RESULTADOS

Santander y BBVA dan por perdidos 5.800 M por demandas e inspecciones fiscales

Las provisiones de la banca por litigios bajan en 2020 por el efecto divisa y por la pérdida de algunos pleitos de las entidades. BBVA y Bankinter son los únicos que dotan más

Foto:
Adelantado en

La banca sigue jugándose casi tanto en los tribunales como en las oficinas. Las grandes entidades españolas acumulan provisiones por 8.406 millones para hacer frente a demandas de sus clientes y pleitos fiscales. De estos, la mayor parte corresponde a frentes legales de Santander y BBVA, que afrontan entre ambos juicios en los que ya han dado por perdidos —dotado— 5.810 millones.

La cifra global de provisiones ha bajado en el primer semestre en más de 1.000 millones, desde los 9.500 millones que tenían dotados los bancos españoles al cierre de 2019 a los 8.406 millones. El principal motivo es el efecto divisa: Santander tiene la mayor parte de sus pleitos en Brasil, donde la moneda se ha depreciado frente al euro. De ahí que la valoración de las dotaciones por litigios haya caído de 5.500 millones a 4.570 millones, según fuentes de la entidad.

Los riesgos de Santander en su principal filial, la brasileña, ascienden a casi 3.900 millones, de los que 850 millones están provisionados y el resto se consideran como pasivo contingente —de riesgo alto—. Son la mayoría de índole fiscal. El resto del potencial agujero llega por demandas vinculadas a Banco Popular, las cláusulas suelo, el IRPH, las multidivisa polacas y los seguros de protección de pago británicos (PPI).

El frente del IRPH y las 'revolving'

Como Santander, la mayoría de entidades españolas redujo el volumen de provisiones en la primera mitad de 2020, al ir llegando sentencias del pasado que han hecho que se usen estas dotaciones. A eso se suma que los bancos se aferran a una lectura a su favor de las sentencias europeas y del Supremo del IRPH, las tarjetas 'revolving' y los gastos hipotecarios para no haber hecho ninguna provisión extraordinaria durante los últimos meses, a la espera de cómo las aplican los tribunales.

Solo dos entidades han decidido aplicar nuevas provisiones legales en el semestre: BBVA y Bankinter. La primera no detalla los motivos, aunque resalta en sus cuentas los riesgos del IRPH y las 'revolving'. Sus dotaciones para litigios y las restantes provisiones han escalado por ello de 1.134 millones a 1.240 millones.

Carlos Torres, presidente de BBVA. (EFE)
Carlos Torres, presidente de BBVA. (EFE)

Por su parte, Bankinter elevó su colchón para juicios legales y fiscales de 364 a 391 millones. En sus cuentas explica que la mayor parte de las dotaciones nuevas, por valor de 111 millones, llegan de demandas de las hipotecas multidivisa y reconoce que han revisado su cartera para estimar provisiones por las tarjetas 'revolving'.

Por detrás de Santander y BBVA, la tercera entidad con más frentes legales es CaixaBank, con 1.076 millones dotados por pleitos de clientes y riesgos fiscales. La entidad catalana, una de las más expuestas al IRPH, reconoce que todavía no ha asumido provisiones por ello y hace mención del caso de las 'revolving', del que asume que tendrá un coste.

El resto de entidades con más colchón frente a litigios son Unicaja, con 457 millones; Bankia, con 368 millones; Ibercaja, con 134 millones; Abanca, con 118 millones; y Liberbank, con 51 millones. Las otras tres grandes entidades, Sabadell, Kutxabank y Cajamar, todavía no han publicado sus informes semestrales.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios