EL PRESIDENTE LA CONSIDERA INSUFICIENTE

Prisa rechaza la oferta de Herrero mientras se reactiva el interés de afines al PSOE

El presidente del consejo de administración de Prisa, nombrado por indicación del Santander, considera insuficiente la propuesta del dueño de Kiss FM por 'El País' y la Cadena SER

Foto: Sede del Grupo Prisa. (EFE)
Sede del Grupo Prisa. (EFE)
Adelantado en

Prisa reaccionó este jueves con una subida de hasta el 21% al interés mostrado por Blas Herrero por comprar las divisiones de prensa y radio del grupo de medios de comunicación. Según distintas fuentes próximas a las conversaciones, varios accionistas importantes del grupo se oponen frontalmente a la oferta cursada por el empresario asturiano, que ha vuelto a agitar el avispero y reactivado las intenciones de los empresarios José Miguel Contreras y Miguel Barroso, ambos vinculados al PSOE.

El consejo de administración de la compañía dueña de El País y la Cadena SER se reunirá el viernes de manera extraordinaria para estudiar la "oferta firme de adquisición de la unidad de negocio de medios de comunicación" formalizada este jueves por Blas Herrero. Fuentes conocedoras de la situación aseguran que el órgano de dirección de Prisa mostrará su rechazo, dado que una mayoría de accionistas considera insuficiente los 150 millones de su propuesta preliminar. La operación se estructuraría en torno a una sociedad en la que Herrero aportaría un 20%, el resto de sus socios un 10% y el 70% restante se ofrecería a los accionistas actuales de Prisa. Según estas fuentes, el propio Javier Monzón, presidente del 'holding', se mostraría contrario a los términos de la oferta del empresario asturiano, dueño de Kiss FM.

La valoración sería insuficiente, ya que Prisa se quedaría tan solo con el negocio de Santillana Latinoamérica tras el anuncio de la venta de la división española de la editorial de libros al grupo nórdico Sanoma por 465 millones. Si se le resta lo que ofrece Herrero, más la desinversión de Santillana España, el grupo se reduciría a una pequeña sociedad cuyo beneficio bruto de explotación no sería suficiente para terminar de pagar la abultada deuda del 'holding'.

Según estas fuentes, los activos de Media de Prisa tendrían un valor mínimo de 300 millones, ya que solo las emisoras de España, como la SER y 40 Principales, generaron un ebitda de 30 millones de euros en 2019. Aunque el negocio del papel da pérdidas operativas, si se suman los activos en Latinoamérica, la división de prensa y radio tendría un valor incluso mayor.

Blas Herrero (i) conversa con Enrique Cerezo. (EFE)
Blas Herrero (i) conversa con Enrique Cerezo. (EFE)

De momento, Prisa se ha comprometido a estudiar la oferta de Herrero, que la compañía asegura que no ha sido solicitada y que "no es vinculante hasta que se cumplan determinadas condiciones". Según estas fuentes, entre las condiciones exigidas, se encuentra un cheque conformado por el Banco de España que garantice el pago de la propuesta en efectivo o, en su defecto, avales que aseguren que el inversor y sus socios disponen de fondos suficientes para acometer la compra.

"El consejo de administración analizará la propuesta y adoptará las medidas oportunas, circunstancia de la que dará cuenta al mercado cuando corresponda, en cumplimiento de sus obligaciones", señala el comunicado de Prisa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La compañía celebrará una junta de accionistas el próximo 18 de diciembre para aprobar la venta de Santillana, momento en el que estudiaría la oferta de Herrero en caso de presentarla con carácter vinculante. El grupo cuenta con Lazard como banco asesor para la separación de los negocios de educación y editoriales.

El factor político

Fuentes del sector aseguran que el movimiento del dueño de Kiss FM ha avivado el interés de otros empresarios por comprar los medios de Prisa, tal y como intentaron el pasado verano. Según distintas fuentes próximas a las conversaciones, tanto Contreras como Barroso han vuelto a llamar a las puertas de Telefónica para que la operadora de telecomunicaciones les venda el 9% que aún mantiene de Prisa después de más de ocho años en el capital. Una participación que el grupo dirigido por José María Álvarez-Pallete ha querido vender en distintas ocasiones por el potencial conflicto de interés entre una empresa del Ibex y un medio de comunicación, pero que el presidente de la teleco no quiere traspasar sin la autorización política conveniente.

Porque, aunque Prisa es una empresa privada cotizada en bolsa, con accionistas privados, cualquier movimiento accionarial requiere del 'nihil obstat' oficioso del Gobierno, al ser considerado un grupo sistémico, como ha sucedido desde que el propietario de 'El País' y Cadena SER empezó a tener problemas de solvencia. Una coyuntura que le ha llevado a estar en dos ocasiones, en 2018 y en 2019, en causa de disolución o quiebra técnica, por lo que acometió hasta dos ampliaciones de capital por 765 millones de euros para recapitalizarse.

El grupo, de perfil progresista, se escoró hacia posturas más conservadoras a partir de que Telefónica, Santander y CaixaBank entraran en su accionariado para salvarlo del concurso de acreedores. Un giro que coincidió con la llegada de Mariano Rajoy al Gobierno y con Soraya Sáenz de Santamaría de vicepresidenta.

Pero, tras la moción de censura que sacó al político gallego de Moncloa y el desembarco de Pedro Sánchez, los medios de Prisa regresaron a su ideología natural, con cambio de directora incluida en el caso de 'El País', su buque insignia.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios