Mesa Redonda El Confidencial-Sage

La esperanza de las pymes: "España solo se salvará si apuestan por la digitalización"

La importancia de la pequeña y mediana empresa en el tejido productivo español quedó de manifiesto en un encuentro que trató de buscar soluciones al complejo momento económico actual

Las pequeñas y medianas empresas representan el 65% del PIB, emplean al 75% de la población española y juegan un papel fundamental en la vertebración de la sociedad. Un papel que está en riesgo en este 2020 debido a la crisis sanitaria y económica causada por la pandemia del covid-19. ¿Qué pueden hacer las pymes ante este reto? ¿Cuál es el papel del Estado? Transformación digital, sostenibilidad y las ayudas económicas del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia son los ingredientes de esa receta.

Esa fue la opinión generalizada de los invitados al encuentro organizado entre El Confidencial y Sage. Bajo el título ‘#Digitivación: reactivar la economía a través de la transformación digital’, la mesa redonda contó con la participación de Raúl Blanco, secretario general de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa; Gerardo Cuerva, presidente de Cepyme, y Luis Pardo, CEO de España y Portugal de Sage.

Esa ‘digitivación’ a la que hace referencia el título del encuentro fue uno de los puntos clave sobre los que se centró el debate. “Se trata de la recuperación económica a través de la digitalización de manera rápida, ágil y flexible, tanto en la pandemia como después de la misma”, explicó Luis Pardo. Pero esta transformación digital tiene que hacerse teniendo en cuenta varios criterios. Tiene que ser sostenible e incorporar en su modelo de negocio los retos sociales y ambientales que plantea el presente. “Es importante que las empresas se esfuercen y tengan en cuenta, en el desarrollo de su negocio, los 17 objetivos de desarrollo sostenible de la ONU”, admitió.

Luis Pardo, CEO de España y Portugal de Sage.
Luis Pardo, CEO de España y Portugal de Sage.

Desde Cepyme, Gerardo Cuerva puso sobre la mesa una preocupante cifra que refleja la situación de las pymes en España para entender hasta qué punto es importante poner en marcha la ‘digitivación’. “Solo el 14% tenía una relación estable con la digitalización antes de la pandemia”, lamentó. “Subirse a la transformación digital ya no es una opción", señaló Cuervas. En el pasado, añadió, la digitalización suponía una ventaja competitiva, mientras que hoy, contar con esa ventaja es "una necesidad imperiosa" para diferenciarse de aquellos que todavía no se han digitalizado.

Entre las oportunidades que aporta abrazar el entorno digital, los presentes citaron algunas como la diferenciación competitiva, la posibilidad de contar con una posición privilegiada, el crecimiento escalado y sostenible o la posibilidad de atender demandas de mercado sin perder las cualidades que dan valor al negocio. “Durante la pandemia, los negocios digitalizados no han perdido valor, sino que han aumentado sus ganancias”, reconoció Pardo. Según Nielsen Holdings, compañía global de medición y análisis de datos, en una semana de mayo, se llegó a dar un pico del 144% en las compras 'online' respecto al mismo periodo del año anterior.

“Durante la pandemia, los negocios digitalizados no han perdido valor sino que han aumentado sus ganancias” (Luis Pardo)

Esa transformación digital como palanca clave para que las empresas adquieran ventajas competitivas no está implantada todavía en las pymes. “Del 19% de firmas que tenían un plan, solo la mitad contaba con un presupuesto para ejecutarlo”, se lamentó el CEO de España y Portugal de Sage. En su opinión, es la Administración la que debe "liderar" y dar ejemplo para poner en marcha estas transformaciones.

¿Qué tiene que decir el Ejecutivo ante este guante? “Estamos ante una oportunidad única. Necesitamos diálogo social, estabilidad política y trabajar por el futuro común. Este momento de gran dificultad sanitaria y económica nos debe servir para acelerar las transformaciones que ya teníamos en cartera”, declaró Raúl Blanco. El secretario general de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa apuntó algunas de las medidas que ya se han ejecutado, como “los 125.000 millones de euros de financiación puestos en marcha en 783.000 operaciones”. Una cifra que supone el equivalente “a 13 puntos del PIB de nuestra economía", destacó.

Trabas burocráticas y teletrabajo

Uno de los aspectos en los que incidieron tanto desde Sage como desde Cepyme fue en la necesidad de aligerar la carga burocrática. Una actividad que roba un valioso tiempo a los empleados, que podrían dedicarse a otras actividades más productivas. "Se pierden miles de millones al año en tareas administrativas. La transformación digital es la solución para reducir el gasto de tiempo en tareas innecesarias", apuntó Pardo. El CEO de Sage señaló que las compañías digitalizadas son "más productivas". Un informe de la Fundación Telefónica calcula que las empresas que se digitalicen aumentarán en un 11% sus ingresos y reducirán sus gastos un 20%.

Raúl Blanco, secretario general de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa.
Raúl Blanco, secretario general de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa.

Cuerva se preguntó cuántas veces los empresarios se encuentran con la situación de tener que llevar la misma documentación a diferentes administraciones. Y a pesar de que alabó el esfuerzo que se está realizando desde la Administración por empujar la transformación digital, el líder de Cepyme recordó que todavía se puede ir más lejos: "Por eficiencia, por productividad y por conciliación de la vida laboral y familiar", expresó.

En este punto, Blanco discrepó. Aunque señaló que siempre "hay ámbito para la mejora", quiso destacar que España ocupa el segundo lugar "en el informe DESI de la Comisión Europea en cuanto a trámites y digitalización de servicios públicos" y que está "en el puesto sexto o séptimo" de un estudio similar realizado en la OCDE.

Además, los ponentes coincidieron en la importancia de haber llegado a un acuerdo para regular el teletrabajo en un contexto tan delicado como el actual. “Acelerar la digitalización y un marco estructural, absolutamente necesario para el momento en que vivimos, no ha sido fácil, pero ha sido posible gracias al diálogo social”, resaltó Blanco. Un entendimiento que también quiso subrayar el CEO de Sage: "Las empresas lo que necesitan ahora son soluciones y no choques. Entre los partidos, el Gobierno y las patronales, tenemos que tomar otro cauce, porque nos estamos jugando mucho, el país y la economía”.

“Acelerar la digitalización y un marco estructural, necesario para el momento en que vivimos, ha sido posible gracias al diálogo social" (Raúl Blanco)

Una medida que también aplaudió el presidente de Cepyme, especialmente por el hecho de haber salido adelante gracias al acuerdo de las diferentes partes. "La ley de teletrabajo, como medida que viene a quedarse, a potenciar la competitividad y la productividad de las compañías y a mejorar la vida de los trabajadores, no puede ser una imposición de una de las partes. La parte fundamental es que haya acuerdo entre el empleado y la empresa”, destacó.

Superar una guerra civil y una pandemia

Las medidas propuestas pueden no ser suficientes si, como parece indicar la situación actual, la pandemia recrudece sus efectos sobre la economía española. “Hablar de pyme es hablar de empleo y de progreso”, prosiguió Cuerva. A juicio del presidente de Cepyme, no hay que dudar en “pedir ayudas y medidas para salvar el tejido productivo”. Habría que hacerlo, admitió, porque “no será lo mismo salir de esta situación habiendo perdido cientos de miles de empresas”. Ante testimonios de firmas centenarias que se han visto con el agua al cuello, incluso algunas que se han visto forzadas a cerrar, lanzó un mensaje de esperanza: “Algunas compañías han superado una guerra civil. También superarán una pandemia”.

Gerardo Cuerva, presidente de Cepyme.
Gerardo Cuerva, presidente de Cepyme.

Cuerva agradeció “la conciencia que tiene la secretaría general sobre las pymes”, pero cree que ese cambio de modelo no se dará de un día para otro. “El problema es cultural. Hay que recorrer la última milla. No solo hay que ayudar a la empresa a digitalizarse, sino también a subsistir y resistir”. Entre los presentes, también se insistió en la idea del problema estructural de la economía española, que necesita que las pequeñas empresas se conviertan en medianas, y estas en grandes, para diversificar el estrato económico.

Para cerrar el encuentro, Blanco lanzó un mensaje optimista, pero sin dejar de advertir de la gravedad de la situación. “Tiene que haber Presupuestos Generales para 2021. Con los de 2018 prorrogados, esto no da para más. Esta vez, la recuperación depende de nosotros. No podemos echar la culpa a otros. Tenemos que hacerlo bien”. Además, reconoció que las pymes pueden estar a la altura de este gran desafío y dejó sobre la mesa otro vaticinio: “España solo se recuperará si se recuperan las pymes. Y la digitalización solo se conseguirá si estas mismas lo hacen”, ultimó.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios