La SEPI gestionará las participaciones

El Gobierno crea un fondo de 10.000 M. para capitalizar empresas estratégicas

Forma parte de la segunda línea de apoyo al sector empresarial aprobada hoy. El Gobierno sigue así la estela de países como Francia o Alemania que ya están realizando inyecciones de capital

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (Efe)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (Efe)

El Gobierno ha aprobado hoy en el Consejo de Ministros la creación de un fondo público para realizar inyecciones de capital en las empresas estratégicas. Estará dotado inicialmente con 10.000 millones de euros de presupuesto y será gestionado por el Ministerio de Hacienda a través de la SEPI. El objetivo de este instrumento fiscal será entrar en el capital de las empresas que estén atravesando problemas temporales y cuya superviviencia se considere clave para el país. Este fondo completa el segundo programa de apoyo al sector empresarial adelantado por este periódico.

Con esta medida, el Gobierno sigue la estela de otros grandes países europeos, como es el caso de Alemania o Francia, que llevan ya semanas apoyando a su tejido productivo estratégico con inyecciones de capital. La diferencia con los avales del ICO es que esta línea no es financiación, sino capital, esto es, el Estado adquirirá participaciones de las empresas seleccionadas. El Gobierno ha informado a través de una nota que empleará diversos instrumentos financieros para vehicular estas ayudas, como "préstamos participativos, la adquisición de deuda subordinada o la suscripción de acciones". Esto significa que el Gobierno podrá acudir a ampliaciones de capital que realicen las empresas para recapitalizarse.

Este instrumento financiero, bautizado como Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas, se regirá de acuerdo a los criterios de participaciones estatales regulado por la Comisión Europea para no incurrir en las temidas ayudas de Estado. La Comisión Europea también ha flexibilizado la regulación de ayudas de estado, a iniciativa de Alemania, para permitir estas recapitalizaciones con dinero público. Entre otras cuestiones, esta normativa garantiza una gestión profesional de las empresas participadas para que no sean utilizadas como instrumento de la política económica. Eso significa que no se realizarán nacionalizaciones de empresas con objetivos políticos. Los beneficios de las futuras ventas del capital o los dividendos generados por las inversiones se ingresarán en el Tesoro Público.

"España no va a dejar a nadie atrás, ni a los trabajadores ni a las empresas", ha asegurado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "la finalidad es garantizar la continuidad de las empresas que constituyen el corazón de nuestro tejido productivo". El Gobierno valorará el carácter "estratégico" de las diferentes empresas en función de varios criterios. Entre ellos, se incluye "el impacto social y económico, la relevancia para la seguridad, la salud de las personas, las infraestructuras, las comunicaciones o la contribución al buen funcionamiento de los mercados", explica el Gobierno en una nota de prensa.

El Gobierno pasa a la siguiente fase: el apoyo de liquidez se convierte ahora en ayudas públicas a la solvencia y la inversión

Esta es la respuesta del Gobierno al nuevo reto que plantea la economía una vez que ha entrado en la nueva normalidad. El programa de 100.000 millones de avales del ICO permitió aliviar los problemas de liquidez de las empresas, pero ahora empiezan los problemas de solvencia derivados de las pérdidas acumuladas en los últimos meses. Para evitar el cierre de tejido productivo estructural, el Gobierno ha optado por poner en marcha este instrumento de capitalización que permitirá al Estado absorber una parte de las pérdidas.

Además de este fondo de 10.000 millones de euros, el Consejo de Ministros ha aprobado hoy la creación de otro paquete de línea de avales del ICO dotado de 40.000 millones de euros. Sin embargo, estas garantías se destinarán a proyectos de inversión, con el objetivo de ser un instrumento dinamizador de la economía. Eso significa que el Gobierno rechaza mantener el respaldo del ICO para vencimientos de deudas y facturas, y ahora será necesario que estos avales garanticen la inversión.

Pacto por el empleo

El Gobierno también ha cerrado este viernes con los agentes sociales un pacto por la reactivación económica y el empleo. La firma se ha realizado al finalizar el Consejo de Ministros en el Palacio de La Moncloa y han acudido los presidentes de las patronales CEOE, Antonio Garamendi, y Cepyme, Gerardo Cuerva, y los secretarios generales de los sindicatos CCOO, Unai Sordo, y UGT, Pepe Álvarez.

El Gobierno crea un fondo de 10.000 M. para capitalizar empresas estratégicas

Este documento no avanza ninguna medida concreta, sino que es una declaración de intenciones del Gobierno y los agentes sociales para fomentar la recuperación económica. Entre las medidas que se contemplan se incluye la mejora de los ERTE (expedientes de regulación temporal de empleo) en la legislación española utilizando como base la experiencia de esta crisis, la revisión de las políticas activas de empleo, o el impulso de pactos nacionales por la industria o la 'transición verde'.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios