Reportó al FinCen (EEUU) abonos por 3.000 M

Deutsche Bank denunció como sospechosos los pagos millonarios de Naturgy a Argelia

Clasificó como dudosas decenas de transacciones entre Gas Natural Fenosa y Sonatrach, tras un escándalo de corrupción que sacudió a la gasista argelina y alcanzó a miembros del Gobierno

Foto: Ilustración: EC
Ilustración: EC
Adelantado en

Naturgy, la gasista más grande de España y una de las principales empresas del Ibex 35, fue investigada y reportada por Deutsche Bank ante las autoridades de Estados Unidos, después de los escándalos de corrupción protagonizados por altos cargos de la Administración de Argelia y los mandatarios de la compañía gasista estatal Sonatrach.

Deutsche Bank Trust Company Americas, la filial estadounidense del gigante financiero alemán, reportó a la Financial Crimes Enforcement Networks (FinCEN), la oficina del Tesoro de EEUU encargada de investigar delitos financieros, diversos informes en los que señala decenas de pagos a Sonatrach por valor de al menos 3.500 millones de dólares (3.000 millones de euros al tipo de cambio actual) entre 2011 y 2015 hechos por la antigua Gas Natural Fenosa (ahora Naturgy).

Así queda registrado en varios informes conocidos como 'suspiciuos activity reports' (SAR) que el banco envió a FinCEN y a los que ha tenido acceso El Confidencial gracias a una investigación transfronteriza del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés). El departamento de 'compliance' de Deutsche Bank envió los informes de actividad sospechosa en el marco del escándalo de corrupción que afectó a directivos de Sonatrach y a altos cargos del Gobierno argelino en 2010. En los tres reportes, a los que ha tenido acceso este diario, el banco alemán asegura que ha realizado una investigación independiente de los pagos y que no encontró su "propósito comercial".

Chakib Khelil, exministro de Energía de Argelia.
Chakib Khelil, exministro de Energía de Argelia.

En el más reciente de los reportes, fechado el 17 de marzo de 2015, el banco se hace eco de las informaciones que apuntan a "denuncias de corrupción, lavado de dinero y soborno que involucran a Sonatrach y al exministro de Energía de Argelia Chakib Khelil" y que "una investigación judicial ha establecido que hubo una red que aceptaba sobornos a cambio de contratos con Sonatrach. Supuestamente, los intermediarios —funcionarios del Ministerio de Energía o Sonatrach— cobraron sumas colosales".

En dicho documento, el banco germano identifica como contraparte sospechosa a Sagane SA, una filial de Gas Natural Fenosa que ubica en avenida de América 38 (Madrid), una de las sedes principales de la gasista.

Según detalla en un "análisis adicional", desde el 10 de noviembre de 2014 al 13 de febrero de 2015, Sonatrach recibió nueve transacciones por un total de 971.962.081,05 dólares de Sagane SA. En esta investigación, Deutsche Bank también detalla pagos de OMV Supply & Trading AG y de In Salah Gas Ltd, aunque por montantes muy inferiores, que rondan en cada caso los 300 millones de dólares.

Un edificio de Deutsche Bank en Alemania. (EFE)
Un edificio de Deutsche Bank en Alemania. (EFE)

Respecto de estos, el reporte de actividad sospechosa, que obra en poder de las autoridades estadounidenses, señalan que "hubo una inusual variación de los montos de las transacciones en un rango que va desde los 50 dólares hasta los casi 265 millones de dólares".

Con todo lo anterior, el departamento interno de 'compliance' de Deutsche Bank concluye que "aunque algunas de las transacciones detalladas son descritas como pagos por 'petróleo gas', 'dividendos', 'propano' o 'entregas", "una investigación independiente realizada no encontró el propósito comercial de estas transacciones".

Extracto del SAR en el que Deutsche Bank reporta la actividad comercial de Sagane (Gas Natural Fenosa). (Fuente: FinCEN Files)
Extracto del SAR en el que Deutsche Bank reporta la actividad comercial de Sagane (Gas Natural Fenosa). (Fuente: FinCEN Files)

Pero Deutsche Bank ya había alertado con anterioridad sobre los pagos de Naturgy a FinCEN. El banco alemán abrió otro reporte de actividad sospechosa en 2011 a raíz de las investigaciones sobre Mohamed Meziane, entonces CEO de Sonatrach, Abdelhafid Feghouli, quien fuera presidente de Sonatrach, y tres ejecutivos por firma de contratos ilegales.

Mohamed Meziane, exCEO de Sonatrach.
Mohamed Meziane, exCEO de Sonatrach.

En este contexto, Deutsche Bank realizó una selección de contrapartes de Sonatrach por el volumen de sus operaciones y de nuevo entre los identificados aparece la filial Sagane, hoy rebautizada como Naturgy Aprovisionamientos. La entidad financiera identifica siete pagos entre junio y septiembre de 2011 por más de 1.500 millones de dólares. Al igual que sucediera después, este informe sostiene que hay una variación inusual de pagos de entre 30 dólares y 829 millones. Y de forma análoga, la filial con sede en Nueva York de Deutsche Bank advierte de "que no ha podido confirmar el propósito comercial de estos pagos", cuya descripción indica "facturas de divisiones" y "transferencias para cubrir gastos".

Extracto del análisis en que Deutsche Bank alerta de movimientos inusuales en los que no puede confirmar el propósito de los pagos descritos. (Fuente: FinCEN Files)
Extracto del análisis en que Deutsche Bank alerta de movimientos inusuales en los que no puede confirmar el propósito de los pagos descritos. (Fuente: FinCEN Files)

En febrero de 2012, un nuevo SAR involucra a Naturgy, por aquel entonces dirigida por Rafael Villaseca y presidida por Salvador Gabarró. De nuevo el reporte toma como referencia la condena a prisión de Meziane, Feghouli y otros tres ejecutivos de la firma por corrupción. Estos altos cargos de la Administración de Ablelaziz Bouteflika, presidente de Argelia entre 1999 y 2019, siguen con causas pendientes ante los tribunales.

Abdelhafid Feghouli, expresidente de Sonatrach.
Abdelhafid Feghouli, expresidente de Sonatrach.

Y en el informe vuelve a aparecer Sagane. En este caso, por ocho pagos por más de 1.025 millones de dólares realizados entre octubre de 2011 y enero de 2012. De nuevo, se apunta a una variación inusual de rangos de las transacciones de Sagane y otras firmas que va de 50 dólares a 288 millones y otra vez añade que si bien en los pagos se indica que son "facturas de propano", "facturas para cubrir gastos", etc., Deutsche Bank no ha podido confirmar el "propósito comercial" a través de su investigación independiente.

Desde Deutsche Bank, señalan a El Confidencial que "Deutsche Bank está monitorizando activamente las conductas sospechosas y comparte los hallazgos relevantes con las autoridades". No obstante, añade que "restricciones legales nos impiden a nosotros y a otros bancos comentar posibles SAR". En cualquier caso, aclara que "los bancos presentamos informes SAR de forma regular de acuerdo con nuestras obligaciones legales y como parte de nuestra colaboración con los reguladores y las fuerzas del orden para proteger el sistema financiero mundial. De este modo, ayudamos a las autoridades a capturar y procesar a quienes se dedican a actividades delictivas".

Desde la compañía española, señalan a El Confidencial que "sobre el pago de facturas sobre suministros de gas natural remitidas por Deutsche Bank Trust Company America a FinCEN, Naturgy no ha recibido requerimiento de información alguno en los años transcurridos" y añaden que "las transferencias realizadas han seguido siempre un escrupuloso chequeo de 'compliance' y auditoría interna".

Para poner en contexto la situación, las mismas fuentes de la gasista señalan que "las relaciones comerciales entre Sonatrach y Naturgy empezaron hace más de 40 años. Siempre se han circunscrito exclusivamente al abastecimiento de gas natural producido en Argelia". A este respecto, Naturgy añade que "siempre ha atendido diligente y puntualmente los pagos asociados a sus facturas de suministro, abonándose en las cuentas bancarias que Sonatrach ha fijado en cada momento y que están sujetas a la verificación del Banco Central de Argelia".

La firma estatal argelina es accionista de Naturgy desde que en 2010 la antigua Gas Natural Fenosa perdiera un arbitraje por una disputa comercial

En cualquier caso, El Confidencial no ha tenido acceso a las facturas que confirman estos pagos. No obstante, los montantes descritos por Deutsche Bank estarían en línea con el suministro habitual de gas entre ambas empresas, señalan fuentes del sector. Sonatrach y Naturgy tienen contratos de compraventa de gas para España que se canalizan fundamentalmente a través de los gasoductos que cruzan el Mediterráneo (Medgaz) y Marruecos (Magreb). Un tercio de todo el gas que anualmente recibe y consume España viene de contratos que Naturgy tiene con la firma norteafricana.

La firma estatal argelina es accionista de Naturgy desde que en 2010 la antigua Gas Natural Fenosa perdiera un arbitraje por una disputa comercial. Parte del pago fueron acciones de la compañía, que cada año proporciona dividendos. Además, Naturgy sigue pagando parte de los 2.000 millones de euros que logró obtener la firma argelina en el fallo arbitral. A 20 de julio, Sonatrach tenía un 4,1% de las acciones de Naturgy. El resto de principales accionistas del grupo energético español son Criteria Caixa, con un 24,8%, y las sociedades de capital riesgo CVC y GIP, con un 20,7% y un 20,6%, respectivamente.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios