PROPUSIERON REPARTIRSE 35 MILLONES

Globalia aprobó un superdividendo antes de pedir el rescate al Estado

Los dueños de Air Europa y Viajes Halcón propusieron repartir 35 millones de euros entre la familia, una cantidad histórica, justo antes de la irrupción del covid-19

Foto: Un avión de Air Europa, en el aeropuerto de Palma. (EFE)
Un avión de Air Europa, en el aeropuerto de Palma. (EFE)
Adelantado en

El pleno del Congreso de los Diputados aprobó este miércoles el decreto ley anunciado por el Gobierno el pasado 3 de julio para crear un fondo público millonario para ayudar a empresas privadas con graves problemas financieros y que se consideran estratégicas para el país. Una de las primeras en solicitar este rescate, que asciende a 10.000 millones de euros del Estado, ha sido Globalia, el mayor grupo turístico español, tal y como adelantó El Confidencial el pasado 10 de julio.

Según aseguran fuentes financieras, la familia Hidalgo, dueña del 95% de las acciones del 'holding' balear, propietario de compañías como Air Europa o Halcón Viajes, aprobó el reparto de un dividendo millonario durante el mes de febrero, justo antes de la expansión del covid-19. La cantidad, según otras fuentes, rondó los 35 millones de euros, que fueron percibidos por el presidente, Juan José Hidalgo, que tiene el 51% del 'holding', su hijo y consejero delegado, Javier Hidalgo, que controla el 17%, su hermana Cristina (7%), la otra hermana, María José (5%), Juan Antonio Hidalgo (9%) y Abel Matutes (5%).

Los citados 35 millones de euros suponen más de los beneficios que obtuvo Globalia en 2019, que, según fuentes financieras, rondaron los 32 millones brutos, algo más de 24 millones netos. Por tanto, los accionistas habrían decidido tirar de reservas voluntarias para abonarse dicha remuneración. La compañía suele hacer públicos sus resultados entre abril y mayo, pero este ejercicio no los ha difundido todavía. En 2018, último año que comunicó sus cuentas, el grupo balear obtuvo un beneficio neto de 48,7 millones, por lo que las cifras preliminares de 2019, afectadas principalmente por el comportamiento del dólar frente al euro, reflejarían un descenso de casi el 50%.

El objetivo inicial del consejero delegado era ganar 90 millones de euros, para llegar a los 200 millones en 2022, fecha de finalización del actual plan estratégico que arrancó el 1 de enero de 2019 y que tenía como objetivos principales aumentar las rutas de Air Europa a Latinoamérica y duplicar la red de su cadena de hoteles, Be Live.

Fuentes próximas indican que cuando los Hildago adoptaron la medida de pagarse un dividendo así, todavía no se conocía la dimensión de la pandemia

Fuentes próximas a Globalia indican que cuando los Hidalgo adoptaron la medida de pagarse un dividendo de importe extraordinario, todavía no se conocía la dimensión que acabaría adquiriendo la pandemia del covid-19, pese a que ya se había expandido en China y había aterrizado en Italia con dureza. De hecho, agregan que los accionistas siempre habían sido muy austeros en el reparto de dividendos, ya que en los últimos 10 años solo se habían retribuido en tres ocasiones. Fue en 2011, 2015 y 2018, por importe de seis millones en cada una de las ocasiones.

El reparto de ese dividendo es completamente legal y no está afectado por la petición de los 130 millones de euros que Globalia solicitó a una serie de bancos con garantías del Estado a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO). Una vez recibido este balón de oxígeno, la compañía ya no puede repartir ningún tipo de retribución a los accionistas hasta que devuelva ese crédito exprés solicitado en abril, cerrado en junio y que prácticamente ya ha consumido.

Pérdidas históricas

Dada la grave situación del sector turístico, Globalia se ha visto abocada a requerir al Gobierno un rescate de una cantidad muy superior, ya que Javier Hidalgo estima que este año se cerrará con pérdidas de unos 600 millones de euros. Pero el Estado previamente tiene que hacer una valoración de la situación actual del 'holding' para saber qué dinero aporta, en qué forma y con qué garantías, ya que corre el riesgo de quedarse con las acciones de la compañía en caso de impago.

Globalia no fue la única compañía que aprobó el reparto de un dividendo en las semanas o días previos a la expansión del coronavirus. Empresas cotizadas como Banco Santander, BBVA, Bankia, CaixaBank, Ferrovial, Vocento, Gestamp, Cepsa, NH Hoteles o Amadeus, entre otras, habían anunciado a los inversores que pagarían la tradicional remuneración a los accionistas. Pero la mayoría de ellas decidieron rectificar y anular esos pagos que ya habían sido aprobados por el consejo de administración y solo necesitaban el último refrendo de la junta general de accionistas. La última fue Aena, la sociedad controlada por el Estado que gestiona los aeropuertos españoles, que tomó esta decisión el pasado 30 de junio.

Globalia declinó hacer comentarios.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios