Nuevo actor en España en el sector del gas

La gasista de Temasek (Singapur) renegocia sus contratos: "Preferimos evitar arbitrajes"

El CEO en Europa de Pavilion Energy, José Simón, da cuenta de los primeros pasos de la firma tras establecerse en Madrid como 'hub' para Europa después de comprar la cartera de gas de Iberdrola

Foto: El CEO en Europa de Pavilion Energy, José Simón.
El CEO en Europa de Pavilion Energy, José Simón.
Adelantado en

La vida le ha cambiado radicalmente desde hace un año a José Simón, máximo responsable de Pavilion Energy en Europa. Este ejecutivo era hasta hace 12 meses director en Iberdrola, uno de los puestos de los que casi nadie se mueve por voluntad propia. Pero tras 22 años en la eléctrica, decidió dar el salto a la firma gasista de Temasek, el fondo de inversión estatal con sede en Singapur y uno de los vehículos de inversión más potentes del mundo. En España, es conocida sobre todo por su participación en Repsol.

Torre Cristal, en el complejo de las cuatro torres de la Castella, en Madrid, donde tiene su sede europea Pavilion Energy. (EFE)
Torre Cristal, en el complejo de las cuatro torres de la Castella, en Madrid, donde tiene su sede europea Pavilion Energy. (EFE)

En este año, José Simón ha formado un equipo para Pavilion de 30 personas de 10 nacionalidades distintas procedentes de compañías como Naturgy, Endesa, Repsol, la propia Iberdrola o Petronas y Centrica en el ámbito internacional. Y además, convenció a la compañía asiática para que ubicara su centro de operaciones en Madrid en lugar de Londres o Suiza, como tenía previsto. "España es el país con mayor cultura del GNL de toda Europa. Cuando otros contaban con grandes gasoductos, aquí se apostó por construir seis regasificadoras para almacenar gas traído por barcos. Eso hace que aquí tengamos a los mejores profesionales del sector", señala el directivo, que además añade que Madrid cuenta con cierta ventaja de menores costes respecto a otras grandes plazas.

Todo ello ha desembocado en que su actividad se desarrolle desde Torre Cristal, uno de los cuatro rascacielos de la capital de España. Allí se ubica una oficina con paredes en las que hay vegetación natural, una decoración importada del sureste asiático del que es originaria esta multinacional. El ex alto cargo de Iberdrola ahora tendrá que viajar una vez al mes a Singapur y el covid le ha obligado a mantener reuniones telemáticas con el consejo de administración a las cuatro de la mañana en la buhardilla de su casa, debido al cambio horario con el país asiático.

Pavilion nació en 2013 y en 2018 fichó a Frédéric Barnaud, un alto ejecutivo de Gazprom. Tras ello, en 2019, decidieron dar el salto a Europa. El paso más importante fue la compra de la cartera de contratos de gas de Iberdrola por 115 millones de euros. Eso fue en junio del año pasado. El 1 de enero, comenzaron su operativa ya con su nueva sede en la capital de España y el recién incorporado equipo, algunos de los cuales aún teletrabajan. Y en ese 'impasse' de tiempo han visto primero cómo caían los precios del gas y posteriormente se hundían por la bajada de la demanda derivada de la crisis del coronavirus.

Foto de archivo del distrito financiero de Singapur. (Reuters)
Foto de archivo del distrito financiero de Singapur. (Reuters)

"Cuando se realizó la operación de compraventa con Iberdrola, ya veíamos que los precios iban a caer por la sobrecapacidad mundial, pero para eso hay instrumentos financieros que permiten cubrirte", señala José Simón, quien explica que la caída de un 75% en los precios de esta materia prima se deriva en una revisión de precios a la baja de sus contratos como operador mayorista. "Estamos en procesos de renegociación con algunos de nuestros proveedores" asegura el CEO en Europa de Pavilion, que cuenta con contratos en EEUU, Noruega, Nigeria o Indonesia.

Respecto a estas negociaciones, asegura que prefiere que discurran por la vía amistosa: "Yo soy partidario de evitar los arbitrajes, porque su resolución genera una incertidumbre que afecta a la operativa del día a día". "Desde 2001, soy responsable de contratos a largo plazo y he tenido que realizar muchas negociaciones". "Un arbitraje tiene un periodo de resolución de dos o tres años y mientras tanto no sabes qué precio puedes dar a tus clientes, si el que fija el proveedor o el que crees que saldrá del litigio. Todo ello genera una contingencia extraordinaria que produce incertidumbre", explica José Simón que, sin embargo, añade que "hay ocasiones en que no queda otro remedio porque el proveedor se niega a negociar". Otras grandes gasistas, como Naturgy, ya han advertido de que si no logran acuerdos amistosos podrían plantear arbitrajes para alcanzar precios más acordes con las circunstancias actuales.

"Un arbitraje puede extenderse dos o tres años, y mientras no sabes qué precio puedes dar al cliente. Genera incertidumbre"

Al margen de esta contingencia y de los equilibrios a los que está obligando el coronavirus, el CEO en Europa de Pavilion Energy señala que tiene un plan de crecimiento en el medio y largo plazo. Actualmente, factura entre 1.000 y 1.500 millones de dólares al año. Su plan va en varias direcciones. En primer lugar, quieren avanzar en todo lo que tiene que ver con sostenibilidad. De esta manera, han lanzado ya una licitación en donde el GNL tiene que tener emisiones neutras por la extracción y el transporte de la materia prima. Este proceso se ha lanzado ya en el país asiático y no descartan hacer lo mismo en Europa.

El crecimiento de volumen estima que servirá durante todo el proceso de transición energética hasta 2050: "Creemos que el gas tendrá un importante recorrido en el transporte pesado tanto por tierra como por mar". Y en el proceso de electrificación de la economía, estima que también habrá espacio para el gas como suministro de las plantas de ciclo combinado que producen electricidad. "El cierre del carbón y de las nucleares dejará más espacio a los ciclos combinados, pero actualmente, sin unas primas por su disponibilidad, muchos de ellos no son rentables, con lo que esta situación debería arreglarse a nivel europeo", explica el responsable de la firma energética.

Hay más. Desde que echaron a andar, ya han puesto otros potenciales negocios encima de la mesa. "Queremos coparticipar en proyectos de gas renovable y biogás con otros socios", y añade que otra línea a explotar es el 'bunkering', es decir, el repostaje de barcos con gas desde otros barcos en lugares estratégicos como Barcelona o Algeciras. En este sentido, ya tienen camino recorrido: "Singapur es el lugar del mundo donde más barcos repostan", detalla el responsable de Pavilion. Otra línea que ya ha abierto es su participación en Mibgas, el mercado organizado del gas en la península Ibérica, donde ya son el primer creador de mercado de GNL.

Desde el punto de vista geográfico, dentro de Europa, además de España, están presentes en Reino Unido y Róterdam (Holanda). "Queremos ir a los mercados europeos más maduros y explorar la posibilidad de ir a otros como Italia o los bálticos", concluye el CEO para Europa de la gasista de Temasek, accionista al 100% de la compañía y quien proporciona todas las necesidades financieras a Pavilion.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios