PARA SEGUIR REBAJANDO LA DEUDA

Telefónica negocia la venta de otros 12 centros de datos al fondo Asterion

La compañía presidida por José María Álvarez-Pallete mantiene conversaciones avanzadas con el fondo de capital riesgo, que se quedaría con toda esta infraestructura de la operadora

Foto: Foto: EFE.
Foto: EFE.

Telefónica sigue reduciendo grasa para afinar su balance, cargado todavía de deuda pese a los esfuerzos del equipo gestor por reducir el pasivo. Según aseguran fuentes financieras, la compañía de telecomunicaciones está en conversaciones avanzadas para vender al fondo de capital riesgo Asterion Industrial Partners los doce centros de datos que aún mantiene en cartera por unos 150 millones de euros. No obstante, el grupo presidido por José María Álvarez-Pallete se guarda una carta para entrar en el capital de Nabiax, la sociedad del 'private equity' que se ha quedado todos los 'data centers' de la operadora.

Según indican las mismas fuentes, Asterion, dirigido por Jesús Olmos, ex de KKR, ha presentado ya una oferta vinculante a Telefónica para quedarse con los doce centros de datos que se quedaron fuera de la transacción acordada en mayo de 2019. Hace poco más de un año, el fondo de capital riesgo firmó la adquisición de once 'data centers' a Telefónica por 550 millones, transacción que se tradujo en unas plusvalías de 213 millones para la compañía participada por BBVA y Caixabank. En concreto, se hizo con los situados en Argentina (2), Brasil (2), Chile (1), Estados Unidos (1), España (2), México (1) y Perú (2).

El acuerdo incluyó la firma de un contrato de prestación de servicios de 'housing'. De esta forma, Telefónica seguía prestando y gestionando los servicios a sus clientes desde estos 'data centers' para mantener la relación directa con ellos y garantizar la seguridad de los mismos, un aspecto vital para el grupo. El objetivo era continuar con la oferta de servicios de conectividad y capacidades 'cloud' para el segmento corporativo, un elemento que se ha convertido en clave por el teletrabajo provocado por la expansión del covid-19.

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete. (EFE)
El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete. (EFE)

Pero en este caso y debido a la puesta en valor de este negocio durante la pandemia, Telefónica no quiere desprenderse totalmente de esta actividad. Según indican fuentes conocedoras de las conversaciones, la multinacional quiere tomar una participación en Nabiax, la sociedad que ha creado Asterion para gestionar los 'data center' que le ha comprado a la propia Telefónica. Nabiax está dirigida por Emilio Díaz, uno de los hombres relevantes de Indra durante la presidencia de Javier Monzón, que el año pasado fue nombrado consejero delegado. Su número dos es Eduardo Gómez-Leal, que trabajó durante más de diez años en la operadora.

Fuentes del sector indican que el movimiento de Telefónica es cuanto menos curioso, ya que la multinacional está creando una división de infraestructuras para demostrar a los inversores que la cotización del grupo vale menos que la suma de las partes. "Telefónica persigue poner en valor un portafolio único de activos, enfocándose en el desarrollo y monetización de torres, sistemas de antenas distribuidas, 'data centers' -incluido EDGE-, proyectos 'greenfield' de fibra o cables submarinos, entre otros", explica la compañía.

Telefónica también está buscando un socio para su división llamada Tech, operación encargada a Morgan Stanley

Estas fuentes indican que la venta inicial a Asterion se debió a una necesidad de obtener liquidez inmediata debido a la deuda que arrastraba. La desinversión actual, con la compañía en mejor situación financiera, es consecuencia del pacto con el fondo de capital riesgo. Pero Telefónica quiere seguir invertida en este negocio porque en la casa se considera que puede ser muy rentable a medio plazo.

Bautizada como Telefónica Infra, esta filial incluye el 50,01% de Telxius como principal activo, que a día de hoy tendría una valoración superior a los 3.000 millones de euros. La compañía contrató a Goldman Sachs para buscar inversores, ya que "está abierta a distintos esquemas de participación accionarial (mayoritaria o minoritaria), y a los mejores socios para cada uno de los tipos de activo".

Telefónica también está buscando un socio para su división llamada Tech, operación encargada a Morgan Stanley, al tiempo que está intentando vender Hispam, el holding que agrupa a la mayoría de sus filiales en Latinoamérica, salvo Brasil. La compañía, que ha perdido un 33% de su valor en bolsa en lo que va de año, anunció en mayo un acuerdo para fusionar su negocio en UK con Liberty y negocia una alianza con Vodafone para repartirse las torres de infraestructura que comparten.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios