CUENTAS ANUALES

El FROB valora a cero su posición en Sareb y ejecuta un nuevo préstamo del rescate

El fondo de rescate español da por perdidas el 100% de las ayudas que se inyectaron en Sareb, lo que ha provocado que sufra nuevos números rojos en 2019, de 282 millones

Foto: Jaime Ponce, presidente del FROB. (EFE)
Jaime Ponce, presidente del FROB. (EFE)

El Fondo de Reestructuración (Frob) valora a cero su posición en Sareb. El principal accionista del banco malo asumió en marzo que, a día de hoy, es imposible recuperar ni un euro de los casi 2.200 millones que inyectó en 2012. El fondo de rescate ha ido asimilando esta pérdidas poco a poco en los últimos años y fue en 2019 cuando registró las últimas provisiones por 169 millones, para dejar el contador a cero.

Esto y un pequeño ajuste en la participación en BFA, la matriz de Bankia, de 30 millones, hicieron que el Frob perdiera 282 millones el año pasado, un 70% menos que el anterior ejercicio.

El fondo presidido por Jaime Ponce —cuyo mandato vence en junio pero ha sido prorrogado temporalmente— explica en sus cuentas que fue conservador en la valoración de BFA de 2019, "teniendo en consideración el elevado grado de incertidumbre respecto a la evolución de la economía, así como el nivel actual de volatilidad de los mercados de deuda". "No se ha considerado adecuado tener en consideración las plusvalías tácitas existentens al cierre del ejercicio 2019, con una aproximación prudente en la valoración de la participada", añade.

En este contexto, el valor neto contable de su participación en BFA, que controla al 100% y que tiene un 61,8% de las acciones de Bankia, fue de 9.500 millones. El Frob reconoce en sus cuentas que "en un hipotético escenario liquidativo" esta posición hubiera valido 4.862 millones a finales de 2019. Esta 'tasación' se hizo con una cotización de 1,9 euros por título de Bankia, que actualmente se mueve un euro por debajo de ese nivel, en 0,91 euros por acción. De ahí que el fondo no tenga prisa por privatizar, ya que hacerlo podría provocarle un 'roto' de entre 5.000 y 7.000 millones.

Otra de las grandes novedades de las cuentas del Frob es la decisión de amortizar una nueva parte del préstamo del rescate europeo: 3.000 millones de euros que fueron convertidos el pasado 20 de febrero. Lo hizo para evitar estar en patrimonio negativo, a pesar de que la ley se lo permite. "Esta conversión no supone inyección de nuevos fondos al Frob, ni afecta en modo alguno a la capacidad del Estado de recuperación de las ayudas públicas concedidas. Tampoco tiene impacto en déficit ni en deuda pública", expone el fondo.

Anticipo para el sector

Las provisiones hechas en el Frob por el deterioro de Sareb son un preludio de lo que irán provisionando en los próximos trimestres el resto de accionistas, los grandes bancos liderados por Santander, CaixaBank y Sabadell. El fondo explica que tomó esta decisión "sobre la base del plan de negocio de Sareb, que fue aprobado por su consejo el 9 de marzo de 2020 en sus escenarios más conservadores". El banco malo ha virado en los últimos meses de estrategia para parecerse más a una inmobiliaria que a un banco, priorizando las daciones en pago de la deuda.

Una de las nuevas vías de ingresos para el Frob ante estos deterioros son las demandas contra antiguos gestores de las cajas, por las que ya ha recuperado 20,3 millones y de las que espera "una notable carga de trabajo" en 2020.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios