Habían obtenido indeminizaciones muy bajas

Otros tres inversores renuncian a pleitear contra España y se acogen a la 'vía Ribera'

El Gobierno ha recibido notificación de que cuatro inversores que abrieron arbitrajes contra España, entre ellos una filial de Deutsche Bank, tiran la toalla y prefieren acogerse al régimen de primas

Foto: La vicepresidenta cuarta del Gobierno, Teresa Ribera. (EFE)
La vicepresidenta cuarta del Gobierno, Teresa Ribera. (EFE)

Siguen las renuncias de inversores para pleitear contra España. Después de que Masdar optara recientemente por acogerse al sistema actual de primas hasta 2031 para las energías renovables, otros tres inversores han optado por esta vía.

Ante la avalancha de arbitrajes de inversores internacionales por los cambios regulatorios a las energías renovables ejecutados entre 2010 y 2014, el Ministerio para la Transición Ecológica lanzó una propuesta para que todos aquellos fondos que renunciaran a pleitear contar el Reino de España, podrían mantener las ayudas de la retribución vigente desde 2014 hasta 2031.

De esta manera, Masdar, inversor del fondo soberano de Abu Dabi, decidió acogerse a esta vía y también han notificado esta misma intención otros tres fondos. Element Power Holdings BV, que recibió una compensación en el laudo de 2.2 millones de euros, ha planteado renuncia a tal resarcimiento, explican fuentes al tanto de su situación. Se trata de uno de los inversores que reclamaron dentro del arbitraje de PV Investors. Adicionalmente, varios de los demandantes que no recibieron compensación alguna en el laudo arbitral de este arbitraje han presentado renuncia, comprometiéndose a terminar anticipadamente el procedimiento de anulación, además de a su reinicio o continuación.

De manera paralela, algunos de los demandantes del laudo RREEF (Deutsche Bank), en el que se condenó al Reino de España al pago de 59.600.000 euros (cantidad muy inferior a la inicialmente pedida, que era de 441.000.000 euros). En este caso, la renuncia se refiere al cobro de 1,1 millones de euros asociados a todas las instalaciones eólicas.

Por último, los demandantes del laudo STADWERKE, dictado íntegramente a favor de los intereses de España. Los demandantes han manifestado su intención de terminar anticipadamente el procedimiento de anulación en el arbitraje y la renuncia fehaciente a su reinicio o continuación.

A diferencia del caso de Masdar, los otros inversores que ahora renuncian habían logrado victorias pírricas, que les reconocía cantidades ínfimas, o ninguna indemnización, con lo que económicamente les puede interesar más acogerse a la 'vía Ribera'.

El Gobierno advirtió a los inversores que tenían hasta octubre, plazo que se ha ampliado hasta diciembre por el Estado de Alarma, para decidir si continúan con la batalla legal en instancia internacionales o por el contrario prefieren el 7,4% de rentabilidad razonable que les reconoce el Ejecutivo hasta 2031.

En la actualidad, permanecen abiertos 48 procesos arbitrales: 29 de ellos están pendientes de resolución del arbitraje. Los 19 restantes se encuentran en fase de anulación o de anulación y ejecución. España se expone al abono de multas millonarias de laudos condenatorios. Sin embargo, la batalla legal que está dando la Abogacía del Estado ha permitido que por ahora no se abone ninguna cantidad. Es precisamente el riesgo de ejecución de los laudos lo que puede decantar algunas de estas renuncias.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios