BlackRock y CVC compran deuda de Prisa y tendrán poder de veto en la venta de 'El País'
  1. Empresas
SE HACEN CON CERCA DE 500 MILLONES

BlackRock y CVC compran deuda de Prisa y tendrán poder de veto en la venta de 'El País'

La mayor gestora de fondos del mundo y el private equity británico se hacen con cerca de la mitad de los 1.061 millones que adeuda el grupo de medios en plena revolución

placeholder Foto: Instalaciones del Grupo Prisa. (Wikipedia)
Instalaciones del Grupo Prisa. (Wikipedia)

Si Blas Herrero o cualquier otro interesado quiere comprar Prisa, además de con los accionistas, tendrá que hablar con los nuevos acreedores, que tienen pignorados todos los negocios, incluidos 'El País' y la SER. Según indican fuentes financieras, BlackRock y CVC Capital Partners, dos de los mayores fondos de capital riesgo del mundo, se han convertido ya en los mayores tenedores de deuda del grupo de medios de comunicación, por lo que cualquier operación corporativa requiere su bendición.

Las mismas fuentes indican que BlackRock, CVC Credit Partners, Sculptor (antiguo Och-Ziff) y Farrallon Capital Management se han hecho con cerca de la mitad de la deuda neta de Prisa, que asciende a 1.061 millones de euros a 30 de septiembre. Estos fondos, a través de sus vehículos denominados CDO ('collateralized debt obligation'), han acumulado ya cerca de 500 millones de euros de pasivo, cuya garantía real son las divisiones de educación y de medios del grupo fundado por la familia Polanco. Aunque ahora cotiza en torno al 95% de su valor nominal, parte de esa deuda ha sido adquirida en momentos más turbulentos para las finanzas de Prisa y, por ello, con descuentos de hasta el 50%.

Foto: EC.

La otra mitad de la deuda está aún en manos de HSBC, que también es accionista de la compañía, con el 9% del capital, y de BNP Paribas. Un pequeño tramo de apenas el 5% está retenido en el balance de algunos bancos españoles, que estos días siguen desprendiéndose de estos préstamos corporativos, considerados de alto riesgo por las pocas posibilidades de recobro. Entidades como BBVA, CaixaBank, Bankia e incluso Santander, accionista también de Prisa, se deshicieron de sus posiciones hace tiempo, cuando ya estimaban que no recuperarían lo prestado.

BlackRock es el mayor fondo de inversión del mundo y el mayor accionista de la bolsa española, con participaciones muy relevantes en compañías como Iberdrola, Telefónica, BBVA, Ferrovial, MásMóvil, Cellnex, ACS o Enagás. Pero esta inversión la ha realizado a través de uno de sus vehículos financieros destinados a comprar deuda calificada como bono basura. Lo mismo ha hecho CVC Capital Partners, a través de CVC Credit Partners, con el matiz de que su principal responsable para España, Javier de Jaime, es consejero de Prisa.

De Jaime está en el órgano de gobierno del grupo de medios de comunicación en calidad de independiente. Su primer nombramiento fue en noviembre de 2017, cuando se produjo el relevo de Juan Luis Cebrián, momento en el que la filial de deuda quebrada de CVC no había todavía tomado posiciones en el pasivo de Prisa. De Jaime fue renovado como consejero en la junta general celebrada el pasado mes de junio, mes en el que, según estas fuentes, CVC Credit ya habría comprado parte de los préstamos impagados de la compañía.

Foto: (EFE)

CVC y Sculptor son fondos buitre habituales en empresas con graves problemas financieros, donde aterrizan adquiriendo la deuda que venden los bancos tradicionales con fuertes descuentos para obtener rentabilidades que en muchos casos superan el 50%. Estos dos 'hedge funds' están presentes en el pasivo de Celsa, la siderúrgica española que pidió amparo a un juez para que no fuera ejecutada al no poder cumplir con sus obligaciones. Por su parte, Farrallon, que gestiona 32.000 millones de dólares, fue fundado por Tom Steyer, un millonario californiano que se ha convertido en uno de los mayores financiadores del Partido Demócrata en Estados Unidos y uno de los mayores enemigos de Donald Trump.

Según fuentes financieras, estos fondos, junto con HSBC y BNP Paribas, tienen pignorados a su favor todos los activos de Prisa, incluidos los medios escritos y radiofónicos. Por lo tanto, en caso de una operación corporativa, son los que tienen la última palabra a la hora de aceptar cualquier oferta, como la presentada recientemente por Blas Herrero. Una propuesta no vinculante que el consejo de administración rechazó en menos de 24 horas, al considerar que infravaloraba el precio real de la división de medios y que, de aceptarla, no serviría para repagar la deuda en manos de los citados acreedores.

Si Blas Herrero o cualquier otro interesado quiere comprar Prisa, además de con los accionistas, tendrá que hablar con los nuevos acreedores, que tienen pignorados todos los negocios, incluidos 'El País' y la SER. Según indican fuentes financieras, BlackRock y CVC Capital Partners, dos de los mayores fondos de capital riesgo del mundo, se han convertido ya en los mayores tenedores de deuda del grupo de medios de comunicación, por lo que cualquier operación corporativa requiere su bendición.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
BlackRock CVC Hedge funds HSBC BNP Paribas
El redactor recomienda