PARA ASEGURARSE LA CONTINUIDAD DEL CEO

El Corte Inglés da un bonus de 30 millones en acciones a su consejero delegado

Consiste en la entrega este ejercicio de 10 millones de euros en títulos de El Corte Inglés, otros 10 millones el año siguiente y el último tercio en el curso 2022-2023, que termina el 28 de febrero

Foto: Víctor del Pozo, CEO de El Corte Inglés
Víctor del Pozo, CEO de El Corte Inglés
Adelantado en

El Corte Inglés apuesta a largo plazo por Víctor del Pozo. El grupo de grandes almacenes, que en los últimos dos años ha tenido hasta tres presidentes, confía su futuro en su actual consejero delegado. Hasta el punto de que le ha concedido un plan de incentivos consistente en recibir 30 millones de euros netos en acciones del 'holding' de la distribución, siempre y cuando la firma cumpla una serie de objetivos comerciales, financieros y de solvencia, según aseguran fuentes próximas a la comisión de nombramientos y retribuciones.

El bonus fue aprobado en la pasada junta general de accionistas y consiste en la entrega en este ejercicio de 10 millones de euros en títulos de El Corte Inglés, otros 10 millones en el año siguiente y el último tercio en el curso 2022-2023, que termina el 28 de febrero. El coste de este plan de incentivos para El Corte Inglés es de 60 millones de euros brutos.

El número final de acciones, que será supervisado por un experto independiente, sumará en cualquier caso el 0,3% del capital de la compañía, que ha sido valorada para este incentivo en 10.000 millones de euros. Se trata de la misma tasación utilizada para la entrada en el accionariado del inversor catarí Sheikh Hamad bin Jassim Bin Jaber al Thani en el verano de 2015.

Víctor del Pozo no podrá, inicialmente, vender esas acciones en los próximos 10 años, por lo que El Corte Inglés se asegura su continuidad, si bien otras fuentes señalan que se está negociando concederle una ventana de liquidez al quinto ejercicio para poder convertir en dinero parte de ese paquete de títulos. Otro caso sería que el consejo de administración decidiese prescindir de sus servicios o que el grupo de centros comerciales cambiase de dueño, alternativas en las que el primer ejecutivo de la cadena sí tendría derecho a que el 'holding' le recomprase su participación.

Aunque es una posibilidad remota, el acuerdo incluye que El Corte Inglés, en el caso de no disponer de liquidez para la entrega de ese incentivo, se compromete a vender tantos bienes como sean necesarios para atender esta obligación con su consejero delegado, según indican fuentes próximas a la comisión de nombramientos y retribuciones.

Entrada de El Corte Inglés de Callao, en Madrid. (EFE)
Entrada de El Corte Inglés de Callao, en Madrid. (EFE)

Se trata del primer plan de remuneración a largo plazo exclusivo para el primer ejecutivo aprobado por la junta general de accionistas en la historia de El Corte Inglés, que hasta la fecha tenía un sistema peculiar de pago en acciones a ejecutivos y empleados aprendido por los fundadores de la sociedad cuando emigraron a Cuba. El objetivo con este nuevo bonus a largo plazo es poner en práctica los modelos habituales de retribución de las sociedades cotizadas, con el fin de alinear los intereses de los accionistas con los del consejero delegado.

Además, el 'holding' de los grandes almacenes pretende premiar al directivo que, hasta la aparición del covid-19, había estabilizado la cuenta de resultados, con crecimientos del ebitda y del beneficio operativo, reducido la deuda y mejorado la solvencia de la compañía, que en la anterior crisis financiera tuvo verdaderos problemas de liquidez, lo que la llevó a pedir ayuda a la banca. No obstante, debido a la expansión del coronavirus, el grupo ha tenido que pedir un nuevo crédito de 1.300 millones para garantizar su liquidez y afrontar el desplome de la economía, que afectará a su cuenta de resultados.

El Corte Inglés consiguió cerrar el año fiscal 2019-2020 con un incremento del 20% del beneficio neto consolidado, que alcanzó la suma de 310 millones de euros. La compañía también logró una evolución positiva de su beneficio bruto de explotación (ebitda), que superó los 1.097 millones, un 5,4% más que en el ejercicio anterior. La cifra de negocio consolidada llegó a los 15.260 millones, lo que supone un incremento del 1,2% si no se tiene en cuenta la facturación de Informática El Corte Inglés (Iecisa), cuya venta se cerró ya en el curso actual. Asimismo, el margen bruto de la compañía ha aumentado en un 0,3%, hasta situarse en 4.504 millones.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios