PARA EJECUTAR EL PLAN DE REESTRUCTURACIÓN

Telefónica encarga a Citi acelerar la venta de Latam a Millicom y Liberty por 6.000 M

La operadora contrata al banco estadounidense para conseguir cerrar esta desinversión antes de la próxima junta general de accionistas, que se celebrará en junio

Foto: Imagen: Enrique Villarino.
Imagen: Enrique Villarino.
Adelantado en

José María Álvarez-Pallete, presidente de Teléfonica, tiene prisa por ejecutar el 'plan de acción' aprobado en el consejo de administración extraordinario de la compañía de finales de noviembre de 2019 con el objetivo final de levantar el precio de la cotización. Según han confirmado fuentes financieras, la operadora ha contratado a Citi para acelerar la venta del 'holding' que aglutina las filiales en Latinoamérica, con la excepción de Brasil. Millicom y Liberty son los principales candidatos para comprar este grupo, valorado entre 11.000 y 13.000 millones de euros.

El presidente de Telefónica ha contratado los servicios de Citi para ejecutar esta operación, para la que inicialmente estaba asesorando Morgan Stanley. Pero el primer directivo de la multinacional ha decidido reforzar su equipo de bancos de inversión para tratar de cerrar esta desinversión antes de la próxima junta general de accionistas, que se celebrará presumiblemente el próximo mes de junio. Pallete quiere presentarse ante los verdaderos propietarios de la compañía con los deberes hechos para demostrar que el 'plan de acción' se ejecuta.

El banco americano fue seleccionado la semana pasada para encauzar las potenciales ofertas por Hispam, el 'holding' que engloba los negocios en Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, México, Perú, Uruguay y Venezuela. Aunque algunas grandes fortunas locales se han puesto en contacto con Telefónica para mostrar su interés por esta operación, fuentes financieras indican que las negociaciones están dirigidas a encontrar un grupo industrial con presencia ya en la zona y con capacidad financiera para comprar al menos el 50% del capital.

Según fuentes del sector, las compañías a las que mejor les encaja Telefónica Hispam son Millicom y Liberty, dos operadoras que ya tienen negocios en Latinoamérica y que, salvo en Colombia, no tendrían problemas de competencia para que la adquisición fuese autorizada por excesiva concentración de mercado. La primera, que opera en la región bajo la marca Tigo, ya compró a la española sus filiales en Centroámerica Costa Rica, Panamá y Nicaragua el pasado año por 1.450 millones de euros. Por su parte, en octubre, Liberty se hizo con los negocios de AT&T en Puerto Rico y las Islas Virgenes por 1.950 millones de dólares.

El presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete. (EFE)
El presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete. (EFE)

Telefónica no quiere abandonar totalmente estos países, pero sí reducir de forma sustancial su exposición, que le ha dado muchos dolores de cabeza debido a la volatilidad de las divisas. En los nueve primeros meses del pasado año, las oscilaciones de las monedas locales en estas filiales redujeron los ingresos en 1.337 millones, castigaron el Oibda (resultado de explotación más amortizaciones y depreciaciones) en 391 millones y afectaron en 160 millones la generación de caja. Con los ingresos de la venta de estos negocios, Telefónica podría reducir la deuda y financiar el crecimiento en Brasil, donde se ha interesado por la subasta de los activos de su rival OI, tal y como adelantó El Confidencial el pasado 16 de septiembre.

“Nuestras operaciones en Latinoamérica eran hasta hace unos años el motor de crecimiento de la compañía. Sin embargo, las condiciones particulares en estos mercados han impactado en la evolución de los negocios, mermando su contribución en los últimos años por distintos motivos, y a pesar de los enormes esfuerzos de los equipos locales, que siempre han mostrado un fuerte compromiso”, aseguró Álvarez-Pallete cuando anunció la reestructuración operativa y geográfica el pasado mes de noviembre.

Telefónica está trabajando contrarreloj para segregar estas subsidiarias en un 'holding' que está siendo dirigido por Alfonso Gómez, nombrado consejero delegado a finales de 2019. Gómez reporta directamente a Laura Abasolo, directora de Finanzas y Control del Grupo Telefónica (CFCO) y presidenta de Telefónica Hispam, una de las personas a las que el presidente ha dado orden de acelerar cuanto antes la desinversión.

Con esta operación, más la venta parcial de Telefónica Tech, de la que se encarga Morgan Stanley, y la puesta en valor de Telefónica Infra, coordinada por Goldman Sachs, la multinacional quiere obtener los ingresos suficientes para rebajar drásticamente su deuda y poder afrontar con la caja llena las futuras inversiones en Brasil y en las concesiones de la tecnología 5G.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios