no solo por posibles restricciones a nivel nacional, sino porque ahora mismo tienen voz y voto en estas dos compañías, que han sido rescatadas. La alemana ha recibido 9.000 millones en ayudas y, en el caso de la francesa, estas superan los 10.000 millones.

De hecho, Air France ya anticipa que su tendencia será seguir las indicaciones que vengan desde el Elíseo y las instituciones supranacionales y que en función de eso impondrá o no la medida. "La compañía está participando activamente en los intercambios con las autoridades gubernamentales y sanitarias francesas e internacionales y seguirá las recomendaciones o las obligaciones que se formulen para el transporte de pasajeros (en referencia a obligar a la vacunación para volar)".

Las asiáticas lo ven claro

Al otro lado del Atlántico ya han habado sobre este tema American Airlines, Delta o Southwest. Las tres, a pesar de que lo están estudiando, creen que es pronto para dar una respuesta a este asunto porque aún queda mucho tiempo para que la vacuna sea una realidad. Por lo tanto han evitado comentar nada más allá de eso.

Donde la propuesta sí que ha tenido una mejor recepción es en el este, varias aerolíneas asiáticas y de Oceanía han recogido el testigo de Qantas y han afirmado que es una buena iniciativa. Este el caso de la principal operadora de Corea del Sur, Korean Air, cuyo portavoz, Jill Chung, afirmó que "se trata de una posibilidad real que podemos aplicar, pero que depende de los Gobiernos en última instancia". New Zealand Air y Asia Air también han hablado abiertamente de que creen que es algo que ocurrirá en el futuro cercano.

Al margen de las propias empresas, la patronal del sector a nivel internacional, IATA, se ha manifestado al respecto del pasaporte de vacunación anticovid. Uno de sus consejeros médicos, David Powell, lo ha hecho recientemente en una entrevista concedida al 'Financial Times', en la que afirma que cree que la imposición de vacunación es "muy probable".

Por su parte, ALA, la patronal del sector aéreo de empresas como IAG, Air Europa o Ryanair, defiende que "aunque el certificado de vacunación es una medida que estará presente en el futuro de forma complementaria" no será la base de prohibiciones a menos que los países lo pidan expresamente. El presidente de la asociación, Javier Gandara, afirma que "la clave estará en los test de antígenos que surjan a en los próximos meses".

Gandara defiende que el coronavirus provocará algo similar a lo que pasó con el 11S, cuando se impusieron nuevas restricciones al tráfico aéreo. "En aquel entonces hubo medidas muy extremas que fueron retiradas, pero otras se quedaron y ya forman parte del proceso habitual cuando se coge un avión". Por lo tanto, "aunque es muy difícil de predecir", cree que tener un certificado de vacunación y los test se convertirán en el procedimiento habitual en el mundo poscovid.

El certificado llegará en 2021

Expertos como Roma Andreu, profesor en EAE Business School, creen que el certificado de vacunación será algo ineludible y no muy lejano. "Empezaremos a verlo en 2021". El motivo fundamental es que cree que muchos países concretos lo van a empezar a exigir al margen de la decisión que tomen las empresas.

Aunque remarca que la clave para entender cómo funcionará la vacunación obligatoria para volar está más en Merkel, Macron o Pedro Sánchez y menos en la cúpula de IAG, Ryanair o Air Europa. En ese sentido remarca que "los países tendrán la iniciativa y las aerolíneas tomarán decisiones después". Además, aunque sea la empresa la que dé el paso al frente "se tendrá que sentar con su Ejecutivo para coordinar esta medida conjuntamente en cualquier caso".

El 'pasaporte de vacunación' "variará en cada ruta y para cada aerolínea"

Y, a pesar de que cree que el pasaporte sanitario ya está aquí, cree que tener que enseñarlo antes de volar variará en función de cada ruta y cada compañía. Respecto a lo primero "cada país es diferente a nivel económico y sanitario para las firmas, por lo que poner o no esta medida variará una a una". A pesar de ello apuesta porque los vuelos de larga distancia con EEUU, Sudamérica, Asia, Oceanía… están condenados en su mayoría a esta restricción.

Respecto a por qué no será un requerimiento a cualquier vuelo y por qué cada compañía lo pondrá en sitios diferentes, Andreu defiende que cada firma tiene características muy diferentes. "Qantas, por ejemplo, tiene más fácil tomar la decisión porque geográficamente, al ser una isla (Australia), el epicentro de toda su actividad se facilita mucho con el control sanitario, sin embargo, a las aerolíneas que operan principalmente en Europa, como Ryanair, se le plantean muchos otros problemas.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Aerolíneas Air France Australia Vacuna Qantas Airways Low cost British Airways
El redactor recomienda